Saludos, mis queridos lectores. Antes de ponernos con el manga de hoy, me gustaría hablaros del azúcar. Si, ya sabéis; esa cosa que a... Piña, pastel y tiramisú.

Saludos, mis queridos lectores. Antes de ponernos con el manga de hoy, me gustaría hablaros del azúcar. Si, ya sabéis; esa cosa que a veces se usa algo en cocina y mucho en repostería. Ah, el azúcar. Hay diferentes tipos de azúcar, según su origen. Se puede sacar de la remolacha, de la caña, de la miel, de los tebeos de Mai Ando

Mai Ando ya ha pasado por aquí antes, dándonos la oportunidad de hacer más chistes azucareros.

Y poco más podríamos añadir a lo ya escrito sobre la autora y sus historias. Porque en este tercer tomo recopilando sus historias publicadas en revista, el estilo es el mismo.

Por cierto, que son tres tomos pero no una trilogía. Podemos leerlos en cualquier orden, ya que todas las historias son independientes.

El guión de Piña, pastel y tiramisú es sencillo. Chica y chico se gustan pero ninguno lo reconoce y se acaba el instituto y se van a separa y resulta que entonces… Con diferentes variaciones se nos cuentan tiernas y puras historias del primer amor.

¿Repetitivo?¿Aburrido? Las editoriales de folletines románticos llevan décadas haciendo eso y nadie protesta.

También es cierto, queridos lectores, que la autora es honesta y nos ofrece un producto. Uno que conocemos. Nada de tramas secundarias ni oscuros secretos.

Estamos ante una de esas obras que no son para todos los lectores. Pero aquellos para los que está pensada, la apreciarán totalmente. ¿Buscas terror y drama? Circulen, aquí no hay nada que ver. ¿Buscas amor puro y feliz para leer en un trayecto en bus hacia el instituto o el trabajo? Pasa, pasa; estás en tu casa.

El dibujo es bastante típico. Sin demasiadas florituras experimentales. Con personajes perfectos y hermosos. Y altísimos. He leído historias de baloncesto con personajes más bajos que esta gente.

Y esos ojazos… Que parecen a punto de llorar. si alguna de las chicas se pone a llorar, se inunda la ciudad, seguro. Pero esas caras que en principio parecen exageradas consiguen engancharnos con esa expresividad que, realmente, es lo que buscamos aquí. Los sentimientos, las palabras, las miradas del amor.

En este tipo de obras; de historias sencillas, rápidas y centradas en las caras expresivas de los personajes; lo que menos importa son los fondos. A ver; haber, los hay (como las meigas .-)). Pero aunque la autora dice que uno de los escenarios está basado en su instituto, se ve tan poco (un pasillo, alguna ventana) que tampoco parece el mayor trabajo de documentación desde que Alan Moore empezó a pensar en Promethea.

La edición incluye unas cuantas páginas de esas informativas donde los autores rompen la cuarta pared y charlan con sus lectores. Ya sabéis, anécdotas sobre las obras, chistecitos, versiones cuquikawai de ellos mismos…

La traducción se la debemos a Luís Alís, que esperamos que no tenga problemas de azucar :-).

¿Por qué leer Piña, pastel y tiramisú?

Eres una adolescente descubriendo el amor. Quieres desconectar de lecturas sesudas y simplemente sonreir al terminar las historias.

¿Por qué no leer Piña, pastel y tiramisú?

Hay un libro de Junji Ito en tu mesilla de noche.

Compartir:
Lamastelle

Lamastelle

Aprendió a leer para viajar con el Capitán Trueno. Ha navegado por los mares del tebeo europeo, americano y japonés. Ha visitado la Luna y guiado un velero por los canales de Marte. Pilotó a Mazinguer Z. Defendió la Tierra de mil invasiones. Ha comandado naves entre mundos. Ahora, en su villa situada en una isla sin nombre, disfruta de su biblioteca y reseña para ELHDLT.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com