Su nombre es Wilson, Wade Wilson, y la ha vuelto a pifiar. Masacre ha asesinado al agente secreto equivocado y tiene que tomar su... 100% Marvel. Masacre: Agente Secreto

Su nombre es Wilson, Wade Wilson, y la ha vuelto a pifiar. Masacre ha asesinado al agente secreto equivocado y tiene que tomar su lugar y terminar con la misión que tenía encomendada. ¡Depende de Masacre salvar el mundo de una organización terrorista!

En la ópera (ya sabéis, gente que se disfraza y canta sobre un escenario, ponen subtítulos para entender lo que dicen y a veces hay una señora gorda; se suele confundir con concursos de intros de anime en los salones del manga) suele existir un personaje denominado tenor buffo, que interpreta papeles cómicos. Algunos ejemplos de tenor buffo son Monostatos en La Flauta Mágica de Mozart o Gastone en La Traviata de Verdi. Sin ir más lejos, las propias películas musicales de Disney suelen contar con este tipo de papeles, como Sebastián en La Sirenita, LeFou en La Bella y la Bestia u Zazú en El Rey León. Ahora bien, el hecho de interpretar un papel cómico con voz de tenor ligero no resta mérito a la calidad de su interpretación actoral. Los tenores buffo suelen ser interpretados por excelentes actores. Pues bien en el Universo Marvel, el papel de tenor buffo lo interpreta Masacre. A estas alturas, nadie duda de que Masacre es el mejor mercenario a sueldo del Universo Marvel, muy por encima de otros como el Supervisor, Batroc o Paladín. Pero claro, muchas veces su verborrea y su inestabilidad mental eclipsan el resto de sus habilidades. En este volumen, Masacre demostrará de lo que es capaz suplantando al mejor agente secreto del Gobierno de los EEUU.

agente secreto

Todo comienza con el secuestro frustrado de un caballo miniatura (no preguntéis). Masacre hace un nuevo enemigo, un hombre con la mitad de la cara petrificada a quien rápidamente apoda Caraestatua. De ahí pasamos a un encargo de asesinato de un hombre que ha sido demasiado cariñoso con la mujer del cliente. Este hombre resulta ser Jace Burns, agente secreto, con quien, en una azarosa secuencia de malentendidos y cuerpos chamuscados, acaban confundiendo a Masacre. Éste aprovecha la ocasión para suplantar al Burns, un trasunto de James Bond (por si alguien no había pillado el chiste) con licencia para ligar, gadgets molones y un barco capaz de convertirse en coche volador. ¿Se puede fardar más? Sí, tener como misión evitar que un científico temerario abra una brecha dimensional que podría volver loca a toda la población mundial.

Esta premisa sirve al guionista Christopher Hastings (Soy Groot, La Increíble Masacre-Gwen) para hacer una parodia del género de superespías dentro del Universo Marvel. Aquí entran todos los clichés del género: el espía seductor e implacable, la agencia gubernamental secreta, la organización criminal con un rocambolesco plan de dominación mundial, el científico que proporciona al agente la tecnología molona, la chica que se deja seducir (cómo no)… Todo elemento del universo Bond tiene su contrapartida cómica en este volumen que, como bien dice Bruno Orive en su introducción, sigue la estela de otras parodias como Superagente 86 o Austin Powers. Es cierto que el mundo de Bond se presta mucho a la parodia, y qué mejor personaje que Masacre para entrar al trapo y desmitificar el género; pero también es cierto que la presencia en el Universo Marvel de la agencia de espionaje S.H.I.E.L.D. ha sido completamente desaprovechada en esta historia. Nada hubiera molado más que Masacre tratando de seducir (¡o consiguiéndolo!) a Maria Hill. Cosas más raras se han visto, como a Tony Stark y Carol Danvers encamados, sin ir más lejos.

A los lápices tenemos a un viejo conocido de las series de MasacreSalva Espín (Tú Eres Masacre, Masacre y los Mercenarios), hoy en día muy conocido incluso por los menos fans de los cómics gracias a sus apariciones en el programa de televisión La Resistencia, y cuyo estilo acartoonado (que no acartonado) casa a la perfección con el toque divertido y desenfadado que Hastings pretende dar al tebeo. El resultado final es una historia publicada originariamente de manera quincenal en la plataforma de cómics digitales Comixology, que transporta a Masacre a un mundo completamente nuevo para él: uno en que le pagan un sueldo fijo por hacer lo que más le gusta, y además le ponen coche de empresa, un reloj que lanza misiles y abundantes chicas a las que ligarse (siempre y cuando no se le caiga la máscara).

agente secreto

Este volumen de Panini Comics recoge los seis números de esta miniserie y, al igual que con Masacre: Asesino, está fuera de la colección Las Minis de Masacre. Si bien es una historia divertida y bien dibujada, no llega a los niveles de gamberrismo de otras obras del personaje. No en balde Hastings está más especializado en cómic infantil y juvenil, y parece que le falta la mala leche necesaria para llegar al lector adulto más acostumbrado a las barbaridades de Masacre. Este Masacre: Agente Secreto es más una adición para completistas que una lectura ocasional para el lector curioso.

Compartir:

Antonio Hidalgo

Anteriormente conocido como El Tete, abandonó los sellos y las RCLTG para encargarse de esta web. Y no volvió a mirar atrás. Bueno, algún vistacillo ocasional sí que ha echado.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com