Un clarín se oye, Peligra la patriaaaaa… Y al grito de guerra, Los hombres se matan. Cubriendo de sangreeeee, Los campos de Franciaaaaa… Saludos,... El piloto del Edelweiss Integral.

Un clarín se oye,
Peligra la patriaaaaa…
Y al grito de guerra,
Los hombres se matan.
Cubriendo de sangreeeee,
Los campos de Franciaaaaa…

Saludos, queridos lectores. Me habéis pillado terminando la relectura de El piloto del Edelweiss mientras escuchaba a Gardel para ambientarme mejor.

Con algo de retraso me he leído este Integral en el que Norma recopila los tres tomos que componen esta historia ambientada en la Gran Guerra.

Yann nos ofrece un guión interesante en varios aspectos, lleno de matices y diferentes facetas para el lector. Principalmente estamos ante una historia de guerra. Hay pilotos en aviones que combaten entre sí, intentando matarse mutuamente. Eso podría valernos como primer resumen. Y resulta que el piloto francés de turno pertenece a una prestigiosa unidad y…

-Y es un gran héroe, ¿a qué si, Lamastelle-san?

Pues no, queridos lectores. La guerra es solamente el ambiente en el que transcurrirán varios dramas personales y familiares que empezaron hace mucho tiempo.

De igual manera, ese pìloto alemán que vuela en un avión con un edelweiss dibujado es más un catalizador de los hechos que un protagonista en sí mismo. O al menos eso podemos pensar al final del primer tomo.

El autor ha escogido presentarnos hechos consumados sin explicarnos las razones. Todo llegará hacia el final de la historia. Hasta entoces, estamos tan ciegos como los demás personajes de la obra.

¿Por qué el teniente fue expulsado de la aviación?

¿Qué pasó aquel día en el puente sobre el Sena?

¿Por qué ese teuton quiere cazar al teniente Castillac?

Hay momentos en los que piensas que; o el autor se ha liado, o yo me he perdido algo… Ni una cosa ni la otra. Es simplemente que todavía no has leído algo que ya ha sucedido.

Pero los puntales de la obra no son realmente estos pequeños dramas. Son los combates aéreos… Y los personajes secundarios.

Alejándose de la idea de centrarlo todo en los protagonistas y sus aviones, Yann nos ofrece multitud de facetas de ese todo que es la Gran guerra. Pequeñas misiones secundarias, noches de diversión en París, alguien escribiéndole una carta a su novia en una trinchera, ese soldado que mintió sobre su edad para poder alistarse…

Pequeñas historias, personajes secundarios; pero que llenan de realismo y vida estas páginas.

Por ejemplo, seguid la historia vital de ese piloto japonés integrado en la escuadrilla… Está ahí; podríamos pensar que es parte del decorado, un secundario para recordarnos que el Imperio Japonés luchó del lado de la Entente. Pero lo vemos siempre a lo largo de la obra. Cambiando, evolucionando hasta el final. Sutil, pero presente.

Y sale un ataque con cohetes a un globo. Mientras la defensa aérea intenta impedirlo. Solamente por esa escena de combate ya vale la pena este integral.

Pasemos al dibujo de Hugault. Muy realista, centrado en los aviones que refleja en todo su esplendor. Algo que lleva en la sangre, por cierto. Reflejando con mucho detalle toda la parte técnica. Con una documentación muy profunda y correcta.

Podríamos decir, tal vez, que en algunas escenas los personajes parecer rígidos y poco expresivos. Pero pienso que se debe más bien a la paleta de colores y tonos suaves empleada.

¿Y por qué lo creo? Porque cuando aparezca cierto personaje clave al final de la historia podremos ver en el dibujo su pasión, su energía, sus sentimientos. Contrastando con todos los demás personajes. Pasiones puras frente a una sociedad que las reprime.

Si tuviera que ponerle un pero, sería que todos los rostros me parecen demasiado limpios, muy identificables por el lector. Por supuesto, poner a todos los soldados con barba y la cara cubierta de sudor y polvo hubiera hecho mucho más complicado que el lector los identificase.

La edición incluye tres portadas de los tomos individuales. Que se unen a las tres ilustraciones a tamaño completo que preceden a cada uno de los tomos originales.

Norma ha aprovechado las guardas para poner los bocetos y datos de dos tipos de aviones. En las guardas delanteras tendremos al Spad XII y en las traseras al Spad XIII.

La traducción es de Alfred Sala.

¿Por qué leer El piloto del Edelweiss?

Te interesan los combates aereos de la Gran Guerra. Muestra muchos aspectos de ese conflicto que no solemos ver en cómic. Excelente ambientación y documentación.

¿Por qué no leer El piloto del Edelweiss?

No te interesa este conflicto en concreto. No eres de dramas familiares frenceses.

Summary
Review Date
Reviewed Item
El piloto del Edelweiss
Author Rating
31star1star1stargraygray
Compartir:
Lamastelle

Lamastelle

Aprendió a leer para viajar con el Capitán Trueno. Ha navegado por los mares del tebeo europeo, americano y japonés. Ha visitado la Luna y guiado un velero por los canales de Marte. Pilotó a Mazinguer Z. Defendió la Tierra de mil invasiones. Ha comandado naves entre mundos. Ahora, en su villa situada en una isla sin nombre, disfruta de su biblioteca y reseña para ELHDLT.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com