Quiero una chica de Serie B Autor: Iván Sarnago Formato: Libro de tiras, tapa blanda. Precio: No lo marca. ¿12€, pudo ser? Editorial: Anidia...

Quiero una chica de Serie B

Autor: Iván Sarnago

Formato: Libro de tiras, tapa blanda.

Precio: No lo marca. ¿12€, pudo ser?

Editorial: Anidia Editores.

Suelo comprar tebeos de autores españoles cuando tengo la ocasión y el producto tiene un mínimo de dedicación y algo de interés. Siempre nos quejamos de que no hay cantera, de que las editoriales no apoyan al autor nacional, de que cuando alguno tiene un mínimo de éxito se tiene que largar al extranjero porque aquí se muere de hambre… y el primer culpable suele ser el lector, que prefiere dejarse los euros en el último tochaco de Los Vengadores o en un tebeo raro de Vertigo que en una publicación más modestita pero de un autor local nuevo. Así que cuando salió a la venta en… mmm, dejadme mirar… el Expocómic de 2009 este tomo recopilando ciento y pico tiras publicadas en internet lo compré. Y además que el autor es vecino de Burgos, como el que suscribe, y había leído alguna tira que tenía su punto.

Y bueno. La verdad es que podría haber sido peor. ¿Y mejor? Sí, tambien podría haber sido muchísimo mejor.

Lo primero que llama la atención es la disparidad de estilo del principio al final del tebeo. En serio, no parece el mismo autor. Y se atreve a hacer varias tiras quejándose/burlándose de que cierta editorial le dijo que antes de publicar nada tenía que madurar gráficamente. Sorprendente.

Por otro lado, el humor es demasiado localista y anclado en el tiempo. Hacer chistes sobre el ex alcalde de Burgos, Juan Carlos Aparicio, sin identificarlo ni nada… pues hombre, quizás los menos de 200000 habitantes que tiene esta nuestra ciudad, hoy en día, pudieran encontrarle una cierta gracia. Al menos, los cuarenta y pico mil que votaron contra ese alcalde en las elecciones de 2007 (dicho sea de paso, tiene varias tiras muy politizadas, incluso un tanto demasiado pancarteras). Y de esos cuarenta y pico mil, los que leen tebeos con regularidad son… buf, los números empiezan a fallar.

Y si añadimos que incluye varias tiras sexualmente explícitas (ojo, no considero que el sexo explícito sea un problema, pero es un hecho que reduce el público objetivo) pero sin la más mínima gracia (y ése sí es un serio problema en algo que pretende ser humorístico)… Vamos viendo el problema, ¿no? De todos modos, dejé este tebeo a un par de amigos, de dentro y fuera de Burgos, y ambos le encontraron el mismo problema. Además, se ha dedicado a hacer tiras de él y sus amigos. Yo, más o menos, habiendo compartido alguna cerveza con él, pillo la mayoría. Conozco a varios de los personajes retratados. Pero alguien ajeno… es como si a mi me da por poner una cámara en el salón de mi casa mientras estoy cenando con los amigos y lo cuelgo en youtube vendiéndolo como la última sensación del indie slice of life español.

No estoy diciendo que las tiras sean malas. Tiene algún chiste puntual memorable, aunque no sea la norma. Pero es que está demasiado encerrado en su burbuja personal. Y siguiendo por ese camino, lo que ocurrirá es que, haya vendido lo que haya vendido el primer tomo (y supongo que mal del todo no habrá ido, teniendo una portada en la que salen tres tías enseñando cachaza), llegará el segundo tomo y la mitad de los que hayan comprado el primero no seguirán. Y además, que el número 2 saldrá, como pronto y suponiendo que saliera para este Expocomic, dos años después del primero, con lo que el posible tirón del primero ha tenido tiempo de pasarse y tal…

No quiero decir que si a un autor español le apetece hacer un slice of life no pueda hacerlo. Pero es que el formato tira de prensa de tres viñetas con un chiste (o intento de) le pega como a un Cristo dos pistolas. Es como si a mi me apetece hacer una canción de Brutal Death y le pongo de letra lo enamorado que estoy de mi mujer y cómo me gustan los unicornios con purpurina.

Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com