Por algún motivo, el Jim Starlin más conocido es el de los años 90. Y es que no se puede negar la épica de... OGN. Guardianes de la Galaxia. Madre entropía

Por algún motivo, el Jim Starlin más conocido es el de los años 90. Y es que no se puede negar la épica de la Saga del Infinito, en especial ese gran evento llamado El Guantelete del Infinito que supondría un antes y un después. Desgraciadamente es éste el motivo por el muchos obvian ese antes y no se percatan de que Starlin llevaba en esto desde principios de los años 70 y nos dio con el Capitán Marvel y Adam Warlock historias que aún empequeñecen cualquier otra cosa que haya escrito nunca. Los años setenta causaron un revuelo en los comics Marvel tan profundo como desapercibido. De manera sutil para esquivar aquella censura que se resistía a morir, bajo la apariencia de historias casi infantiles subyacían mensajes sobre la religión, las drogas o el mismo sentido de vivir.

OGN. Guardianes de la Galaxia. Madre entropía

Por todo esto sorprende, más de cuarenta años después, ver a Jim Starlin intentando adaptarse al estilo marcado por la peli de los Guardianes de la Galaxia. Comenzamos con el equipo en la estación Sapiencial con deudas y exceso de tiempo libre. No tardará en aparecer una misión que les hará cruzarse con Pip el troll, otro viejo conocido de Starlin. Juntos terminarán cayendo en las garras de la Madre Entropía, una de esas ambiguas entidades personificadas tan del gusto de guionista, que decidirá quién será la encarnación de nuestra dimensión de la misma entropía.

Los Guardianes son probablemente la franquicia que más se ha visto influenciada por su contrapartida cinematográfica y tratar de seguir esta estela nos deja a un Jim Starlin notoriamente fuera de su elemento. De algún modo este tebeo es como ver a tu padre haciéndose el enrollao, pero podemos ver restos de esa imaginación surrealista, de esa grandilocuencia de la Marvel cósmica que Starlin creó y de ese encanto achuchable de los tebeos de los el quioscos a finales de los 70 y principios de los 80.

OGN. Guardianes de la Galaxia. Madre entropía

Otro de los grandes, probablemente uno de los dibujantes en activo más grandes de la industria norteamericana, es el británico Alan Davis, el encargado de la labor gráfica junto con su compinche habitual, Mark Farmer. No se me ocurre nadie mejor para dibujar un bar repleto de alienígenas y viendo el Thanos que se marca en estas páginas, no me viene a la cabeza nadie más idóneo para dibujar el próximo Nosequé del Infinito que monten. Davis todavía tiene alguna que otra lección que dar al resto de dibujantes y consigue un parecido con los actores de la gran pantalla más que evidente, pero no estamos ante ese efecto calco tan común en los últimos años. Toma los rasgos principales, los sintetiza y los incorpora a su estilo de manera fluida. Alan Davis consigue que veamos a un Starlord en el que podemos adivinar a Chris Pratt, pero que es fundamentalmente Starlord.

A pesar de todo esto, de sus espléndidas peleas multitudinarias, de su narrativa impecable, del movimiento que imprime, la impresionante gestualidad que identifica a cada personaje y todo lo demás, tenemos a un Davis algo bajo de forma. Si lo comparamos con casi cualquier otro dibujante, el nivel de Alan Davis en Madre entropía es sobresaliente. Por desgracia, si lo comparamos consigo mismo sale perdiendo. Sigue siendo un grandísimo dibujante, pero le falta ese toque especial que lo hace uno de los más grandes. No hay tacha que ponerle, pero es ver una de sus peleas en masa, por ejemplo, y cada elemento no está tan cohesionado, no brilla tanto como en otras obras.

OGN. Guardianes de la Galaxia. Madre entropía

También el formato OGN le queda un poco grande a Madre Entropía, ya que estamos ante una miniserie de grapa en su edición original en los USA. Sí puede ser cierto que tiene ese sabor de aventura a gran escala e implicaciones globales en una historia autocontenida, que puede recordar a aquellos Emperador Muerte o La Bóveda: Trampa Mortal. Sin embargo, queda lejos, por ejemplo, de La muerte del Capitán Marvel y no deja de ser una exhibición de inventiva por parte de Panini, quien sin duda habrá tenido en cuenta la comercialidad de los Guardianes y los autores a la hora de decidir formato.

Jim Starlin, Alan Davis, novela gráfica… es innegable que OGN. Guardianes de la Galaxia. Madre entropía tiene algo de todo esto y tampoco es poca cosa. De hecho, estamos ante un tebeo entretenido y confeccionado con un oficio que no consiguen muchos tebeos actuales. Sin embargo, cada uno de estos nombres le quedan grandes a Madre Entropía y nos deja la lastima de terminar lejos de lo que promete la leyenda de los nombres implicados.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Precio: EUR 14,25
Compartir:

Alain Villacorta "Laintxo"

Fue picado por un cómic radiactivo y ahora ve el mundo a través de viñetas y tiene el sentido de la realidad proporcional de un tebeo. No os preocupéis, no es peligroso... creo...

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com