Saludos desde el siglo XIX, queridos lectores. Tengo un poco de tiempo antes de que el mundo enloquezca y los monstruos nos invadan. Así... Mercy 1.

Saludos desde el siglo XIX, queridos lectores. Tengo un poco de tiempo antes de que el mundo enloquezca y los monstruos nos invadan. Así que aprovecharemos para hablar de Mercy 1.

Mirka Andolfo nos trae una obra de terror gótico. Una que habrían firmado tanto Poe como Dickens. Aunque estamos ante la presentación de la historia, tenemos ya un montón de tramas y personajes que nos hacen querer seguir leyendo.

Desde literalmente la primera página entramos en un mundo en el que hay monstruos… Pero hay pobreza, abuso, explotación laboral infantil, prostitución… El horror real y el horror fantástico se alternan para amenazar a un pequeño y tranquilo pueblo.

Podríamos pensar que estamos ante una historia lenta, de presentación de personajes y ambientes. Nada de eso, queridos lectores. El ritmo es frenético en ambos aspectos de la historia, tanto en el de conflictos sociales como en el de seres sobrenaturales.

El guión no nos da ni un respiro. Cuando no estamos viendo a una niña pasar hambre o trabajar en una fábrica, vemos a misteriosos personajes hablando de planes que ellos conocen y han puesto en marcha. Tal vez podamos buscarle como fallo que pasan demasiadas cosas, que todos los personajes parecen estar relacionados entre sí, que nadie simplemente vive dedicado a sus cosas.

Pero no estamos ya en el siglo XIX. El ritmo de los folletines, lento y descriptivo, no es del agrado de los lectores actuales. Acción, violencia y gritos en la noche es lo que queremos y lo que la autora nos da generosamente.

El dibujo combina los detalles con las sombras en las paredes. Lo explícito con un rápido movimiento que solamente vemos con el rabillo del ojo. Y para que no nos olvidemos de que estamos ante una historia de (o dentro de) terror; tendremos algunas atmósferas diluidas, veladas, nebulosas.

Por ejemplo; lo veremos en las escenas de nieve, que dan la sensaciónde cubrir el mundo real con un velo de misterio que se aleja de nuestra comprensión.

El color, obra de la misma artista que el guión y dibujo, tiene unas paletas pequeñas, con tonos casi siemepre apagados. Casi siempre, porque los rosas explotan a veces como  una puerta reventada por un monstruo.

La sensación que nos dan algunos personajes es de lejana delicadeza. Parecen seres ajenos al mundo, centrados en sí mismos. Como dioses andando entre humanos… o como Cíclopes examinando sus rebaños…

No quiero adelantaros mucho, pero cuando dos de los personajes principales se encuentran, los contrastes y parecidos entre ambos son a la vez sutiles y evidentes; dándonos unas de las mejores escenas del tomo.

La edición de Panini y evolution incluye una ilustración final de ambiente, sin más extras.

Pero no os preeocupéis. Para compensarlo, os dejo el enlace a la web oficial de la serie, donde un cortometraje de imagen real nos espera. Disfrutadlo como un trailer o como un complementeo de la lectura.

¿Por qué leer Mercy 1?

Una historia de terror y crítica social que te engancha desde el primer momento.

¿Por qué no leer Mercy 1?

Se te hace muy corta y rápida de leer. Te deja con ganas de atrapar y devorar el segundo tomo.

Compartir:
Lamastelle

Lamastelle

Aprendió a leer para viajar con el Capitán Trueno. Ha navegado por los mares del tebeo europeo, americano y japonés. Ha visitado la Luna y guiado un velero por los canales de Marte. Pilotó a Mazinguer Z. Defendió la Tierra de mil invasiones. Ha comandado naves entre mundos. Ahora, en su villa situada en una isla sin nombre, disfruta de su biblioteca y reseña para ELHDLT.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com