Pongámonos en el caso de que lleváis poco tiempo leyendo cómics. Capitán Britania os suena de haberlo visto comentar en algún sitio, de alguna... Marvel Héroes: Capitán Britania

Pongámonos en el caso de que lleváis poco tiempo leyendo cómics. Capitán Britania os suena de haberlo visto comentar en algún sitio, de alguna serie que no ha durado mucho, de algún especial de Secret Wars… Habéis oído hablar mucho de Excalibur pero no la habéis leído. Vale, no pasa nada. Echadle un ojo a la portada de este tomo y mirad los nombres que figuran abajo: Alan Moore, Alan Davis, Jamie Delano. No hay más preguntas, señoría… Panini editó a finales de 2018 el tomo perteneciente a su colección Marvel Héroes con las etapas de David Thorpe, Alan Moore y Jamie Delano en un solo libro. Un tomo que merece mucho la pena, que es imprescindible para comprender mejor de dónde saldría posteriormente Excalibur, pero sobre todo sus secundarios, pues gran parte de su peculiar universo surge de estas tres etapas.


Como dice el propio Alan Moore en uno de los artículos contenidos en el tomo, el Capitán Britania había sido creado por Chris Claremont y Herb Trimpe con las directivas claras de crear un Capitán América con la bandera inglesa. Pocas señas de identidad patrias se le podían reconocer en sus aventuras. Por suerte, en 1981, y después de cuatro años tras los 39 números de su primer volumen, salvando alguna intervención en Marvel Team Up, Paul Neary encomienda a David Thorpe y al entonces novato Alan Davis, recuperar al personaje para una de las revistas de cómics que publicaban en la filial inglesa de Marvel, concretamente para Marvel Super-Heroes, revista en la que básicamente recuperaban historias publicadas en algunas series americanas.

Es curiosa la fórmula de las historias que nos vamos a encontrar en este tomo, pues son todas de una extensión reducida, que van de las seis páginas de Marvel Super-Heroes, a las doce del vol. 2 de Captain Britain. No obstante, los autores aprovechan al máximo este espacio y consiguen historias francamente buenas. El tono de los tres grandes bloques aquí incluidos son muy diferentes, y fácilmente reconocibles:

Dave Thorpe nos trae historias muy locas. Es el encargado de presentar el nuevo estatus del Capitán tras su regreso de Otromundo a la Tierra, con su nuevo traje y sus poderes recién adquiridos. Presenta personajes muy pintorescos: Los Vanguardistas, la Banda Loca, la Patrulla Statu, el elfo Jackdraw, Ópalo Luna Saturnina… sin perder de vista a Merlín y su hija Roma, que estarán siempre presentes en un segundo plano. Thorpe se escuda en la hipérbole de las tramas para hacer una crítica velada a la política de Thatcher, algo que llevaría a sus cotas más altas posteriormente Moore. Pero Thorpe le da algo que el personaje no había tenido en todos sus años anteriores: elementos reconocibles de la cultura inglesa, desde esos Vanguardistas con indumentaria muy inglesa, a la pompa de la Banda Loca, y unos escenarios claramente británicos.


Aunque a continuación llegó un tal Alan Moore, que coge todos esos elementos, los mete en la Thermomix y resetea todo lo que ha hecho Thorpe… sin dejar de respetarlo en ningún momento. Moore le da un tono mucho más adulto a las historias, se deshace de los elementos que le estorbaban y crea una historia que da sentido y unidad a toda esa locura a la que Thorpe había dado rienda suelta, sin llegar a deshacerse por completo de ella. Escribe los dos últimos números de Marvel Super-Heroes en los que aparecieron las aventuras de Brian Braddock antes de dar el salto a The Daredevils, donde ganamos tres páginas más para las historias. Y es en esa cabecera donde se produce el reseteo de verdad. Hace un repaso a toda la historia del personaje y plantea un nuevo punto de partida. Sigue introduciendo nuevos personajes secundarios, como la Ejecutiva Especial, esos mercenarios que posteriormente reciclaría Delano para presentar a la Tecno-Red y que tanta importancia acabarían teniendo en Excalibur.

Moore hace, como digo, un trabajo muy respetuoso con el trabajo de Thorpe, pero además vamos a ver cómo hace referencias a su propio trabajo (Miracleman) y cuenta, aunque sea en referencias, con personajes de su adorada Fleetway, como Garra de Hierro (evidente homenaje a Zarpa de Acero); le da empaque a un personaje del que se había hablado un par de veces, la Arpía, a la que habían presentado como una señora del crimen, pero que apenas había tenido relevancia hasta ese momento; y sobre todo se apoya en Jim Jaspers como villano, representándolo como un verdadero peligro para todo el Universo, y en La Furia, el cibiote, un trasunto de Terminator capaz de adaptarse a cualquier superpoder y destruir a cualquiera que haga uso de ellos. Moore se aprovecha del Multiverso para sus historias (Delano lo llamará Omniverso), y presenta a Merlín como una figura de Dios/Vigilante, capaz de moldear la realidad en su beneficio, especialmente en lo que respecta a la figura de Brian Braddock.

Moore presenta a Meggan, casi en un cameo. Serán Steve Craddock y sobre todo Jamie Delano los que harán evolucionar al personaje hasta la que conoceríamos mejor en Excalibur. También le da su sitio y acabará haciendo que se quede Linda McQuillan, la Capitana UK, de la Tierra 238. Será un personaje constante y fundamental en la etapa de Delano y no sería la última vez que la viéramos. Aparecería en Excalibur y en un arco de Uncanny X-Men vinculado a Dinastía de M. Moore finaliza su etapa en la cabecera The Mighty World of Marvel vol. 2, cerrando su historia y sin dejar prácticamente ningún cabo suelto.


Aún en esa cabecera, tenemos tres números, escritos por Steve Craddock, Alan Davis y Mike Collins. Destaco especialmente el primero, por la importancia que tiene para el personaje de Meggan, pero sobre todo por el espectacular trabajo de Davis, haciendo unas escenas de lucha en penumbra que dejan con la boca abierta.

Y tres meses después del último número de Mike Collins, se comienza a publicar el segundo volumen de Captain Britain, con guiones de Jamie Delano y otras tres páginas más de extensión por número. Como en la etapa de Moore STRIKE (esa versión inglesa de SHIELD) había quedado tocada de muerte, crea la ECR (Ejecutiva de Control de Recursos). Al igual que había hecho Moore, recupera algunos de los elementos presentados por Thorpe (la Banda Loca, Maestro Asesino, Arpía…) y se apoya en ellos para cimentar su etapa. Delano escribirá trece de los catorce números que duró este volumen, dejando el 4 en manos de Mike Collins, que hace una historia muy inteligente en la que recupera una escena de uno de los números de Moore para presentarnos una amenaza para el Capitán Britania.

Delano nos presenta la Tecno-Red, ese grupo compuesto por ex-miembros de la Ejecutiva Especial y aunque al principio parezca que no van a tener demasiada trascendencia, realmente son uno de los principales pilares de esta etapa, siendo el motor fundamental para la historia de bastantes de sus números. Pero uno de los puntos más valiosos de esta etapa es cómo desarrolla una historia en la que se justifica la relación de Merlín con los hermanos Braddock, y da un sentido a que sea esa figura protectora que habíamos aceptado hasta ahora sin rechistar. Otro de los factores que engrandecen esta etapa es cómo profundiza en la personalidad de Brian y Betsy Braddock. Delano nos presenta dos caracteres que chocan y le dan un lado vehemente y testarudo a Brian que hasta ahora no habíamos visto con tanta claridad. Me gusta muchísimo la ambigüedad que le da a algunos secundarios como la ECR o esa Inteligencia Artificial que se materializa como mayordomo de la casa, Jeeves, que nos va a tener en continua alerta de si son buenos o malos.


En cuanto al dibujo de Alan Davis, es muy interesante, porque se le ve muy inexperto. De hecho, tiene algunos números en los que imagino que intentó cambiar la técnica, porque se le ve especialmente raro. Los primeros números que hace junto a Delano parecen entintados por otra persona, con algunos rostros mal acabados. Pero incluso siendo un Alan Davis novato demuestra que la capacidad que tiene para narrar es innata. Con todas estas tramas de Multiversos, alteraciones de la realidad y personajes locos, da absoluta rienda suelta a la imaginación y apoya y acompaña a las tramas como pocos podrían haber hecho. Siendo él el factor común de todas estas colecciones, a pesar de los cambios de guionistas, tengo la sensación de que su papel en todas esas series iba mucho más allá del dibujo, estoy seguro de que influenció a los diferentes guionistas para recuperar personajes y tramas.

El tomo se completa con unos extras brutales: Aparte de las habituales portadas alternativas, diseño de personajes y bocetos, tenemos artículos de Alan Davis, Chris Claremont y Alan Moore, una carta de despedida de Moore a la editora de The Daredevils, Bernie Jaye, fichas de personajes, diseños originales de las páginas de algunos números que se tuvieron que acabar reestructurando para la revista final, una historia de complemento, en blanco y negro que escribió y dibujó Mike Collins centrada en los Querubines, y un relato escrito nada menos que por Grant Morrison que también se incluyó como complemento de Captain Britain vol. 2.

En definitiva, Marvel Héroes: Capitán Britania.

Una etapa fundamental para comprender lo que luego nos traerían Chris Claremont y Alan Davis en Excalibur. Tres grandes etapas resumidas en un solo tomo, que redefinieron por completo al personaje y le dotaron de una identidad propia, acorde con su país de origen y que no se limitaba a ser una versión más de un personaje tipo. Fundamental también para conocer la evolución de personajes como Mariposa Mental y Meggan, así como para ver las primeras apariciones de secundarios recurrentes como la Banda Loca, la Tecno-Red o la Capitana UK. Vamos a poder disfrutar de la evolución de autores que no tenían excesiva experiencia como Alan Moore y sobre todo Alan Davis, y poder apreciar todos esos puntos fuertes que acabarían llevando a su máxima expresión en años venideros. Aventuras alocadas, buenas historias y un dibujo fantástico. Poco que añadir.

Lo mejor: El trabajo de Davis en el número del primer encuentro entre el Capitán Britania y Meggan. La locura de los números de Thorpe. Ver a Moore ordenar y reestructurar el trabajo de Thorpe. La caracterización de los personajes que hace Delano.

Lo peor: Si ya habías leído Excalibur y toda esa locura de realidades alternativas no te llegaba, ni te acerques a esto.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Capitán Britania
Moore Alan and Panini España
Precio: EUR 39,90
Summary
Review Date
Reviewed Item
Marvel Héroes: Capitán Britania
Author Rating
41star1star1star1stargray
Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com