¿POR QUÉ LEEMOS RESEÑAS? BREVE REFLEXIÓN ACERCA DE LA EXISTENCIA DE ESTE BLOG Y EL RESTO DE CRÍTICOS FUERA DE ÉL Hoy, por fortuna... Opinión – ¿Por qué se critica el cine? ¿Por qué lo lees tú?

¿POR QUÉ LEEMOS RESEÑAS? BREVE REFLEXIÓN ACERCA DE LA EXISTENCIA DE ESTE BLOG Y EL RESTO DE CRÍTICOS FUERA DE ÉL

imagenescritico

Hoy, por fortuna o desgracia, vivimos en una sociedad en la que gracias a Internet podemos encontrar una diversidad de críticos innata.

Encontramos críticos trabajando en sus oficinas, cobrando por explicarle a sus lectores sobre papel y web lo que les pareció la última peli que les invitaron a ir a ver; o los encontramos en los escritorios de sus habitaciones y/o despachos, intentando sacar adelante un blog, podcast, o noticiero de menor calibre – corriendo por conseguir entrar los primeros en un pre-estreno o en la primera sesión de la nueva película de la que sus seguidores ansían conocer opinión.

También, claro, encontramos críticos en los bares, en las comidas familiares, en el transporte público… e incluso niños de doce años nos cuentan lo que les ha parecido la última película de Adam Sandler en YouTube. Ancianos, adolescentes, estudiantes de cine, filósofos, directores, productores, periodistas… Estamos rodeados de críticos y reseñistas, todos y cada uno de ellos especializados en cine. Al menos desde, siempre, el punto de vista del lector.

No hace mucho me preguntaron, “¿cuánta gente te lee?”. “Unas veinte, veinticinco personas por reseña”. “¿Y ya vale la pena?”, me preguntó. “Claro. A una de ellas le gustó”.

Leemos reseñas, opiniones y críticas porque necesitamos saber que ahí fuera hay alguien que piensa igual que nosotros. Por lo tanto, seguimos a ‘expertos’ que compartan nuestra visión de la cultura para no sentirnos fuera de lugar, para reforzar nuestros gustos y – aunque no debería hacernos falta – sentirnos mejor. Somos seres sociales por naturaleza.

El cine, el cómic, la literatura, la pintura… el arte es subjetivo. Y eso lo ha de tener claro el chico que va a ver una película online a 360p porque se aburre, como aquel que ha invertido décadas y dinero en doctorarse en la materia y va cada vez que puede a reposiciones en pantalla grande. Porque un crítico de cine con renombre no es más que una persona que lleva visto, leído y estudiado mucho, mucho más cine que otros, y tan solo será capaz de ser objetivo a la hora de analizar técnicas y clichés. Por mucho que diga lo contrario.

Porque el arte y el entretenimiento son subjetivos. Y por eso existen este y otros blogs.

Porque que el estudiante de audiovisuales, experto en cine de autor, te diga que el Universo Cinematográfico de MARVEL es pura basura diseñada para sacar pelas no significa nada más que que no despierta nada en él; así como que que cualquier persona que haya visto la mayor parte del contenido cinematográfico de los últimos 100 años te podrá decir que Tarantino es un mal cineasta porque ha plagiado seis de sus últimos ocho trabajos, únicamente supondrá una elogiable fidelidad a los pioneros del séptimo arte.

Pero nada de esto dejará de hacer que millones se maravillen con Joss Whedon y su capacidad de desarrollar una narración transmedia como jamás se ha visto antes en la cultura pop, o que te rías emocionado cada vez que Samuel L. Jackson maldice y revienta un torso a balazos…

Bueno, a mí me parece que Stanley Kubrick no es un buen director. #DealWithIt

Así que dos reflexiones finales para los dos tipos de lectores que estén leyendo este articulillo.

Espectadores, lectores, entusiastas del arte y el entretenimiento: seguid leyendo artículos de opinión, reseñas y críticas. Aprenderéis, organizaréis vuestras ideas y reforzaréis vuestro sentimiento frente a aquello que hayáis visto/leído para poderlo defender contra vuestros detractores.

Escritores, críticos, reseñistas, periodistas: sois humanos, y como tales sentís. Sois todos únicos, y por lo tanto cada uno de vosotros percibiréis una obra en un momento y un lugar únicos, y por lo tanto de manera diferente. Dedicaos a compartir ese sentimiento, no a categorizar. Dedicaos a entretener, no a atacar. Los que os leen, os leen porque confían en vuestro criterio y no el de otros. Quitaos de la cabeza esa objetividad taciturna, sobre todo los “expertos” en la materia, y hablad desde la humildad y el corazón…

Excepto con La amenaza fantasma. Decid lo que queráis de esa porquería.

Compartir:

Sergi Páez

Barcelona, 1993. Soy escritor y director cinematográfico, un cuenta-cuentos y porta-historias que trabaja para hacer de este un mundo mucho más cálido desde la productora @VisionFES.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com