¿Sabías que la primera aparición escrita de la palabra “funky” data de 1784? ¿Qué artista copaba los cuatro primeros puestos del “Harlem hit parade”... El pequeño libro de la Black Music

¿Sabías que la primera aparición escrita de la palabra “funky” data de 1784? ¿Qué artista copaba los cuatro primeros puestos del “Harlem hit parade” en 1946? ¿Por qué Stevie Wonder es ciego? ¿Cómo tocó Solomon Burke en una reunión del KKK? ¿Cuáles son las mejores B.S.O. de blaxploitation? ¿Cómo un ex-Public Enemy acabó dedicándose a la cría de avestruces? ¿Cómo apodaba el padre de Michael Jackson a su hijo? ¿Quién popularizó el autotune en el rap? ¿Cuál es el mejor disco de Kanye? ¿Y de Prince? ¿De Otis? ¿De funk? ¿De soul? Hervé Bourhis y Brüno nos lo cuentan en este apasionante recorrido por la historia de la música negra americana, de 1945 hasta nuestros días.

¿Qué es la música negra? ¿Es el gospel? ¿Es el jazz? ¿El blues, el soul, el rap, el R&B…? Es todo eso y mucho más: canciones de esclavos, minstrel shows, blackface… Pretender abarcar toda esa historia en un libro de 176 páginas es una tarea imposible, pero lo que Bourhis y Brüno consiguen es un ameno viaje por la América de los últimos 100 años, explorando (de manera muy superficial, eso sí), los orígenes de la black music y su continua evolución durante ese tiempo Un libro que se lee en media tarde, pero que si queremos escuchar todo lo que nos propone tardaríamos varias semanas. Así que permitidme que me ponga cómodo y programe una playlist de Herbie Hancock mientras escribo esto.

black music

Este libro no es un cómic propiamente dicho. Contiene algunas páginas de historieta, para contarnos algunas historias con un poco más de detalle, pero el grueso del volumen está dedicado a elaborar una cronología desde 1945 a 2015, repasando los discos y artistas más importantes de cada año, siempre en el ámbito de lo que en todo este periodo se ha ido conociendo como black music. Así, el blues de los años 40 va dejando paso al rock de los 50, la psicodelia y el soul de los 60, el disco y el funk de los 70, el pop y el rap de los 80, el hip hop de los 90 y el RnB de los 2000 en adelante. Los autores van dejando caer nombres de grandes estrellas de la música de cada año, además de poner algo de énfasis ocasional en curiosidades, anécdotas y artistas menos conocidos para el gran público, pero que tuvieron gran influencia en generaciones posteriores. Es un libro para leer con una libreta al lado, como hice yo, apuntando nombres de artistas, álbumes, canciones e incluso videoclips para descubrir y, en algunos casos, recordar. (Al final rellené cuatro páginas enteras, si bien al llegar a los años 90 la frecuencia de anotaciones fue disminuyendo porque, sinceramente, el rap y el hip hop me resultan infinitamente menos interesantes que el blues y el soul; soy de esa generación). Inciso: ahora mismo está sonando el Doin’ It de Hancock y, efectivamente, como su nombre indica, es música de quilar. La canción es un groove de cerca de 8 minutos.

A lo largo de las casi 200 páginas de este libro, Hervé Bourhis (El pequeño libro de Los Beatles) y Brüno (Inner City Blues, Tyler Cross), mediante textos cortos, caricaturas y alguna que otra valoración personal, se marcan un viaje por Nueva York, Chicago, Nueva Orleans y Los Ángeles. Acompañándoles en este viaje, asistimos al nacimiento de nuevos géneros musicales, vemos cómo otros pocos evolucionan, otros cuantos desaparecen y, por el camino, bluesmen y soul men mueren pobres y abandonados mientras que raperos se hacen millonarios con veinte años. La industria de la música es inmisericorde con blancos y negros y encumbra a niggas con una pistola en una mano y un micrófono en la otra al tiempo que condena al olvido a quien no se supo subir al carro del genero musical de moda.

El libro está plagado de información interesantísima, anécdotas sobre músicos y cantantes, y algunos datos sobre la situación sociopolítica de la comunidad negra en cada época, que ayudan a poner en contexto el advenimiento de géneros como el rap, eventos como las block parties o movimientos artísticos como el grafiti. Más que como libro para leer de una tacada, Este Pequeño Libro de la Black Music es un entretenido manual de consulta para ver cuáles fueron los acontecimientos musicales más relevantes de cada año, amén de servir como puerta de entrada para los neófitos como yo a géneros por los que antes sólo había pasado de puntillas. Después de haberlo leído, ha despertado mi curiosidad por autores a los que sí, conocía, pero en cuya música no había profundizado. Si ése era el objetivo del libro, enhorabuena: misión cumplida.

black music

El Pequeño Libro de la Black Music está publicado en España por NORMA Editorial, y si bien es una edición muy cuidada, con un formato que recuerda a un disco LP (con la cara y el peinado afro de la chica haciendo de vinilo), hemos de dar un pequeño tirón de orejas a la empresa encargada de la realización técnica, por las varias erratas y palabras mal deletreadas que he podido detectar con una frecuencia mayor de la deseable. Es una lástima que una lectura tan entretenida y amena como la que proporciona este libro se vea enturbiada por la ausencia de una buena corrección antes de llevarlo a imprenta. De todas formas, si nos abstraemos de estos pecados menores, este libro sobre la black music es entretenido, educativo e invita a descubrir nuevos géneros musicales. Para muestra, os dejo esta lista de Spotify de más de seis horas que he confeccionado a partir de artistas, discos y canciones mencionados en este libro:

Y ahora, con vuestro permiso, toca poner algo de George Benson.

Compartir:

Antonio Hidalgo

Anteriormente conocido como El Tete, abandonó los sellos y las RCLTG para encargarse de esta web. Y no volvió a mirar atrás. Bueno, algún vistacillo ocasional sí que ha echado.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com