Hay tantas cosas de El Joker viene a verte de las que hablar que no son la propia historia que nos cuentan, que casi... #QuédateEnCasa: El Joker viene a verte

Hay tantas cosas de El Joker viene a verte de las que hablar que no son la propia historia que nos cuentan, que casi me da pena que sea tan buena. Con el hashtag #QuédateEnCasa, nos llega El Joker viene a verte. Dado el estado de alarma que atravesamos, ECC aprovecha el cierre librerías y el parón de novedades editoriales, para enviarnos este minicómic a casa con tan solo suscribirnos a su newsletter.

Una iniciativa curiosa con un material no menos curioso y, hasta cierto punto, no menos de actualidad. La situación en los USA ha devenido en el parón de la distribuidora Diamond, con lo que las distribuciones alternativas han vuelto a los debates. En este caso estamos ante una historia de Mark Russell y Viktor Bogdanovic para el DC Villains Giant #1, un cómic que se distribuyó en exclusiva en la cadena Walmart de grandes almacenes, al margen de los canales convencionales.

#QuédateEnCasa: El Joker viene a verte

Un último detalle antes de pasar a la historia, no podemos dejar escapar la ocasión para hablar del formato. El Joker viene a verte nos llega en un tamaño menor aún que la mitad de una grapa, más pequeño incluso que las viejas Bibliotecas Marvel y por más que pudiera lucir mucho más en su tamaño original, es sorprendente lo bien que se lee en el tamaño elegido. Además, si eres uno de esos puristas de los formatos, conociendo a ECC, no sería extraño que esta historia acabe apareciendo en algún recopilatorio a medio-largo plazo.

El Joker viene a verte es una historia de 16 páginas cuyo mayor reclamo es la presencia de Mark Russell a los guiones. Russell es uno de los guionistas más pujantes de la actualidad, pero normalmente lo vemos en proyectos que bordean de forma escurridiza el universo y la continuidad DC tradicional. Esta vez no estamos ante un Prez o unos personajes de HannaBarbera, esta vez nos metemos de lleno en una historia del Joker y, por supuesto, de Batman. Para el apartado gráfico tenemos a un Viktor Bogdanovic que comenzaba a despuntar en diversos títulos de Superman o Silenciadora, pero que, bien sea por la extensión más contenida o por las tintas de Jonathan Glapion, luce particularmente bien.

Como no podía ser de otro modo, Russell aprovecha la historia como vehículo para soltar un poco de la mala leche con mucho humor sobre un asunto tan mundano y tan de actualidad como los recortes sanitarios. Batman ha decidido cambiar de estrategia y cazar a los peces pequeños en lugar de los grandes gangsters, con lo que parte del presupuesto sanitario de Gotham se irá en ampliaciones penitenciarias. Éste será el caldo de cultivo para que el Joker se ofrezca a pagar de su bolsillo los gastos médicos de aquellos que lo necesiten y participen en su concurso de videos al estilo Jackass.

#QuédateEnCasa: El Joker viene a verte

Bajo esta premisa, Russell nos brinda una historia repleta de humor negro y mala baba, donde aprovecha para satirizar tanto el sistema sanitario, como la caridad, el fenómeno de la viralización o el mismo propósito de los superhéroes. Como de costumbre y pese a brindarnos una historia divertidísima y con miga, Russell pone mucha más carne en el asador del subtexto que en el propio desarrollo de la trama. Puesto que nos movemos en una extensión de 16 páginas, resulta una decisión más que oportuna. En esta distancia corta, el desarrollo argumental y de personajes cunde lo justo, con lo que darnos ese plus de lo que hay debajo del argumento ofrece mucho más alimento a nuestros ávidos estómagos lectores.

De hecho, se permite alguna trampa (sin entrar en detalles por aquello de los spoilers) que no podría funcionar si no es bajo la apariencia de historia corta anecdótica, ya que afecta a la raíz de los conceptos de Batman y el Joker y de continuar por ahí, cambiaría a los personajes para siempre.

Para terminar de redondear, tenemos a un Bogdanovic que va un paso más allá de lo que le habíamos visto, fusionando la escuela noventera del impacto visual con el widescreen de principio del presente siglo. Incluso en una historia como ésta sin demasiada acción (entiéndase acción como peleas en este caso) el resultado luce bastante espectacular. Unido todo esto a las tintas de Jonathan Glapion, compinche habitual de Greg Capullo, el aspecto final recuerda en cierto modo al de la etapa de Snyder en Batman.

En muy pocos años ha quedado de sobra demostrado que a cualquier cosa con el nombre de Mark Russell merece la pena darle una oportunidad y si encima pinta así de bonito, gratis y directamente en tu casa, El Joker viene a verte, por pequeño que sea, se presenta como la mejor opción para saciarnos en estos tiempos de escasez de novedades.

Compartir:

Alain Villacorta "Laintxo"

Fue picado por un cómic radiactivo y ahora ve el mundo a través de viñetas y tiene el sentido de la realidad proporcional de un tebeo. No os preocupéis, no es peligroso... creo...

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com