Steve Orlando había hecho un trabajo más que notable en la serie de Midnighter de antes de Renacimiento. Acompañado de un fantástico dibujo nos... Midnighter y Apolo

Steve Orlando había hecho un trabajo más que notable en la serie de Midnighter de antes de Renacimiento. Acompañado de un fantástico dibujo nos contó en 12 números una serie que comenzaba con la ruptura de Midnighter y Apolo, y acababa con la reconciliación entre ambos. Ahora, Orlando nos trae esta miniserie de seis números que ECC ha recopilado en un solo tomo autocontenido, y para ellos se acompaña de otro español a los lápices, Fernando Blanco (Batman Eterno, Detective Comics). Midnighter y Apolo está cargada de acción y demuestra lo bien que le ha tomado el pulso el guionista al personaje, aportando unos diálogos frescos y un tratamiento de los personajes completamente natural.

Midnighter y Apolo
La premisa de esta miniserie es bastante sencilla: Henry Bendix, creador de Midnighter y principal interesado en borrarlo de la faz de la Tierra, planea la trama definitiva. Para destruir al guerrero perfecto ataca su único punto débil: Apolo. El arma que usará para deshacerse de ambos será el demonio Mawzir. Con Apolo en el Infierno, Midnighter no dudará en ir a rescatarlo, aunque eso supongo enfrentarse nada menos que a Nerón, el señor del Infierno que creara Mark Waid y que ha aparecido en series como la Wonder Woman de Byrne, o la miniserie JLA: Paraíso Perdido, recientemente editada por ECC.

Como decía, Orlando ha conectado muy bien con el personaje. En este tomo profundiza mucho más en la relación entre Midnighter y Apolo, siendo un ejemplo perfecto de incorporar la normalización de esa diversidad que tanto parece esforzarse Marvel en mostrar en los últimos años. Cuenta con la ventaja de ser una relación establecida desde hace años, pero cuando ves cómo se muestran ambos personajes y el vínculo que comparten, lo ves de una manera completamente natural y para nada se ve metido con calzador, como me ha pasado en otras series. El amor e incluso la atracción física entre ambos rezuma por cualquier página en la que ambos aparezcan, e incluso diría que esa mezcla de frases de tipo duro en escenas absolutamente románticas es muy novedosa y sorprende al lector, dando el aspecto de algo fresco. Esa normalización es la que puede acabar derribando barreras y cerrando bocas. El tratamiento «físico» de la relación también puede herir algunas mentes retrógadas pues hay escenas amorosas tan explícitas como otras relaciones heterosexuales en el cómic…

Midnighter y Apolo
Pero lo importante y lo que hace que para mí el trabajo de Orlando sea tan bueno es que a pesar de estar en una miniserie cuya premisa se cimenta a partir del amor entre dos hombres, no es una serie que se centre en esa relación. Es una serie de acción y de un personaje absolutamente implacable que no se detiene ante nada cuando intenta conseguir su objetivo. Midnighter, en ese sentido, no es un personaje tan diferente a Batman o Lobezno, pero su sentido de la responsabilidad es mucho más voluble que el de los otros dos héroes. Midnighter no se ciñe tanto a las reglas y cuando se trata de conseguir algo, se detendrá ante pocas cosas. No me canso de ver esas escenas en las que un enemigo le plantea un dilema que obligaría a cualquier otro a detenerse e incluso rendirse pero él siempre va un paso por delante y decide terminar las cosas a su manera.

Y mi gran miedo con esta miniserie era el dibujo, no porque dudara de la capacidad de Fernando Blanco, sino porque para mí, ACO había hecho un trabajo impresionante en la serie anterior. Blanco no solo cumple con las expectativas sino que las supera. Para empezar, sus primeros números incluyen claros homenajes al estilo de ACO, con esas viñetas detalles tan características suyas, y que hacen que el paso a su estilo más puro sea algo paulatino. Pero sus escenas de acción son trepidantes y muy bien narradas, y escoge algunas composiciones de página que son realmente frescas y sorprendentes. Escenas como la lucha del tren homenajeando el Old Boy de Chan-Wook o su llegada al Infierno y su recorrido en espiral buscando a Apolo son francamente espectaculares.

Midnighter y Apolo
El tomo de ECC incluye además una pequeña entrevista al dibujante en la que entre otras cosas, nos cuenta cómo ayudó también el espectacular trabajo de Rómulo Fajardo a los colores para mantener esa uniformidad visual con la serie predecesora.

En definitiva, Midnighter y Apolo.

Midnighter y Apolo es una miniserie autocontenida que, si bien, se puede disfrutar más sabiendo de dónde viene y habiendo leído la serie anterior de Midnighter, no es para nada imprescindible. Se puede leer de manera independiente y disfrutar de ella sin necesidad de saber más nada que lo que se lee aquí. Una serie de acción, con personajes bien definidos y con una trama que realmente solo es un pretexto para enfrentar a Midnighter y Apolo a enemigos «cada vez mayores». Si te gustan estos personajes, sin duda vas a disfrutarla. Contiene el Midnighter duro y despiadado que muchos amamos, peleas bestias y diálogos de los que no nos cansamos de leer/escuchar. El dibujo de Blanco consigue la ardua tarea de no echar mucho de menos a ACO, que no es en absoluto poco. El hecho de tener al anterior dibujante de la serie a las portadas también ayuda…

Lo mejor: Lo bien que escribe Orlando a Midnighter. La naturalidad que se muestra en la relación entre Midnighter y Apolo. El chiste de la nuca del último número.

Lo peor: Queremos más Midnighter.

Para seguidores de Midnighter y Apolo. Para ver cómo se hace un cómic en el que se normalice una relación homosexual sin que parezca forzado. Para seguir disfrutando de planteamientos gráficos novedosos y frescos.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Precio: EUR 14,20
Summary
Review Date
Reviewed Item
Midnighter y Apolo
Author Rating
41star1star1star1stargray
Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com