Un viaje a un mundo paralelo, lleno de personajes extraordinarios, hará que Melvina descubra la importancia de tomarse su propio tiempo, de decidir escuchando... Melvina, de Rachele Aragno

Un viaje a un mundo paralelo, lleno de personajes extraordinarios, hará que Melvina descubra la importancia de tomarse su propio tiempo, de decidir escuchando el corazón, sin prisa y aprendiendo a lo largo del camino. Además, volverá a encontrarse con alguien que creía perdido para siempre y descubrirá cuántas cosas podemos perdernos si tenemos demasiada prisa por crecer.

Las historias de viajes iniciáticos de la infancia a la adolescencia son, para los consumidores de historias de fantasía, el pan nuestro de cada día. Desde Alicia en el País de las Maravillas a Stranger_Things, pasando por Dentro del Laberinto y Hora de Aventuras, la preadolescencia es esa edad complicada en la que queremos que empiecen a tratarnos como adultos, pero nos resistimos a dejar de ser niños. Este torbellino de hormonas, sentimientos y emociones convierte a los preadolescentes en criaturitas de cristal, con las que hay que tratar con sumo cuidado puesto que es en esta edad en la que empiezan a convertirse en las personas adultas del mañana. Un mal comentario, una decepción, por pequeña que sea, y corremos el riesgo de malograr a una personita para toda la vida. En esa turbulenta edad es en la que se encuentra Melvina, que es testigo involuntario de una discusión de sus padres acerca de mudarse de ciudad a causa de un ascenso laboral de uno de ellos. Las decisiones que sus padres toman, sin consultarle a ella, «por su propio bien», harán que la pequeña Melvina desee ser mayor para que dejen de tratarla como una niña. Así, cual si del Rey de los Goblins se tratara, entrará en escena el malvado Malcape, ser mágico cuasiomnipotente capaz de conceder cualquier deseo, aunque con consecuencias habitualmente funestas para la otra parte. Da inicio así un viaje, como decimos, iniciático, en el que Melvina descubrirá que ser adulto no es todo lo maravilloso que ella pensaba, y que ser una niña tiene más ventajas de las que se ven a simple vista.

melvina

En su viaje por el mágico mundo de Masacá, Melvina entablará amistad con Otto, otro niño que se convirtió en adulto merced a un trato con Malcape; un cuervo parlante llamado Benjamín; unos animales antropomórficos, también hechizados por Malcape; conocerá lugares maravillosos como el Cementerio de los Niños que Todavía no han Nacido, las Ciénegas Metafísicas o el Castillo de la Reina Decapitada. En su viaje por todos estos lugares, y entablando amistad con todas estas criaturas, descubrirá las consecuencias de querer crecer demasiado deprisa, y de que los deseos se pueden hacer realidad aunque no siempre de la manera que uno quiere. Aprenderá, como aprenden todos los niños, que hay que escuchar a los mayores de la misma manera que tú quieres que ellos te escuchen a ti, que todas las acciones tienen consecuencias, y que las palabras pueden hacer mucho daño si no se saben medir. Lecciones valiosas y contenidas en un interesante volumen para niños, que podrá ser leído una y otra vez como un cuento fantástico, al tiempo que sus enseñanzas se van quedando grabadas con cada lectura en la mente del lector.

Rachele Aragno nació en 1982 en un pequeño pueblo de la Toscana, en Italia. Dibuja y pinta desde que era niña y soñaba convertirse en una autora de cómics. Después de acabar el instituto, obtuvo el diploma de la Escuela Internacional del Cómic de Roma. Durante muchos años colaboró con distintas editoriales independientes. Para la OMS realizó un folleto informativo sobre la depresión y participó en la exposición colectiva «Rudy Valentino a Matera». El año 2017 fue importante profesionalmente para ella, porque, por una parte ilustró la constelación del Pájaro del Paraíso para el proyecto benéfico Costellarium, del Rêverie Studio, y por otra salió , una historia breve en Ave, de Attaccapanni Press. El mismo año empezó a colaborar con BAO Publishing para dar forma al cómic Melvina, un proyecto en el que llevaba trabajando dos años. En 2018 realizó una fan art del cómic Rumble de la Image Comics recopilado en la antología Soul without Pity.

Si hubiéramos de destacar un aspecto negativo de este Melvina, sería su falta de originalidad, al menos para los lectores que acumulamos un cierto bagaje de ficción fantástica a nuestras espaldas. Todos conocemos la historia de Alicia a través del espejo, hemos alucinado con las marionetas de Jim Henson en Dentro del Laberinto, y hemos descubierto los entresijos de la mente preadolescente viendo Del Revés. Rachele Aragno, indudablemente, bebe de todas estas fuentes sin ningún disimulo. No obstante, hemos de recordar que Melvina no está dirigido a nosotros, los lectores adultos, sino a los lectores de alrededor de 10 años, que se acercan inexorablemente a la adolescencia y a los que les empieza a cambiar la voz, entre otras cosas. La lectura de Melvina podrá ayudarles a hacer frente a esta etapa de la vida tan peligrosa si se afronta sin la supervisión adecuada.

melvina

Melvina, de Rachele Aragno, ha sido publicado en España por Liana Editorial, ampliando su catálogo de cómic infantil y juvenil procedente en su mayor parte de Italia. Aun sin ser un cómic sobresaliente, consigue su objetivo de transmitir una enseñanza envuelta en una historia fantástica, gracias a una protagonista que empieza siendo una niña protestona y rebelde, y acaba convirtiéndose en una heroína asertiva y fuerte. La transición de la infancia a la adolescencia pasa por todas estas etapas, y Melvina puede ayudar a que muchos niños (y sin ninguna duda también sus progenitores) les sean más llevaderas.

Compartir:

Antonio Hidalgo

Anteriormente conocido como El Tete, abandonó los sellos y las RCLTG para encargarse de esta web. Y no volvió a mirar atrás. Bueno, algún vistacillo ocasional sí que ha echado.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com