Estimados señores de Hollywood, En representación a todos aquellos que se vean reflejados con las opiniones presentadas en este escrito, quería deciros que estamos... (Otra) carta abierta a Hollywood

Estimados señores de Hollywood,

En representación a todos aquellos que se vean reflejados con las opiniones presentadas en este escrito, quería deciros que estamos hasta la polla de muchas de las decisiones que estáis tomando respecto a las producciones que están a punto de llegar a nuestras pantallas.

Esta mañana he despertado para leer la noticia de que otro Reboot cinematográfico (reinicio de una saga) está en camino. Le ha tocado el turno del clásico thriller de robos ya remakeado OCEAN’S ELEVEN – pero esta vez parece que protagonizado por Jennifer Lawrence, en mi opinión uno de los talentos más polifacéticos de nuestra década.

Pues he de decir que me parece una decisión de mierda.

No por la elección de la actriz (ya he dejado claro mi opinión sobre ella) sino por la increíblemente machista aunque supuestamente redentora decisión de que todo el cast sea femenino.

Nos encontramos en una época de cambio en la cual el cine de Hollywood, que por a) o por a)’ es el que llega a la mayoría de los miembros de nuestra sociedad, cambie. Y parece que tiene la intención de hacerlo, aunque sea para que los movimientos por-sociales se callen la boca.

Sin embargo, rebootear y/o rehacer clásicos cinematográficos con un cast femenino y racialmente balanceado no es la solución. La solución es producir nuevas historias de calidad con un reparto equitativo en género, raza y talento interpretativo, que no tenga en cuenta la taquilla que pueda acumular sino el legado artístico y social que deje para las generaciones actuales y venideras.

Querer recrear filmes que forman ya parte de nosotros porque en su momento, debido a las convenciones sociales, se hicieron de una forma u otra, es avergonzarse de la forma más cobarde de los errores cometidos. No hemos, como sociedad e industria, volver a contar parte de nuestra historia a no ser que sea necesario – al igual que no escondemos pero sí condenamos los actos históricos, la historia del cine ha de mantenerse tal y como es con sus pros y sus contras para que aquellos que tomemos el relevo podamos seguir hacia delante.

Rebootear OCEAN’S ELEVEN o CAZAFANTASMAS únicamente con un reparto femenino para contentar las generaciones actuales tiene el mismo sentido que rehacer CASABLANCA con Chris Pratt plano a plano pero evitando que fume y así dejar atrás por fin esa terrible adicción que tan vetada está por las productoras americanas.

Rebootear una película para corregir un error que en su momento no lo era es tan estúpido como estrenar una edición especial de tu película de ciencia ficción treinta años después recreando los efectos especiales porque ahora son mejores… ¿Veis por dónde voy?

Por lo que, señores de Hollywood, no hagan el tonto. No sean descarados.

Todos buscamos, ansiamos, un producto de calidad que dé de comer a la industria y que a la par ponga fin de las diferencias raciales, religiosas, de género y talento. Pero rehacer clásicos, rehacer la historia para enmendar errores que no son errores, no es el camino.

Un saludo.

Compartir:

Sergi Páez

Barcelona, 1993. Soy escritor y director cinematográfico, un cuenta-cuentos y porta-historias que trabaja para hacer de este un mundo mucho más cálido desde la productora @VisionFES.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com