¡Continúan las aventuras de Pepino y Almendra! Los siete reinos de Onirolandia necesitan un Héroe de Leyenda. Sin embargo, tienen que conformarse con Pepino,... Pepino, Héroe de Leyenda 2: El reino de las olas

¡Continúan las aventuras de Pepino y Almendra! Los siete reinos de Onirolandia necesitan un Héroe de Leyenda. Sin embargo, tienen que conformarse con Pepino, un aprendiz de mago empollón que lo único que quiere es ir a la escuela, y que, por azares del destino, debe partir junto a Almendra, su bastante más heroica hermana pequeña, en busca de la Espada de los Sueños, la única arma lo suficientemente poderosa como para derrotar al Señor de las Pesadillas. ¿Podrán dos conejitos salvar el mundo en sus horas más bajas? ¡Y tanto que sí!…

Pepino, Héroe de Leyenda es, en palabras de su autora Gigi D.G., «un cómic acerca de dos niños conejo que se van de aventuras y se lo pasan bien». Y, ciertamente no hay mejor definición. Este cómic infantil, publicado originariamente en forma de webcómic, no oculta un mensaje de empoderamiento, ni de defensa del medio ambiente, ni de identidad de género: es simplementoe un comic infantil de aventuras, puro y duro, con grandes dosis de diversión. Recuerdo ahora las palabras de una amiga educadora que se manifestaba fervientemente en contra de los juguetes «educativos», alegando que los niños tienen que ser educados en casa y en el colegio, y que los juguetes tenían que servir para jugar y nada más que para jugar. Este cómic se aplica la misma regla y proporciona a los jóvenes lectores un buen par de horas de entretenimiento y evasión. Que para eso son los tebeos infantiles, leche.

Esta nuevva aventura de Pepino, titulada El reino de las olas (The Ripple Kingdom, en inglés), cuenta cómo el protagonista Pepino despierta en una playa después de un naufragio, y salva a la princesa Nautilus de la garras (o las pinzas, deberíamos decir) de una banda de cangrejos abusones. Juntos emprenden la búsqueda de Almendra, la hermana de Pepino, la reina del Reino de las Olas y el caballero Zanahorio, que han sido hechos prisioneros por el Jefe Salpicazo, un malvado pulpo que se esconde en las profundidades. Detrás de esta maldad está el Señor de las Pesadillas y Cordelia, otra enigmática villana a quien ya conocimos en el primer volumen de esta saga. Muchos otros personajes aparecen en esta historia, como el Comandante Molamás o el Hada Chardonnay, que tienen la única función de facilitar el avance de la trama para los personajes. En su aventura, Pepino hará nuevos amigos, aprenderá algunos conjuros y, sobre todo, ¡se lo pasará genial!

Gigi D.G. es la creadora de Pepino, Héroe de Leyenda (Cucumber Quest, en el original). Es una artista y bloguera norteamericana afincada en Los Ángeles, muy aficionada, en sus propias palabras, a «las cositas monas, coloridas y elegantes». Su obra está fuertemente inspirada por las series de videojuegos de Paper Mario y Kirby, el trabajo de ilustradores como Tadahiro Uesugi y Erté, y las esculturas en papel de Brittney Lee. En las páginas de este segundo volumen de Pepino podemos apreciar todas estas influencias y muchas más. Su orientación al público infantil es más que evidente, dada la profusión de colores pastel, formas redondeadas, e incluso su estructura de videojuego: los personajes van avanzando en su misión obteniendo armas y conjuros que usarán en su debido momento contra el villano de turno. Esta estructura también se puede apreciar en la aparición de personajes secundarios, al más puro estilo de las aventuras gráficas tan típicas de Nintendo. Este recurso, aunque a los lectores adultos nos pueda parecer bastante tramposo y superficial, es ideal para los lectores jóvenes, ya más que acostumbrados a la estructura narrativa de los videojuegos. Al ser un lenguaje que ya dominan, el uso de este recurso en un cómic les resulta más fácil de asimilar y les hace ganar confianza en la lectura.

Este segundo volumen de las aventuras de Pepino, Héroe de Leyenda, ha sido publicado en España mediante una colaboración entre las editoriales Brúfalo Lector (especializada en cómic infantil) y La Cúpula, con el objetivo de llenar ese nicho de mercado que La Cúpula estaba dejando desatendido. Si debiéramos poner una pega a este volumen, sería que para un lector muy joven se puede hacer muy dura la lectura de 200 páginas de un tirón (yo he tardado cerca de dos horas, así que un niño tal vez tarde el doble), sin una división por capítulos. Tal vez sea un mal menor, habida cuenta de que este cómic surgió por primera vez en formato webcómic, y como tal su lectura diaria no se hacía tan ardua. En fin, nada que no se arregle con un buen marcapáginas. El Reino de las Olas, segunda aventura de los hermanos aventureros Pepino y Almendra, sin duda encantará a los jóvenes lectores de la casa, al tratarse de un tomo lleno de fantasía, aventuras y grandes dosis de humor.

Compartir:

Antonio Hidalgo

Anteriormente conocido como El Tete, abandonó los sellos y las RCLTG para encargarse de esta web. Y no volvió a mirar atrás. Bueno, algún vistacillo ocasional sí que ha echado.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com