Qué puntería ha tenido Panini con la edición de este Marvel Comics: El mundo al otro lado de tu ventana… Vivimos tiempos aciagos, con... Marvel Comics: El mundo al otro lado de tu ventana

Qué puntería ha tenido Panini con la edición de este Marvel Comics: El mundo al otro lado de tu ventana… Vivimos tiempos aciagos, con una pandemia paralizando el mundo, y qué mejor momento para publicar un tomo recopilatorio en el que se deja patente el esfuerzo que ha habido siempre en Marvel por dejar constancia de que su universo no es más que un reflejo del nuestro, por mucho que en el suyo existan entidades extraterrestres de miles de metros de altura o dioses nórdicos viviendo entre nosotros. No me cabe duda de que veremos al maldito Covid-19 en el Universo Marvel dentro de no mucho. Igual que en su día se reflejaron otros eventos históricos como el ejército de Adolf Hitler y su intento de dominación, la llegada de Obama a la presidencia de los EE.UU., el 11-S o los tiroteos en institutos estadounidenses. Panini publica este tomo donde se reúnen algunas de las historias donde más patente queda que Marvel no es un universo diferente al nuestro, solo es una versión recoloreada del mundo en el que vivimos…


Y sería una patraña decir que eso es algo exclusivo de Marvel, hemos visto grandes historias que han reflejado problemas de nuestro mundo en otras editoriales. Sin ir más lejos, hubo una serie que casi se centró exclusivamente en los problemas sociales de aquel entonces como fue la Green Lantern/Green Arrow de O’Neill y Adams en DC. Pero es cierto que en Marvel siempre han hecho un esfuerzo especial por intentar que identifiquemos su mundo con el nuestro. En nuestro mundo no existen Gothams, Smallvilles ni Star Cities. Sin embargo, sí somos capaces de reconocer la Nueva York de Spiderman y Los 4 Fantásticos o la New Jersey de Ms. Marvel, con escenarios absolutamente identificables.

En este tomo se recogen catorce números que reflejaron su época por una cosa u otra: El número en el que el Capi se enfrenta con Hitler; uno de los tres números del arco en el que Harry Osborn se enfrentaba a las drogas; el número en el que Howard el Pato se presentaba a presidente de los EE.UU. con un gran escándalo de por medio; aquel en el que Tony Stark comenzaba a estar enganchado a la bebida; ese en el que los Nuevos Mutantes se enfrentaban al intento por aparentar odio hacia los diferentes para buscar la aceptación social, y con un final inesperado; un número de Alpha Fligh en el que Estrella del Norte salía del armario y se mencionaba la repulsa a la homosexualidad por el tema del SIDA; una representación de aquellos números en los que los mutantes sufrían una enfermedad exclusiva de ellos provocado por el virus del VIH/Legado; el número en el que Hulk perdía a un amigo afectado por el VIH; el sobrecogedor número en el que Spiderman y el Universo Marvel en general intentaba reaccionar ante el desastre del 11-S; el comienzo de la historia en la que el Capi ayudaba a la población a recuperarse de dicho desastre; la llegada de Obama y cómo lo conocía Spiderman; la primera boda gay del Universo Marvel; cómo Kamala Khan animaba a la población a ejercer su derecho al voto y por qué es importante; o cómo afectó uno de esos tiroteos en institutos a Miles Morales cuando sucede en el suyo propio…


Desastres como el 11-S o la II Guerra Mundial, enfermedades como el SIDA o la depresión, problemas sociales como el alcoholismo, el rechazo social, las drogas o la libertad sexual, o simplemente la suciedad en algunas elecciones y la importancia de ejercer nuestro derecho al voto. Son problemas que definieron una época. Y no es que ya no haya SIDA, pero no es un problema tan desconocido y descontrolado como fue en los años 80-90. Igualmente siguen produciéndose tiroteos en institutos americanos, pero ha sido un intento de la propia editorial para mostrar a los más jóvenes cómo puede afectar psicológicamente a los que sufren algo tan horrible. Marvel ha intentado siempre aprovechar el momento para calar en la sociedad e intentar ayudar con la concienciación ciudadana, y es algo que aunque para muchos pueda parecer «estropear una historia para meter un publirreportaje» tiene mucha más importancia de la que pueda parecer. Es un reflejo de nuestra historia y este tomo es un reflejo perfecto de cómo ha sido en los últimos ochenta años.

No voy a hablar de los equipos creativos, porque eternizaría innecesariamente esta reseña, pero sí me gustaría destacar la calidad de dos de los números aquí incluidos: el de Hulk de Peter David con un fantástico Gary Frank, por su sensibilidad y lo bien que reflejaba la realidad a pesar de ser un universo con muchas posibilidades «mágicas», pero sobre todo el de cómo Spiderman afronta el 11-S con la caída de las Torres Gemelas, con un guión que te retuerce las entrañas por parte de J. M Straczynski y un dibujo espectacular de John Romita Jr, con algunas viñetas absolutamente fabulosas, como la de la propia caída de las Torres ante la impotente mirada de Spidey.


En definitiva, un tomo que sirve para repasar nuestra propia historia a través de esos cómics con personajes de otros mundos o tipos con superpoderes, pero que sufren igualmente ante enfermedades, desastres y tienen los mismos sentimientos de impotencia y vulnerabilidad que podemos sentir nosotros ante ellos.

Lo mejor: El reflejo de nuestra sociedad en un mundo de superhéroes. Las historias de Hulk y de Spiderman que he citado.

Lo peor: Si no te interesan las antologías, probablemente este tomo no esté en tu lista de deseados.

Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com