El caballero oscuro, el detective, el temible guardián de Gotham… y más, muchos más términos servirían para referirse hoy en día a la creación... Un poco de amor a Batman, sí, al de Adam West

Adam West and Burt Ward in Batman.

El caballero oscuro, el detective, el temible guardián de Gotham… y más, muchos más términos servirían para referirse hoy en día a la creación de Bob Kane y Bill Finger. Todos conocéis a Batman, ese señor que se viste de murciélago y combate contra temibles villanos, el más temible de todos el Joker, con ese rostro de payaso que esconde una mente maquiavélica y un corazón negro como el carbón.

Pero mucho antes de que Christian Bale o Michael Keaton se enfundaran en ese ceñido traje (armadura sería más correcto en su caso) lo hizo Adam West, que si bien no fue precisamente el más oscuro de todos ellos, sí que fue el más molón. Y nadie puede negarlo. Sí, el término es molón, ¿de qué otra forma puede definirse a un Batman que baila, entra sin problema en una discoteca o se va al parque en plena mañana?

Claro está que aunque hoy en día esto pueda sorprender y extrañar, no así en su momento, en esa fascinante década que fueron los años sesenta y en la que la televisión vivió uno de sus más fructíferos momentos en lo que a imaginación y desarrollo de ficciones se refiere. Todo podía pasar y el único límite que parecía haber era ninguno. Pero este no fue el único motivo, ya que si sois lectores de cómic conoceréis de sobre el cómo era el personaje en esos años y en los previos, con aventuras absurdas en las que se convertía en gigante o tenía un disfraz de diferente color para cada noche, pero también en las que se descubría que realmente llevaba ese traje porque se lo vio a su padre en una fiesta o se iba al pasado junto a sus dos mejores amigos (Robin y Superman) para convertirse en una increíble versión de Los Tres Mosqueteros.

musket2

Viendo todo esto, ya no resulta tan raro nada relacionado con esta serie, ¿no?

Esta producción desbordaba energía y excesos por todas partes, pero si Adam West alcanzó el Olimpo de los iconos televisivos con ella, la propia cabecera lo consiguió en gran medida por el excelente tratamiento que hizo de la galería de villanos. Un auténtico quién es quién de sus más malvados enemigos entre los que estaban el Joker, Pingüino, Mr. Freeze o Catwoman (mejor Gatúbela, ya que nos ponemos), todos ellos interpretados por grandes actores del momento: el latin lover Cesar Romero, el veterano Burgess Meredith, el legendario director de cine Otto Preminger y la preciosa Julie Newmar, respectivamente.

Aunque por encima de todos ellos estaba el Acertijo. Hasta el momento un personaje de segunda, o casi de tercera, que no terminaba de llamar la atención y que gracias a esta serie llegó a ser uno de los imprescindibles opositores del cruzado encapotado. Pero no fue sin más, lo cierto es que todo vino de la mano de Frank Gorshin, actor, cómico e imitador que desarrolló una larga carrera en la televisión americana y que ha sido mundialmente conocido por dar vida a la que hasta el momento es la mejor recreación de Edward Nigma. A tal punto llegó a convertirse en una referencia que Jim Carrey intentó imitar muchos de sus puntos en Batman Forever, solo que en su caso da más risa (ajena) que otra cosa.

tumblr_inline_naoytg4sCh1s582vr (1)Es cierto, Batman no es un solo hombre. Muchos guionistas han dado lo suyo para que exista, igual que editores y dibujantes, va cambiando con el paso de los años y cada lectura hace de él un personaje distinto. Pero Batman de los sesenta, amigos, Batman de los sesenta solo ha habido uno.

¡Viva Adam West!

Compartir:

Doc Pastor

Escritor, divulgador y periodista especializado en cultura pop. Devoro cine, cómic y series. Todos los gemelos malvados tienen perilla (la corbata es opcional).

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com