¡La nueva creación de Rob Liefeld! Un misterioso jugador entra en el Universo Marvel... ¡y La Patrulla-X está en su punto de mira! ¿Cuál... Comandante X: ¿Quién es Comandante X?

¡La nueva creación de Rob Liefeld! Un misterioso jugador entra en el Universo Marvel… ¡y La Patrulla-X está en su punto de mira! ¿Cuál es la misión de Comandante X, y qué tiene que ver con Cable? Es una carrera contra el tiempo para salvar a la especie mutante de una devastación segura.

En el texto de la contraportada de este tomo dice, literalmente, «Es tu día de suerte, tienes dos Rob Liefeld por el precio de uno. El ROB! dibujante y el Liefeld guionista se dan la mano…». Yo añadiría que sólo hay una cosa peor que un tebeo dibujado por Rob Liefeld, y es un tebeo dibujado Y escrito por Rob Liefeld. El hombre que aprendió a dibujar copiando viñetas de tebeos de Frank Miller y Walt Simonson seguramente también aprendió a escribir hojeando tebeos de Chris Claremont, porque lo que aquí nos trae es una especie de Días del Futuro Pasado filtrado por el tamiz de los pistolones y las poses molonas. Y al final lo que queda es una cataplasma de conceptos y viñetas sin ningún mortero que les una. Un desastre, un auténtico desastre. Pero Rob! vende y Marvel lo sabe, así que mientras no le dejen trastear con la continuidad ni con ningún personaje importante (el Capitán América está vetado para él), es inofensivo y al menos hace caja.

comandante x

Mientras escribo esta reseña hablo con mi compañero tortense Alain, y me dice muy sabiamente que «el 90% de lo que tenía era frescura y la ha ido perdiendo», y que «ha ido convirtiendo sus carencias en manierismos». Y Alain, que sabe mucho más de tebeos que yo, tiene toda la razón en este caso. Rob Liefeld (Heroes Reborn, Masacre: Mal rollo) se ha convertido en una caricatura de sí mismo. Si bien otros muchos dibujantes ya trabajan con el piloto automático y apenas se esfuerzan, Rob! se empeña en ser cada vez más Rob! y ha hecho de sus defectos su seña de identidad. Anatomías imposibles, fondos inexistentes y una novedad: estaturas inestables. Un personaje, en tres viñetas sucesivas, le llega a Cable a la altura del cuello, del pecho y del ombligo, respectivamente. Las armas de fuego son enormes pero no matan. En serio, hay personajes que se llevan varios tiros y siguen como si nada. Las balas deben ser del mismo material que las armaduras de las tropas de asalto de Star Wars.

¿De qué va este primer tomo (porque amenaza con haber más) de Comandante X? Un viajero temporal llamado Comandante X aparece de repente en la sala de entrenamiento de Cable y X-Force junto con un humanoide peludo que recuerda mucho a Hank McCoy, la Bestia, pero de pelaje gris en vez de azul y que responde al nombre de M’Koy. Por supuesto, en vez de presentarse, quitarse el casco y explicar a qué han venido, lo primero que hacen es liarse a golpes. ¿Por qué? Porque no hay tiempo para explicaciones. Al final lo que tenemos es que hay una pelea y luego vienen las explicaciones, por lo que hemos perdido el tiempo igualmente, pero a la mierda el sentido común, esto es un tebeo de Rob Liefeld. Comandante X y M’Koy vienen de UN futuro (alternativo, por supuesto), en el que la raza mutante está amenazada, y un mutante llamado el Ex-encial ha creado la realidad llamada Ex-istencia para evitar la Ex-tinción (esto último es de cosecha propia). Los mutantes se enfrentan a los Atlantes, liderados por Nomar y Lora, los gemelos hijos de Namor, que han visto sus aguas pudrirse y contaminarse por culpa de los habitantes de la superficie. Y ya tenemos los ingredientes. Añadimos intervenciones gratuitas de Masacre y Lobezno, un nuevo personaje llamado Malsacre (Dreadpool) y muchas peleas interminables, explicaciones cogidas con alfileres y ¿qué tenemos? Efectivamente, un tebeo de Rob Liefeld.

¿Y de dónde viene todo esto del Comandante X? Pues resulta que en los números 154 y 155 del vol. 2 de la colección de Lobezno ya se mencionaban algunos de estos conceptos, pero quedaron como cabos sueltos. Rob! cogió estos mimbres, que además se había encargado de escribir y dibujar él mismo, y les ha dado forma (de alguna manera) en este Comandante X, con lo que ya ha quedado explicado el origen del personaje, quiénes son sus padres (me faltan manos para llevarme a la cabeza) y de dónde ha salido esa espada tan chula. Porque un personaje de Rob! sin espadas ni pistolones no puede molar. Pese a que el guion de todo este despropósito es obra exclusiva de Rob Liefeld, nuestro californiano favorito sólo dibuja los números 1 y 6 (y el Major X #0, que redibuja algunas páginas de los números 154 y 155 de Lobezno introduciendo al personaje). Para el número 3 cuenta con su viejo amigo de la editorial Image Whilce Portacio (Heroes Reborn: Iron Man), y los números 2, 4 y 5 corren a cargo de un tal Brent Peeples. Uno pensaría que con otros dibujantes la cosa ya tendría otro color, y nos ahorraría la tortura de soportar 168 páginas de Liefeldeces. Pero no, ya habíamos señalado a Portacio como el amigo feo y sin talento al que te llevas contigo porque te da pena, y el señor Peeples ha hecho cositas para Zenescope, Dynamite y algunos números de colecciones de DC. Nada destacable, y no es de extrañar, viendo cómo se trata de un sucedáneo descafeinado del gran Liefeld. Es el achicoria de Rob!

comandante x

He intentado encontrar cosas buenas que poder decir de este regreso de Rob! a Marvel. Para los responsables de la editorial debe ser como Justin Bieber para los productores discográficos: artísticamente es un mojón, pero vende un huevo, así que le siguen el juego. Comandante X no es sólo un personaje ridículo (hasta el nombre da cosica), sino que esta carta de presentación no augura nada bueno para el personaje. Aunque quién sabe, igual me equivoco y estamos ante el Masacre del siglo XXI… No, no creo.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Comandante X
Brent Peeples Rob Liefeld and Panini Comics
Precio: EUR 15,67
Compartir:

Antonio Hidalgo

Anteriormente conocido como El Tete, abandonó los sellos y las RCLTG para encargarse de esta web. Y no volvió a mirar atrás. Bueno, algún vistacillo ocasional sí que ha echado.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com