El volumen que completa la primera colección abierta de Masacre. Con las etapas de Frank Tieri y Gail Simone. Un virus ha infectado la... Marvel Heroes 84: Masacre 4. Agente de Arma X

Masacre 4

El volumen que completa la primera colección abierta de Masacre. Con las etapas de Frank Tieri y Gail Simone. Un virus ha infectado la mente de Wade y la está devorando sin que él pueda hacer nada por evitarlo. ¿Cómo logrará superar la situación? ¿Conseguirá siquiera hacerlo?

Panini continúa en este tomo la publicación en orden cronológico de las aventuras de Masacre, el Mercenario Bocazas. En este cuarto tomo tenemos el fin del V0lumen 3 de la serie regular, y los 15 números de la serie Agent X. El tomo comienza con el arco Agente de Arma-X, enlazando el presente con los orígenes del personaje como sujeto de experimentos del gobierno canadiense, en el mismo programa que creó a Lobezno y Dientes de Sable, entre otros malotes. En este caso, el programa Arma-X ofrece a Wade Wilson un factor de curación mejorado y un rostro restaurado a cambio de aceptar misiones para ellos. Evidentemente, es una oferta demasiado tentadora como para rechazarla. Al fin y al cabo, Masacre es un mercenario con pocos escrúpulos. ¿Y qué significan unos cuantos muertos más o menos a cambio de poder volver a enseñar su cara al mundo? Pero tener pocos escrúpulos no es lo mismo que no tener ninguno. Así que ver asesinar a un joven mutante fue la gota que casi colmó el vaso, pero que le encargaran asesinar a su chica, la metamorfa Vanessa, lo hizo rebosar a espuertas. Ya tenemos el conflicto servido, en una ensalada de tiros, cuchilladas y chistes de pedos, al más puro estilo Masacre.

Frank Tieri (Harley Quinn y su Banda de las Harleys, Lobezno), trae un guion que, si bien adolece de cierta falta de originalidad (el asesino frío y eficiente que se niega a llevar a cabo una misión por remordimientos de conciencia está muy trillado en el cine y la literatura), cuenta con momentos muy logrados gracias al humor negro y el poco tacto de Masacre cuando se trata de asesinar y mutilar. El dibujo corre a cargo de Georges Jeanty, conocido sobre todo por su trabajo en la serie Buffy Cazavampiros, con la combinación justa de dinamismo y caricatura, perfecto para un personaje como masacre, mitad héroe de acción mitad payaso. Para redondear el recuerdo de Arma X, la saga cuenta con portadas del gran Barry Windsor-Smith, como la que ilustra este tomo y que podéis ver más arriba.

Masacre 4

¿Un factor de curación mejorado y la cara restaurada? ¿Dónde hay que firmar?

El final de este primera arco nos lleva a la saga Funeral por un Bocazas, una parodia de Funeral por un amigo y El Reinado de los Superhombres, las cómics que siguieron a la muerte de Superman. Aquí Masacre vuelve de entre los muertos despertando sin memoria en un callejón, y se hace amigo de un puñado de vagabundos que le ayudan a recuperar su lugar en el mundo. ¿Os suena a Spawn? ¡A mí también! Para colmo, han aparecido cuatro nuevos “Masacres”, cada uno con una personalidad bien marcada, que están acaparando toda la atención mediática. ¿Creéís que Wilson estará dispuesto a consentirlo? Ya me imaginaba yo. El homenaje al Reinado de los Superhombres es más que evidente, pero pasado por el filtro salvaje y macarra de Masacre. El guion de Tieri está aquí embellecido por los lápices de Jim Calafiore, autor que nunca ha pasado de la segunda división, tal vez por tratar de mantener el estilo de dibujo de los 90 cuando ya andábamos en 2002.

Y llegamos al número 65 USA, que supuso el primer trabajo de Gail Simone para Marvel. Antigua peluquera y columnista ocasional para blogs de comics, Simone venía de escribir algunos números para Simpson Comics, pero dio la campanada como escritora de superhéroes al estar dotada de un agudísimo sentido del humor en una colección que le venía al pelo (y no es coña con lo de la peluquería). Masacre, una vez recuperado de su muerte (en el Universo Marvel las cosa funcionan así), se ha hecho de oro tras el asesinato simultáneo de cuatro de los más importantes jefes del crimen asiático. Ahora es un mercenario muy solicitado, con su propia agencia y muchos fans entre los esbirros de grupos como IMA e Hydra, sin ir más lejos. Pero un encargo que le lleva a Alemania acaba con su mente trastornada por una especie de virus, y Masacre y sus amigos (su asistente Sandi y el vagabundo/becario Rata) tendrán que esforzarse por hacer que las cosas vuelvan a la normalidad (si es que eso existe en el Universo Marvel).

Masacre 4

Masacre usando al Rino como llavero: la humillación definitiva.

Esta búsqueda le lleva a enfrentarse al Rino (y convertirle en un llavero, lo que supone la mayor ofensa que el supervillano ha sufrido jamás) y hacer de guardaespaldas de Dazzler, entre otras cosas. Gail Simone firma un guion tronchante, lleno de chistes y situaciones que hacen de esta colección el mejor vehículo para mostrar su vena cómica y satírica. El dibujo corre a cargo del colectivo canadiense Udon, que realiza trabajos por encargo para Marvel, DC, Image etc, así como trabajos de ilustración y diseño para videojuegos, revistas, juegos de rol… Con un dibujo de estética manga, su trabajo resulta difícil de valorar en su justa medida, porque si bien su estilo es dinámico y resulta muy cómico, amén de agradable a la vista, la traslación de sus imágenes al lenguaje del cómic resulta algo fallida, puesto que flojean mucho en las expresiones faciales, y en ocasiones el querer meter demasiado en cada viñeta hace que la narrativa resulte un tanto confusa. No obstante, pese a dibujar bonito, pero no bien, el resultado entra dentro de lo correcto, y el cómic se puede leer bien gracias, sobre todo, al buen hacer de Simone (recordad que podéis leer la entrevista que le hicimos hace unos años aquí).

La segunda mitad de este tomo está dedicada a la colección Agent X. Tras la aparente muerte de Masacre en el último número del volumen 3 (incluido en este tomo), presenciamos la aparición de un mercenario que se hace llamar Alex Hayden, con la piel desfigurada, habilidades de lucha cuerpo a cuerpo y con armas y mucha verborrea y afinidad por no callarse ni debajo del agua. ¿Se trata de Masacre resucitado? ¿Un clon? ¿Un imitador? Necesitaremos quince números para descubrirlo, que la guionista Simone (con un breve interludio obra de Buddy Scalera, Daniel Way y Evan Dorkin) aprovecha al máximo para meter escenas de acción cargadas de humor y mala leche, en la que para mí es la mejor etapa del personaje, enturbiada tan sólo por el dibujo de los chicos de Udon, que continúan con su estilo amerimanga (que para mí tiene su mejor exponente en Adam Warren y su Empowered, sin menospreciar sus divertidos guiones para Gen13), sacrificando el buen dibujo y las expresiones faciales para dar prioridad a la espectacularidad en las escenas de acción.

Masacre 4

El Agente X en acción.

¿Es éste un cómic de Masacre que merece la pena? Sin duda. Además de tratarse del primer trabajo de Gail Simone para Marvel, ésta realiza un trabajo soberbio lleno de frescura y mala baba. El dibujo de Georges Jeanty en la primera mitad del tomo y de los Udon en la segunda, pese a no ser sobresaliente, cumplen su función sin destacar en demasía ni desmerecer el guion. De hecho, si lo que buscamos es un tebeo lleno de acción, mucho humor y un dibujo vistoso, estamos ante una compra obligada, además de culminar dos etapas clásicas de Masacre: el volumen 3 y su etapa como Agent X. Esperemos que Panini continúe con la publicación de los siguientes volúmenes, hasta enlazar con la etapa actual, porque el material sin duda merece mucho la pena.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Masacre 4. Agente de Arma X
Vv. Aa and Panini España
Precio: EUR 37,95
Compartir:
Jesús Tomás Dado

Jesús Tomás Dado

Lector de tebeos desde hace 40 años, antes de que se llamaran novelas gráficas. Totalmente enganchado a la lectura, el cine y y los dónuts de Lacasitos, pero vamos, que puedo dejarlo cuando quiera. Los dónuts no, lo otro.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com