Manejar el ritmo apropiado en una historia no es una tarea trivial, y es uno de las herramientas que distingue a un buen autor...

Manejar el ritmo apropiado en una historia no es una tarea trivial, y es uno de las herramientas que distingue a un buen autor de uno mediocre. No es lo mismo un relato corto, en el que hay que ir directo al grano, que una historia larga, en la que hay que dosificar la información que se va dando. Junji Ito se desenvuelve de forma impecable en ambos, pero diría que su lugar natural está a medio camino. En las historias que cuenta en un solo tomo. En Black Paradox, en Hellstar Remina. Y a esta categoría pertenece la obra que nos llega hoy, El Muerto Enfermo de Amor.

el-muerto-enfermo-de-amor

Junji Ito regresa para relatar la historia del misterioso chico del cruce, quien atiende la petición de chicas que esperan de él una predicción. ¡Embriagaos demencialmente con el enigma del muerto enfermo de amor, protagonista de este manga salpicado de sangre!

En la ciudad de Nazumi existe una curiosa (y enfermiza) tradición. Cuando alguien siente que no sabe qué hacer con su vida, habitualmente en el plano amoroso, sale a la calle, espera en un cruce a que pase el primer desconocido, y le pide que le haga una predicción sobre lo que le atribula. Y sí, se corre el riesgo de que pase alguien de mal humor y pinte un futuro desolador, pero si el destino es negro se encargará de mandar a una persona con el ánimo oscuro para responder a la «adivina callejera», como se conoce a estas personas. Y la pregunta más habitual es «¿mi amor se hará realidad?».

La (mala) suerte hizo que una de estas adivinas se cruzara con Ryûsuke, un niño de seis años en plena rabieta por tener que mudarse de ciudad y abandonar a sus amigos. La respuesta del niño fue negativa, y por ello, la mujer se suicidó degollándose con un cutter.

Ocho años después, Ryûsuke y su familia vuelven a Nazumi, y poco después una chica se suicida en un cruce cortándose el cuello con un cutter. Parece ser que ha llegado a la ciudad una figura fantasmal, un chico muy atractivo que viste de negro y recorre las calles por las noches dando predicciones negativas. Y el número de suicidios empieza a dispararse…

muerto-enfermo-de-amor-pagina

Volvemos en esta obra a lugares comunes en la obra de Ito. Posiblemente, la obsesión del ser humano y la pérdida del control sean las características comunes más habituales en sus publicaciones, y aquí son el eje central de la trama. La obsesión de las adolescentes, y posteriormente también de los adultos, por la adivinación callejera. La obsesión de Ryûsuke con su culpabilidad, y la sensación de que todo lo que está ocurriendo tiene su origen en aquel día de hace ocho años. La obsesión de las adivinas por su objeto de amor, llegando a cometer actos impensables. También volvemos a tocar el tema del suicido, ya visto en sus páginas en otras ocasiones, como en Black Paradox. El toque sobrenatural y la putrefacción también son habituales en él, y poco a poco irán cobrando protagonismo en este tomo. Y según la trama avanza, la obsesión se va transformando en absoluta demencia.

Curiosidades varias…

El Muerto Enfermo de Amor (死びとの恋わずらい Shibito no koiwazurai ) fue publicado por entregas en la revista Namuki entre mayo y noviembre de 1996, y recopilado en tomo en 1997.

Hay una adaptación cinematográfica de esta obra, traducida al inglés como Love Ghost.

En resumen…

Sin duda, este es un tomo imprescindible para los seguidores, cada vez más numerosos, de la obra de Junji Ito. Pero además es un muy buen punto de entrada para los que aún no conocen a este imprescindible autor, al tratarse de un tomo autoconclusivo en el que podemos encontrar prácticamente todas las características de su obra.

Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com