Hay algunas decisiones editoriales que deben ser muy fáciles de tomar a la hora de afrontar la selección de materiales para la colección Marvel... Marvel Héroes 100. Doctor Extraño: Relatos extraños

Hay algunas decisiones editoriales que deben ser muy fáciles de tomar a la hora de afrontar la selección de materiales para la colección Marvel Héroes de Panini. Sacar un tocho con el Capitán Britania de Alan Moore, la Hulka de John Byrne o el Thor de Walter Simonson son ejemplos de éxito seguro. Luego están los tomos muy demandados como el fantástico integral del Doctor Extraño de Roger Stern. Pero, ¿qué pasa con las continuaciones de etapas muy laureadas que tampoco es que hayan tenido mucho éxito?

strange tales

En este caso nos encontraríamos con el Doctor Extraño de Peter B. Gillis que continúa directamente donde lo dejaba el de Stern, cuyo integral fue publicado en España en septiembre de 2016. En estos cuatro años han pasado muchas cosas como que la popularidad del Doctor Extraño haya aumentado mucho gracias a las películas del MCU o que se hayan publicado sendos omnigolds con la etapa de Lee y Dikto, por no mencionar la maldita pandemia que lleva casi un año asolando todo el planeta. Fuera como fuese, lo importante son los finales.

Doctor Extraño: Relatos extraños hace honor a su nombre en varios aspectos. En primer lugar, la publicación de este material en su origen. El bueno de Stephen tenía una serie regular bimestral que llegó al número 81. Luego pasó a tener una mensual con trampa, pues la mitad de cada número estaba protagonizada por Capa y Puñal. No cuajó, y fue relanzada como serie regular de toda la vida, cada 30 días. Si no fuera porque estamos hablando de Estados Unidos, casi se podría decir que se trataba de la forma de editar de Cómics Forum en la primera mitad de los años 90.

nightmare

Coñas aparte. Pese a la disparidad de contenidos, este tomo incluye la etapa completa de Peter B. Gillis con el Doctor Extraño. No nos engañemos, Gillis nunca ha sido un guionista fan favourite, ni tiene una obra con la que pasará a la posteridad, pero oigan, lo digo desde ya y bien clarito, que su Stephen Extraño es sin duda su mejor trabajo, además de una obra a reivindicar. El escritor todoterreno llegó a la cabecera del maestro de las artes místicas tras realizar una miríada de encargos de lo más variados, habiendo realizado guiones para una miniserie de Eternals, números sueltos en Marvel Premiere, What…If? o Bizarre Adventures. Pequeños encargos en los que Peter dejaba su huella llevando normalmente a los personajes al máximo de sus capacidades y alejándose de manera sutil pero nada disimulada del género superheróico como también demostró en Strikeforce: Morituri, una verdadera maravilla de tebeo que por desgracia sigue inédito en España y que contó con los dibujos de Brent Anderson.

Un nuevo Doctor Extraño

En Relatos Extraños nos encontramos con un Doctor Extraño cuasi crepuscular, que está al límite de sus capacidades. Agotado mental y físicamente (como podremos ver en algunas llamativas secuelas a lo largo de esta etapa) debido a los acontecimientos recientes, acabará abrazando las artes arcanas más oscuras metiéndose de lleno en la magia negra si la ocasión lo requiere. Por tanto estamos ante un personaje menos luminoso que en la etapa que le precede. Se hace mucho más hincapié en toda la mitología y liturgia mágica como no se veía desde los psicodélicos años sesenta. Un cambio de giro de noventa grados en la naturaleza de Stephen, cuyo sendero nos intriga desde el primer momento gracias al hábil trabajo de Gillis. De hecho, esta etapa tiene mucho más en común con la mágica DC Pre-Vértigo de títulos como Swamp Thing de Alan Moore, Doom Patrol de Grant Morrison o especialmente Hellblazer de Jamie Delano que la propia Marvel coetánea.

strange

Este giro al soft-terror le sienta de perlas al Doctor Extraño. Lejos de ser un hombre con un plan, Peter B. Gillis le da una uniformidad y un desarrollo a su etapa que ya quisieran realizar muchos guionistas actuales en el mismo número de capítulos. Es muy interesante ver al Hechicero Supremo tontear con el lado oscuro debido al mencionado desgaste y cansancio que se gasta, mostrando una desesperación nada evidente que le lleva a adoptar medidas impensables para su código moral con tal de volver a tener todo bajo control, una necesidad casi patológica del personaje. Un desarrollo del “héroe” que por momentos roba el protagonismo a la historia como tal.

Hemos comentado que este tomo da un paso hacia el terror. Esto es debido también a las amenazas a las que debe enfrentarse. Muchas de ellas casi parecen sacadas del imaginario propio de Lovecraft con un puñado de criaturas cuya mera concepción desafía a la razón humana desde tiempos antediluvianos. Rituales oscuros, algo de satanismo, ocultismo, referencias a Michael Moorcock… un tomo de lo más completito en el que Stephen quedará muchas veces entre la espada y la pared. También habrá lugar para un nuevo aprendiz y por supuesto asomarán la nariz gente como Clea, Wong o Sarah Wolfe.

strange

Lamentablemente la parte artística cojea bastante, lo que hace que probablemente esta etapa sea menos recordada de lo que merece. El trabajo de Terry Shoemaker o Richard Case es cumplidor pero tremendamente aburrido sin ningún elemento que lo haga destacar. Algo mejor resulta el dibujo de Chris Warner, quien, pese a su pereza o incapacidad a la hora de dibujar fondos, plasma de maravilla sobre el papel criaturas fantásticas, como ya demostraría en series como Alien Legion, Predator o Alien. Por lo demás, nada que destacar.

La edición de Panini es excelente como suele ser habitual en la colección de Marvel Héroes. Los extras incluyen desde una ficha del personaje de Official handbook of the Marvel Universe, artículos del Marvel Age, ilustraciones, reproducción de los originales de algunas páginas o publicidad de la época. Muy completo, aunque algo más escaso de lo que suele ser habitual.

Si queréis un buen cómic del Doctor Extraño. No lo dudéis, una obra a reivindicar completita en un solo tomo y muy disfrutable.

Compartir:

Txema Sáez

Fanático sin solución del cómic de superhéroes, del manga, del cine de terror, la literatura fantástica, los videojuegos y más heavy que una lluvia de mercurio al rojo vivo. Como los mejores turrones, he vuelto a casa por Navidad (aunque trece años he tardado).

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com