Concluye la trilogía que nos cuenta nuevas aventuras de los personajes de la saga Millenium de Stieg Larsson. Con Millenium Saga 3. La chica que... Millenium Saga 3. La chica que nunca se daba por vencida

Concluye la trilogía que nos cuenta nuevas aventuras de los personajes de la saga Millenium de Stieg Larsson. Con Millenium Saga 3. La chica que nunca se daba por vencida, llegamos al desenlace de esa trama que enfrentaba al grupo de piratas informáticos Hacker Republic con el grupo supremacista Sparta y a su relación con el grupo de ultraderecha que amenaza con hacerse con el control del poder del país en las siguientes elecciones. Norma Editorial concluye esta edición del material original de Sylvain Runberg junto a la dibujante española Belén Ortega, que editara en Francia Dupuis.


La obra retoma la historia donde acabara el anterior tomo, con Mickael Blomqvist y Lisbeth Salander intentando rescatar a los tres hackers secuestrados. A su vez, el grupo chantajeaba al gobierno de la nación amenazando con hacer público un programa secreto de vigilancia que pondría en evidencia al Ministerio de Interior. En una tercera línea argumental, Erika Berger y los redactores de Millenium intentarán ayudar a Mickael a pesar de que tiene en contra a toda la opinión pública.

Runberg concluye la historia de una manera satisfactoria, cerrando todas las tramas y tratando correctamente a casi todos los personajes. Ha sabido captar muy bien el espíritu original de las novelas en cuanto a los personajes principales, especialmente la pareja protagonista, pero también a Erika Berger o los hackers. Lástima que ese grupo secreto Sparta, que ya comentábamos en las anteriores reseñas que quedaba algo ridículo desde un principio, vaya cada vez a más por el devenir normal de la historia y su imagen casi paródica. Tampoco me han gustado algunos giros de guión y cómo algunos personajes confían o desconfían en otros sin demasiada razón de ser. Y para argumentar más esto tendría que incurrir en spoilers de la historia. Algunos recursos me parecen un poco gratuitos para resolver la historia y en definitiva, el guión lo dejaría en un aprobado raspado, que salva los muebles gracias a que construye una historia elaborada, con varias tramas paralelas y un buen tratamiento de personajes. Además, visto lo visto en los dos primeros tomos, uno podría esperar un desenlace mucho más atropellado pero tiene un cierre correcto que no se le llega a ir de las manos al guionista.


Pero si algo me ha animado a terminar la serie, aparte del cariño que le tengo al universo creado por Larsson, es el dibujo de Belén Ortega, que se mantiene a un nivel muy alto durante los tres libros que componen la historia y que casi me atrevería a decir que va ganando con cada uno de ellos. Es muy interesante ver ese estilo híbrido entre oriental y europeo, con fondos y rostros muy detallados, y diseños de páginas simétricos y ordenados, pero con expresiones intensas más propias del manga, y la inclusión de líneas cinéticas de una manera discreta pero evidente. La mezcla, lejos de quedar extraña, consigue un resultado interesante, novedoso y atractivo, que puede llamar la atención de aficionados a un tipo u otro de cómic.

Analizando la serie en conjunto, es una lectura entretenida y que cumple con el factor nostalgia que muchos arrastramos desde años. La historia es la primera que parte de un material original, sin estar inspirada en ninguna de las novelas de Larsson o David Lagercrantz y aunque mantiene el espíritu sin demasiada dificultad, pierde en la profundidad de la historia y en la construcción de la organización enemiga.


En definitiva, Millenium Saga 3. La chica que nunca se daba por vencida.

Un cierre correcto de una historia que no está a la altura de la saga original, pero que cumple su cometido de traernos de vuelta a unos personajes que llevan años acompañándonos gracias a las novelas y adaptaciones cinematográficas. Tal vez no sea correcto comparar los productos de diversos medios, puesto que no juegan en la misma liga. Sea como sea, es una historia que nos trae de vuelta a estos personajes, y lo hace de una manera fiel y respetuosa hacia los personajes originales, y que además se ve engrandecida por el trabajo de una Belén Ortega con un estilo muy personal, y que funciona bien con la historia. Ha ido ganando a cada número que dibujaba y hace que sea lo más disfrutable de esta serie.

Lo mejor: Belén Ortega. El tratamiento respetuoso de los personajes. Un cierre que se va mucho menos de las manos de lo que uno pudiera esperar.

Lo peor: Runberg hace una historia algo simple, a pesar de los intentos de hacer varias tramas y darle profundidad. Sparta.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Millenium Saga 3. La Chica que Nunca se Daba por Vencida
Sylvain Runberg, Belén Ortega and NORMA EDITORIAL, S.A.
Precio: EUR 17,10
Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com