Hasta ahora, había comentado que Ninjak era una serie muy variada con cambios continuos de género y historias aparentemente independientes unidas por un filo... Ninjak 5: El Puño y el Acero

Hasta ahora, había comentado que Ninjak era una serie muy variada con cambios continuos de género y historias aparentemente independientes unidas por un filo hilo conductor común. Con El Puño y el Acero, Matt Kindt vuelve a traernos un género completamente distinto, pero incorpora una novedad: Como estamos del final a un solo tomo con los últimos seis números de la serie, el guionista empieza a traer de vuelta cosas de tomos anteriores para dejar claro que todo es una historia común, que no se tratan de historias independientes y que, por variadas que fueran las tramas saltando de un género a otro, está todo pensado desde el principio.

El puño y el acero
En este quinto tomo, con un arco argumental de cuatro números USA, vamos a dar un salto al futuro. Un anciano Colin King se encuentra en una misión colaborando nada menos que con Gilad Anni-Padda, más conocido como Eternal Warrior. El protector de la Tierra pedirá ayuda a Ninjak para capturar a un viejo conocido, Fakir, y para ello tendrán que superar todo tipo de desafíos y enemigos, desde soldados clónicos a querubines gigantes… Pero los lectores de la serie recordarán que en el tomo anterior dejamos a Ninjak habiendo superado un ataque que destruyó su castillo y lo dejó en una situación muy comprometida. El resto de la historia vamos a ir conociéndola a través de esas páginas de los Archivos Perdidos que siempre se incluyen al final de cada número.

¿Qué género tenemos en este tomo? Una buddy-movie en toda regla. Ninjak es sutil, calculador, con clase, y se vale de la más avanzada tecnología para completar sus misiones. Eternal Warrior es un guerrero inmortal que lleva años superando sus desafíos a golpe de hacha. Tenemos el contraste del bruto veterano con el asesino de guante blanco sin mucho sentido de la empatía. Esto va a traernos momentos francamente divertidos, entre lucha y lucha. Cada uno tiene su propio estilo y eso hace que afronten los desafíos de manera casi antagónica, pero aún así, forman un buen equipo y acaban superando cada reto que se les plantea.

El puño y el acero
Si en el tomo anterior ya fuimos conociendo un poco más del lado humano de Colin King, en este, Kindt va a seguir perfilando esa línea y va a introducir pequeñas semillas del pasado del ninja mercenario que revelan una faceta poco habitual. Además, Kindt usa otro recurso muy interesante como es el de conectar las historias de pasado y presente a través de la magia. Si decimos magia en el Universo Valiant, sabemos que van a aparecer necesariamente la Doctora Mirage, Shadowman o Punk Mambo. Es la tercera la que va a volver a la colección para intentar ayudar a Ninjak en una situación comprometida. El guionista lo hace muy bien. En los números anteriores, los Archivos Perdidos se habían usado para revelar historias del pasado de Colin o de sus allegados. Ahora realmente hace lo mismo, pero al estar ambientada la historia en el futuro, el pasado es lo que hasta ahora había sido el presente.

En cuanto al apartado gráfico, mantenemos la fórmula habitual de un dibujante para la historia principal y otro para los Archivos. Todo coloreado por el habitual Ulises Arreola. El dibujante principal es Khari Evans, que lleva ya unos cuantos trabajos recientes en Valiant (Generación Zero, Harbinger, Archer y Armstrong…) y también ha trabajado para Marvel (Las hijas del Dragón, Thor) y DC (Harley Quinn). Tiene páginas interesantes, pero para mi gusto es un dibujante algo rígido y con algo que mejorar en cuanto a expresividad corporal. Es curioso porque no recuerdo esas carencias en Las hijas del Dragón, aunque la leí hace eones… En contrapartida, tiene algunos diseños de página bastante interesantes y unos diseños de personajes que resultan bastante frescos.

Andrés Guinaldo se encarga de los Archivos. Ya hablamos de él en la reseña del tomo anterior cuando se encargó de los números 16 y 17 de la serie. Un dibujo muy dinámico y que sirve además para enlazar con la historia de la que viene esa trama…

El puño y el acero
En definitiva, Ninjak 5: El Puño y el Acero.

Una historia protagonizada por dos personajes muy diferentes, con métodos casi opuestos y que combina la acción con el humor, narrado con una estructura en dos épocas que llegan a tocarse francamente inteligente. Kindt ha ido encaminando toda la trama para el último arco con el grand finale donde presumiblemente veremos el enfrentamiento final con Roku y las Siete Sombras. Ninjak sigue siendo probablemente la serie de todo Valiant más regular y con un nivel más estable dentro de todo su catálogo. Si te gustó el primer tomo, a estas alturas dudo que te haya decepcionado cualquiera de los demás.

A pesar de que alguno pueda sorprenderse de un precio de 13.95€ por 4 números USA es importante recordar que son números de 32 páginas y que el tomo viene acompañado de bastantes páginas con portadas alternativas, lápices y tintas de las páginas de este arco.

Lo mejor: Que el nivel no decae. Que Kindt va dando forma a la historia para que tenga más sensación de unidad. El humor.

Lo peor: Posiblemente Khari Evans sea de los dibujantes que menos me ha gustado hasta el momento. A pesar de todo no es un dibujo que eche para atrás.

Para los que disfrutaron con Danko: Calor Rojo, Hora Punta o Arma Letal. Para los que quieran ver al Ninjak del futuro. Para disfrutar de una historia inteligente y bien planteada.

Summary
Review Date
Reviewed Item
Ninjak 5: El Puño y el Acero.
Author Rating
41star1star1star1stargray
Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com