Allan Pinkerton y la agencia a la que ha dado nombre son temidos por todos los criminales de los Estados Unidos, ya que sus... Pinkerton, de Guérin y Damour

Pinkerton

Allan Pinkerton y la agencia a la que ha dado nombre son temidos por todos los criminales de los Estados Unidos, ya que sus hombres no dudan en mostrarse tan despiadados como los malhechores a los que persiguen para detenerlos. Sus casos los llevan desde intentar salvar al presidente Lincoln hasta la persecución del legendario Jesse James, sabiendo que vayan donde vayan, siempre les acompaña la violencia.

Mientras leía este tomo, no tenía ni idea de que la Agencia Pinkerton existía en realidad. Ha sido al documentarme para escribir esta reseña cuando he descubierto que todo lo reflejado en las 192 páginas de este volumen está basados en hechos y personajes reales. Allan Pinkerton, inmigrante escocés, fue el verdadero fundador de la Agencia Pinkerton (adquirida por Securitas AB en 1999) en 1850, y esta agencia no ha parado de crecer desde entonces, abriendo oficinas por todo el mundo y especializándose en servicios de seguridad. Como prueba de la amplia presencia de esta organización en Estados Unidos desde hace más de 150 años, ha aparecido en numerosas muestras de cultura popular. Sin ir más lejos, en la película El Tren de las 3:10 (James Mangold, 2007), el personaje Byron McElroy, interpretado por Peter Fonda, es un agente de la Pinkerton. Además, agentes de la Pinkerton han aparecido en filmes y series como los westerns American Outlaws y Cuatro mujeres y un destino o la serie de televisión Penny Dreadful. Incluso el protagonista del videojuego BioShock Infinite es un ex-Pinkerton. El propio Arthur Conan Doyle presentó a agentes de la Pinkerton en dos de sus novelas de Sherlock Holmes, y el norteamericano Felix Leiter de las novelas de James Bond es también un Pinkerton.

Pinkerton

Sabiendo esto ahora, resulta aún más fascinante la gran labor de documentación del guionista Rémi Guérin para trasladar al cómic algunas de las hazañas más conocidas de los primeros años de esta Agencia de Detectives, como la protección de los ferrocarriles ante los atracos, la persecución de forajidos como los hermanos Jesse y Frank James, su decisiva participación en temas de espionaje en la sangrienta batalla de Antietam de la Guerra Civil americana, o cómo frustraron el intento de asesinato del presidente Abraham Lincoln (algunos dicen que fue una invención del propio Allan Pinkerton para darse publicidad). Además, Pinkerton fue la primera agencia de detectives en contratar a una mujer, Kate Warne, y no precisamente como secretaria, sino como detective, convirtiéndose en la primera mujer en desempeñar esta labor profesionalmente. Podéis consultar muchas más curiosidades sobre esta agencia de detectives aquí, pero todas están en este cómic.

Los violentos métodos que usaban los agentes de la Agencia Pinkerton para detener a los delincuentes muchas veces igualaban a los de los propios criminales, convirtiéndoles casi más en justicieros que en agentes de la ley. Una suerte de Castigadores del siglo XIX. Todo esto les supuso continuos roces con los medios de comunicación y las fuerzas políticas, que veían su imagen pública erosionada por culpa de estos agentes a quienes permitían operar en sus estados (el propio estado de Ohio prohibió las actividades de Pinkerton en su territorio, al ver que sus fuerzas eran superiores a las del propio ejército estadounidense).

Pinkerton

Ya hemos hablado varias veces en esta web de cómo el Lejano Oeste despierta una ilimitada fascinación entre los autores de cómic europeos. Aquí hemos dado cuenta de las series francesas Ken Parker (volúmenes 1, 2 y 3) y Sykes, y ahora Yermo nos trae esta recopilación en un solo tomo de los cuatro volúmenes de Pinkerton, cada uno de los cuales recoge una misión (o dossier) de esta famosa agencia, siendo el último una relectura de las memorias de Allan Pinkerton, desde su participación en las revueltas obreras en Escocia en la primera mitad del siglo XIX hasta la fundación de su agencia de detectives y sus primeros hitos.

Guérin y Damour nos traen un western lleno de acción y aventuras, con abundancia de momentos históricos reales (y alguna que otra licencia). No tenemos aquí una aventura de indios y vaqueros, ni vemos a los personajes cabalgando por las llanuras hacia la puesta de sol, sino que nuestros protagonistas se mueven más en el entorno urbano de Chicago y campos de guerra como el de Antietam. Una lección de historia contemporánea americana en 192 páginas, con un guion trepidante y un dibujo fantástico y crudo. Olor a pólvora en cada viñeta.

Pinkerton

Este logotipo inspiró la expresión anglosajona «private eye»

A continuación tenéis un vídeo de Glénat con imágenes del primer volumen recopilado en este tomo de Yermo:

Compartir:
Jesús Tomás Dado

Jesús Tomás Dado

Lector de tebeos desde hace 40 años, antes de que se llamaran novelas gráficas. Totalmente enganchado a la lectura, el cine y y los dónuts de Lacasitos, pero vamos, que puedo dejarlo cuando quiera. Los dónuts no, lo otro.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com