La autora napolitana Cristina Portolano realiza en la obra editada por Ponent Mon No sé quién eres una reflexión sobre la evolución de las... No sé quién eres

La autora napolitana Cristina Portolano realiza en la obra editada por Ponent Mon No sé quién eres una reflexión sobre la evolución de las relaciones personales en la época de Tinder. Lejos de hacer un relato frívolo sobre cómo funcionan ese tipo de redes sociales, la autora nos lleva en un viaje personal en el que nos muestra su propia evolución. La evolución de una mujer que, a pesar de disfrutar sin restricciones de su propia sexualidad, se choca contra algunos muros de la propia idiosincrasia de este tipo de redes. Una historia semi-autobiográfica en la que muestra su intento por adaptarse a las nuevas tendencias en las relaciones interpersonales.

No sé quién eres
Como dice la propia autora en una charla TED que dio, es importante diferenciar entre la mentalidad que uno tenga frente a la sexualidad y otra bien distinta lo que se practica. «Hay muchos que en el 68 estaban a favor del amor libre… pero que no llegaron a practicarlo». Y es que lo que más llama la atención de este No sé quién eres es la sinceridad y el realismo de lo que cuenta. Relaciones de gente normal con sus rarezas, sus michelines, sus problemas de seguridad, sus vicios sanos… sin necesidad de mostrar ese tipo de personas perfectas que todos desearíamos encontrar o ser pero que luego en la vida real demuestran tener su inevitable cartón piedra.

Cristina viene de una relación compleja, con una chica a la que amaba mucho, pero que no vino en el mejor momento, pues se encontraba en la transición hasta dar el paso a un cambio de género. La relación acabó marchitándose por su propia inercia. Ahora esa pareja ha cambiado radicalmente, es feliz e incluso ha dado algunos pasos importantes en su vida. Para intentar huir del recuerdo de esa relación, Cristina comienza a probar por redes sociales tipo Tinder u OkCupid y comienza a mantener relaciones con hombres a través de dichos portales.

No sé quién eres
Aparte del citado realismo en cuanto a las personas con las que se cruza, una de las cosas que más he disfrutado ha sido la evolución de la propia Cristina. Las primeras experiencias mostraban a una protagonista educada, no por ello insegura, y que se veía arrastrada por la inevitable necesidad de repetir con alguna persona que le interesase. Siempre he pensado que hay personas que no sirven para este tipo de redes por su incapacidad por mantener relaciones impersonales y exclusivamente físicas, y su inercia hacia dejarse marcar aunque sea un poquito por la personalidad de la otra persona. Aunque ella no quiere, al principio se ve que le cuesta. Hacia el final de la obra vemos a una Cristina mucho más fría e impersonal, más hecha a este tipo de relaciones exclusivamente físicas y que incomoda a algunos hombres por su franqueza.

El libro está dividido en varios capítulos, que muestra las fases de la autora durante su propia experiencia: Entusiasmo, dependencia, aburrimiento y rechazo. A pesar de ser un cómic autobiográfico, evidentemente está completado con trozos de ficción que actúen en pos de la propia narrativa. Intercala flashbacks de su relación anterior con el presente. Otra cosa que me ha gustado es que muestra la reacción de sus amigos a la fase que atraviesa de relaciones personales, con sus propias críticas y sus actitudes de rechazo a algunos aspectos.

El dibujo de la obra es sencillo pero con algunos ángulos interesantes y una composición de página que aporta atractivo a la lectura. Usa un bitono con rosa, que le ayuda a diferenciar las escenas de flashback, íntegramente en blanco y negro. El sexo que muestra es explícito y como ya he dicho un par de ocasiones, con cuerpos reales, con los defectos que suelen tener… los cuerpos reales. La explicitud de la obra no es en absoluto gratuita, y ayuda en gran medida a aportar naturalidad a los temas que se tratan y a entender mucho mejor cuándo uno de los personajes se puede sentir incómodo (o cómodo) sin tener el posible desagrado del sexo como factor distractor para el lector.

No sé quién eres
En definitiva, No sé quién eres.

Una obra muy interesante que nos ayuda a reflexionar cómo ha cambiado el tema de las relaciones personales en los tiempos de Internet. Una autora directa, valiente y que no se esconde en ningún momento a la hora de contar su experiencia y que aporta una naturalidad fabulosa a un tema sobre el que conviene que reflexionemos. La facilidad y accesibilidad que proporcionan las redes sociales han dado pie a una impersonalidad y a una frialdad que tal vez no sea positiva. La obra acaba con una interesante moraleja sobre la autopercepción de adónde diriges tu vida cuando no haces más que quedar y salir con personas a las que no conoces, que no sabes quiénes son.

Lo mejor: Lo directa que es, cero tabúes. Muestra la dirección que han tomado las relaciones personales con sus ventajas pero también sus inconvenientes. El padre de la protagonista y su evolución en la historia.

Lo peor: Si no te gustan las historias intimistas y te molesta el sexo explícito, mejor busca en otro sitio.

Summary
Review Date
Reviewed Item
No sé quién eres
Author Rating
41star1star1star1stargray
Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com