Milán, 1968. Seis jóvenes hacen amistad durante las primeras ocupaciones de la universidad: Lina, Margherita, Paolo, Armando, Milo y Turi. Seguiremos sus vidas a... Primavera del 68

Milán, 1968. Seis jóvenes hacen amistad durante las primeras ocupaciones de la universidad: Lina, Margherita, Paolo, Armando, Milo y Turi. Seguiremos sus vidas a lo largo de veinte años de historia de Italia, desde la contestación juvenil del 68 hasta finales de los años 80, repasando las alegrías, penas y esperanzas de un grupo de jóvenes inadaptados, alejados de cualquier organización política y en perenne ruptura con sus familias. Gente que no pertenece a nadie.

Recientemente Panini Comics ha llegado a un acuerdo con la editorial italiana Sergio Bonelli Editore para publicar sus cómics en nuestro país. Aunque es para muchos una gran desconocida, Bonelli publica anualmente alrededor de 25.000 páginas de cómic de nueva creación (es decir, sin contar reediciones ni recopilatorios), lo que la convierte en posiblemente la editorial con mayor producción nueva ¡del mundo! ¿Y cómo es posible que Bonelli, siendo un gigante editorial en su país, todavía no haya recalado con éxito en España? Hubo tímidos intentos hace ya muchos años, con Tex y Nathan Never (Planeta), Dylan Dog (Ediciones B), y recientemente Julia, Dampyr y muchos más de la mano de Aleta Ediciones. Pero aparte de estos personajes de aventuras seriadas, Bonelli publica muchas novelas gráficas autoconclusivas de gran calidad que, por varios motivos, aún no han visto la luz en nuestro país. Y ésa es una injusticia que Panini Comics se ha propuesto arreglar.

68

El pasado 23 de octubre tuvo lugar en el Instituto de Cultura Italiano de Barcelona la presentación de esa nueva joint venture editorial, con la presencia de Davide Bonelli (presidente del grupo Bonelli), Simone Airoldi (Director general de Bonelli), Lluis Torrent (director general de Panini), José Luis Córdoba (director de publicaciones de Panini) y la Cónsul General de Italia en Barcelona, Gaia Lucilla Danese. Todos los italianos presentes coincidieron en alabar la importante presencia histórica de Bonelli (fundada hace más de 70 años, con el telón del fondo de la inestabilidad de la Segunda Guerra Mundial, ahí es nada), no sólo en el mercado editorial italiano, sino también en sus vidas. La cónsul Danese insistió en la presencia de mujeres fuertes e inteligentes en sus cómics como Julia y Eva Kant, ya desde los años 60. En Italia, el sistema de publicación de Bonelli es diferente al español, y más parecido al japonés: por lo general, las historias se publican en tomos pequeños, con papel de baja calidad y a un precio más reducido, y posteriormente se reeditan en formato álbum, con papel de alta calidad y un precio más elevado. De esta manera, los lectores pueden acceder a mucho material de lectura a bajo precio, y luego si lo desean pueden adquirir buenas ediciones de los cómics que desean conservar.

Durante la presentación tuve la ocasión de charlar largo rato con Alejandro M. Viturtia, Director Editorial de Panini Comics, y Jordi Ojeda (profesor en la UPC y divulgador de cómics y ciencia), y coincidimos en que el audiovisual ha desbancado al libro como material de consulta y referencia. Atrás quedan las voluminosas enciclopedias en papel, los diccionarios, los libros de referencias geográficas y de anatomía: hoy todo se aprende mejor y más rápido mediante un tutorial en Youtube. Por otro lado, ambos, que tienen hijos adolescentes, constataron que muchos jóvenes de hoy no saben qué ocurrió en Europa en la primavera del 68. Y frente a la alternativa de la tradicional hostia pedagógica se alza la recomendación y lectura de cómics como complemento a la enseñanza audiovisual. Este cómic, Primavera del 68, no pretende enseñar al lector qué originó el desencanto de la juventud ese año, ni las consecuencias que tuvo su revolución, sino mostrarnos cómo se conoció un grupo de jóvenes durante esa época, y cómo cambiaron (o no) sus vidas 20 años después.

68

Vaya por delante que éste no es un cómic didáctico: no pretende enseñar, adoctrinar ni mucho menos moralizar. No entra en las circunstancias económicas ni sociales del país y la época, ni en las repercusiones que tuvo. Por tanto, está pensado para lectores que ya tengan una idea de lo que se coció en el 68. En Francia, los gritos de «Levantad los adoquines, debajo está la playa» o «Seamos realistas, pidamos lo imposible» tuvieron su eco en otros países (mi padre me contaba que una vez, corriendo delante de los grises, dio una vuelta a una manzana tan rápido que les alcanzó por detrás), y es el entorno en el que se inicia la historia de este libro. Un grupo de estudiantes de orígenes dispares se conocen durante una acampada universitaria y posterior manifestación, y entablan una amistad que durará durante más de 20 años. En este grupo tenemos a todos los perfiles: la pija, el soñador, el antifascista, el músico romántico, el caradura y la rebelde. Una instantánea grupal tomada por un fotógrafo en dicha manifestación, y expuesta en una galería de arte 20 años después nos transporta a un futuro / pasado en el que vemos qué ha sido de ellos y cómo han seguido sus vidas después de aquella primavera, ahora que rondan los 40 años de edad.

Tal vez, la mejor descripción de este cómic sea la de fotografía, en el sentido de que no nos cuenta una historia completa, sino que asistimos a flashes, instantáneas de la vida pasada y presente de un grupo de personajes, sin indagar excesivamente en su trasfondo ni seguir un hilo narrativo definido. Son imágenes fijas de unos jóvenes que se conocen en un época convulsa que marcará su relación y sus vidas. El cómic no sigue una trama argumental ni hay un conflicto que desencadene la historia. Simplemente, la vida da un salto de 20 años, y vemos otra instantánea de la vida de los protagonistas a finales de la década de 1980. Algunos se han asentado, otros siguen dando tumbos; unos mantienen sus ideas rebeldes, otros se han acomodado. Pero siguen manteniendo la relación, ¡y eso que en aquella época ni siquiera existía Facebook!

68

Lo que en mi opinión le falta a este cómic es una trama argumental que dé coherencia a la sucesión de imágenes que nos presenta. Tenemos los personajes y el escenario, estupendamente definido por el contexto histórico, pero le falta el conflicto, la chispa que dé inicio a la trama argumental, al desarrollo de una historia. Parece como si el guionista Gianfranco Manfredi (Dylan Dog, Tex) se hubiera querido limitar a contarnos un slice of life de dos momentos puntuales en la vida de un grupo de amigos sin entrar en más profundidad, soltando pequeñas pistas de lo que les ha pasado durante los últimos 20 años, y dejando que el lector rellene los huecos con sus propias conclusiones. El dibujo de Luca Casalanguida (Nathan Never, Orfani), en blanco y negro, muestra un enfoque realista, con trazos gruesos alternados con líneas finas para los rostros, que detallan muy bien las expresiones faciales de los personajes. En este cómic, la ciudad de Milán es un personaje más, huyendo de una representación basada en sus edificios más emblemáticos, y mostrándonos a cambio los edificios de las universidades, las calles de sus barrios adyacentes y las viejas casas con patios interiores compartidos.

Panini inaugura con este cómic, junto con Dragonero, su colaboración con Sergio Bonelli Editore. Dicha colaboración se manifestará inicialmente en dos publicaciones mensuales de elevada calidad, para posteriormente ir ampliando la cantidad de publicaciones cada mes. Esperemos que el tiempo les dé la razón en esta apuesta y podamos ver más de la ingente y magnífica producción original de esta legendaria editorial italiana.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Primavera del 68
Vv.Aa and Panini España
Precio: EUR 15,20
Summary
Review Date
Reviewed Item
Primavera del 68
Author Rating
31star1star1stargraygray
Compartir:
Jesús Tomás Dado

Jesús Tomás Dado

Lector de tebeos desde hace 40 años, antes de que se llamaran novelas gráficas. Totalmente enganchado a la lectura, el cine y y los dónuts de Lacasitos, pero vamos, que puedo dejarlo cuando quiera. Los dónuts no, lo otro.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com