En 2012 se estrenó la película de Los Vengadores. Todo un hito para la historia del cine y del cómic, que se convirtió en... Marvel Now Deluxe. Guardianes de la Galaxia: Planeta de simbiontes

En 2012 se estrenó la película de Los Vengadores. Todo un hito para la historia del cine y del cómic, que se convirtió en la tercera película más taquillera de la historia. En su homólogo en viñetas, Marvel Comics estrenó Avengers Assembled, una serie destinada a atraer a los fans de la cinta, que presentaba una alineación idéntica. El encargado de hacerse cargo de los guiones fue Brian Michael Bendis. Poco podíamos imaginar que en el transcurrir de su historia el calvo de Brooklyn aprovecharía la ocasión para recuperar a unos Guardianes de la Galaxia que poco tenían que ver con los que habíamos visto al final de la saga El Imperativo Thanos. Pero amigos, había una película en camino y había que recuperar al grupo con Gamora, Groot, Cohete, Drax, Bicho (este se perdería por el camino) y Starlord. Si, Peter Quill resucitaría de su muerte sin explicación alguna y ahí le tendríamos.

original sin

La verdad, que Brian Michael Bendis llegase a encargarse de una serie como Los Guardianes de la Galaxia entra dentro lo esperable. No en vano, el guionista que tantas alegrías nos ha dado en Ultimate Spiderman, Alias o Daredevil ha acabado pasando por todas las franquicias de La Casa de las Ideas. De todas formas, también hay que reconocer que en los últimos años (antes de irse a destrozar al Hombre de Acero de DC) su trabajo dejaba mucho que desear y prácticamente se limitaba a ser un hombre empresa y a mearse en el parque de arena de todo el que pudiera. No hay personaje o grupo que haya tocado que no haya sufrido una revisión de algún aspecto de su pasado o que nos haya permitido descubrir algo que siempre había estado ahí encerrado.

Si hubiera que hacer una analogía fílmica con los Guardianes de Bendis, sería algo así (exagerando mucho) como una película que empieza como El Padrino y acaba como ¿Colega, dónde está mi coche? Bendis rapidamente pasó de lo que previamente habían establecido Dan Abnett y Andy Lanning en su etapa, a saber: las dudas de Starlord, la frialdad de Gamora, la testarudez de Drax o el ácido humor de Mapache Cohete. Bendis se olvidó de todo esto para ofrecer una serie que si bien es innegable que tiene mucho ritmo, es divertida y amena,  los personajes en general están muy desdibujados, todos parecen calcos unos de otros y el tono resulta casi hasta noventero, propio de los X-Force de Fabián Nicieza y Rob Liefeld.

guardians venom

En este tomo se incluye el segundo año de la serie. Año en el que a Bendis se le antojó ampliar aún más el número de miembros. Y digo antojar porque es la única explicación posible… Eso y que tuviera ganas de desdibujar todavía a más héroes de Marvel. El primer añadido (que es presentado en el FCBD de ese año con dibujo de Nick Bradshaw) es el Agente Veneno, que en aquellos años era Eddie Brock, y que es que es convencido por Iron Man para que se una al grupo pero ¿Por qué? ¿Qué pinta Tony Stark tomando esas decisiones? No sé, creo que si quería hacer alguna historia con él (y teniendo en cuenta que en ese momento no había serie regular de Veneno), lo podría haber hecho de alguna manera mucho menos forzada. Bendis también incluirá a la Capitana Marvel en el equipo, pero de forma mucho más orgánica al apoyarse en su faceta de defensora del universo.

brock gamora

Este volumen se llama Planeta de simbiontes y no es algo gratuito. Olvidando por completo la saga de 1995 de idéntico título que se llevó a cabo en los anuales de Spider-Man, Bendis la lía pero bien mostrando el planeta de origen de los simbiontes, el verdadero nombre de su raza y cuáles son los motivos de su existencia. Esta saga no está nada mal y tiene algunos capítulos bastante buenos en los que el simbionte de marras acecha a la tripulación de la nave, con unos homenajes nada disimulados a Alien de Ridley Scott, Predator de John McTierman o La Cosa de John Carpenter. Unos buenos mimbres que son aderezados por los chistes de la casa. Ojalá la cosa hubiera quedado aquí y no se hubiera salido de madre con los siguientes proyectos de Eddie Brock donde fue convertido en una suerte de Linterna Verde y de paso sufrimos un sinfín de historias donde todo el mundo era “venenizado”… Aunque ahí la culpa ya la tuvo Cullen Bunn.

guardians team up

Por supuesto, el protagonista absoluto del resto de historias es Starlord. Más influenciado por la interpretación de Chris Pratt que nunca, Bendis cierra de una vez la trama de su padre (aunque se olvida casi de lleno de su “romance” con Kitty Pryde, y eso que fue cosa suya tan solo unos números más atrás). En dicha historia Bendis sigue con esquemas propios que ya conoce y sigue el esquema de Vengadores Desunidos y su posterior primer arco de Nuevos Vengadores. Dicha historia es una road movie donde podremos ver a los Badoon, los Kree, los Skrull, el Nido y a los Shiar. Casi parece que el escritor abrió el Handbook de Marvel en la página de razas cósmicas y tiro de guía. En este caso si que tuvo que tener a algún editor detrás y no hay ningún fallo brusco de continuidad.

La peor historia que incluye este voluminoso segundo tomo es la que cuenta cómo resucitó Starlord tras su aparente muerte con Nova a lo Dos hombres y un destino en el cancerverso junto a Thanos. Digo que es la peor no por cómo esta ejecutada la trama, sino porque ésta cuenta a lo largo de tres números (que se hacen interminables) lo que se podría haber contado en una historia de complemento de un anual o en un one-shot. La historia se hace larga y repetitiva al no contar más que con una sola idea, y para colmo acaba siendo totalmente frustrante al estar dibujada por un Ed McGuinness en modo vago que solo dibuja primeros planos, caras enfadadas y que rara vez muestra un cuerpo completo.

Guardians annual cho

Ahora bien, hay una pequeña joya en forma de anual. Dibujado por Frank Cho (y menudo dibujo), cuenta cómo los guardianes se encuentran con un Helitransporte galáctico que se encarga de evitar una segunda guerra Kree-Skrull. No voy a contar más detalles pero es todo un delirio de ciencia ficción que cuenta con varios homenajes al Nick Furia de Jim Steranko que harán las delicias de los aficionados de la Marvel más clásica. Para ir finalizando no debemos olvidar que también se incluyen los primeros dos números de Guardians Team Up (el primero ilustrado por Arthur Adams, todo un lujo) y que nos ofrece un entretenido cruce con Los Vengadores (alineación de Jonathan Hickman). Esta serie fue un ejemplo más de la explotación que vivió la franquicia al más puro estilo años 90 (recuerden las líneas 2099 o Hijos de la medianoche, por ejemplo) con series regulares de prácticamente todos sus miembros, siendo la mayoría de ellas innecesarias e intrascendentes.

El balance de esta recopilación vamos a dejarla en un bien, porque en el fondo Bendis ofrece lo que su tipo de lector quiere y probablemente lo que se le pide desde “arriba” de cara a rapiñar posibles lectores que vengan atraídos por la magia de los personajes. Si eres de esos que quiere disfrutar de un cómic divertido, sin complicaciones y sin preocuparte del bagaje anterior del grupo, seguro que estos Guardianes de la Galaxia son para ti.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Precio: EUR 33,25
Compartir:

Txema Sáez

Fanático sin solución del cómic de superhéroes, del manga, del cine de terror, la literatura fantástica, los videojuegos y más heavy que una lluvia de mercurio al rojo vivo. Como los mejores turrones, he vuelto a casa por Navidad (aunque trece años he tardado).

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com