En tiempos, veías el nombre de Jeff Lemire en un tebeo y ya era garantía de que lo que ibas a leer estaba muy... Plutona, de Jeff Lemire

En tiempos, veías el nombre de Jeff Lemire en un tebeo y ya era garantía de que lo que ibas a leer estaba muy por encima de la media. Aunque ya había publicado alguna cosilla previa, la puesta de largo del autor canadiense llegó hace ya diez años con esa pequeña delicia independiente llamada Essex County, publicada en España por Astiberri y que está en el olimpo de mis cómics preferidos de todos los tiempos. Pero en su reciente etapa en Marvel de los últimos años ha ocurrido lo contrario: un tebeo escrito por Jeff Lemire era casi garantía de ser una pérdida de tiempo. Así que a estas alturas, su nombre me provocaba dudas. Sí es cierto que sus primeros tebeos tras abandonar Marvel, Descender y Black Hammer, reseñado aquí por Alejandro, vuelven a estar a un nivel espectacularmente alto, pero aún estaba por ver que no fuera un espejismo.

Plutona

Plutona es una serie limitada de cinco números, totalmente cerrada y sin visos de continuidad futura. La historia que se nos plantea aquí se centra en cuatro adolescentes y un niño que se encuentran en mitad del bosque el cadáver de Plutona, la mayor superheroina del mundo. Los cinco jóvenes tienen personalidades muy marcadas y muy diferentes entre ellos, y tendrán que pasar un peculiar rito de madurez decidiendo qué hacer con el cadáver. Mientras, mediante unos flashbacks contados en paralelo a la historia principal, se nos dan unas pinceladas de cómo era el día a día de Plutona y cómo llegó a la situación en la que se la encuentran los niños. Sí, la historia suena familiar. Cuenta Conmigo es su principal referente. Incluso podríamos hablar de El Club De Los Cinco con una pincelada de Terciopelo Azul. Pero su evidente inspiración en clásicos del pasado no hace que su lectura resulte menos satisfactoria.

Lemire vuelve en esta serie autoconclusiva a una de las ambientaciones que mejor se le dan, las poblaciones rurales en mitad de la nada. Tengan la temática que tengan, sean historias realistas, de superhéroes, de ciencia ficción o postapocalípticas, el autor canadiense maneja la sensación de aislamiento y soledad, de nostalgia, como pocos autores saben hacerlo. Supongo que habrá hecho mucho por ello su procendencia, nativo del Condado de Essex, una zona rural de la provincia de Ontario en la que 180000 habitantes se reparten en siete núcleos de población a lo largo de 1600 kilómetros cuadrados.

En el plano artístico, tenemos dos estilos muy diferenciados pero a la vez muy similares. Los flasbacks de la última aventura de Plutona los dibuja Lemire, con su característico estilo, y la historia de los niños la dibuja Emi Lenox, con un trazo mucho más limpio y un estilo mucho más juvenil que se adapta a la perfección a las páginas que dibuja y marca la diferencia temática de forma visual.

Los autores

Jeff Lemire lanza la mencionada Essex County en 2007 y es fichado poco después por DC. En el sello Vertigo lanza Nadie, una versión personal del Hombre Invisible, y la fábula postapocalíptica, incomprensiblemente inédita en España, Sweet Tooth, una de sus obras clave, y Trillium. En 2010 empieza a hacer superhéroes, empezando por Atom y Superboy, encargándose tras Flashpoint, entre otras, de las series de Frankenstein y Animal Man, en la que retoma el ambiente de la etapa de Jamie Delano, Justice League Dark y una recordada etapa en Green Arrow con lápices de un inspiradísimo Andrea Sorrentino. En 2015 lanza, para Image Comics, Descender, otra de sus grandes series, en este caso bellísimamente ilustrada por Dustin Nguyen. En este mismo año ficha por Marvel, editorial para la que ha trabajado un par de años y ha firmado unos tebeos muy por debajo del nivel al que nos tiene acostumbrados en series como Extraordinaria Patrulla X, Caballero Luna, Inhumanos contra Patrulla X o El Viejo Logan, en las que ha comentado recientemente que estuvo constantemente atado por imposiciones editoriales. De nuevo en el mercado independiente ha lanzado Black Hammer, Royal City o Sherlock Frankenstein, acompañado por David Rubín.

Emi Lenox es una ilustradora de Portland que empezó su carrera con su webcómic EmiTown, publicado en formato físico por Image en 2010. Trabajó por primera vez con Jeff Lemire en un número de Sweet Tooth, y posteriormente han hecho juntos este Plutona y un anual de Black Hammer.

Jordie Bellaire es, si no la mejor colorista del momento, al menos una del top 3. Suyos son los colores de Inyección, La Visión, El Despertar, Los Proyectos Manhattan y tantas otras.

En resumen…

Plutona es una historia corta y cerrada. No llega al nivel de profundidad (ni de calidad) que nos dio en sus obras más recordadas, pero aún así está muy por encima del Lemire más mainstream de entre 2015 y mediados de 2017. Es ese tipo de historias en las que Lemire se desenvuelve como pez en el agua. La ambientación rural nos lleva de vuelta a Essex County, y la mirada triste hacia la inocencia (incluso la pérdida de ella) es un tema que ya desarrolló, más extensamente, en Sweet Tooth. El toque superheroico es una mera excusa argumental, un McGuffin de manual. Su punto fuerte es la definición de los chavales y las relaciones que se forman entre ellos. El mayor problema que tiene es que Lemire, en su faceta de escritor de historias más íntimas, nos tiene acostumbrados a un desarrollo más profundo y en cinco números hay tiempo para lo que hay.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Plutona (Sillón Orejero)
Jeff Lemire, Emi Lenox, Jordie Bellaire
Precio: EUR 17,10
Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com