Nos despedimos de Lucifer con Sangre en las calles, tercer y último tomo de esta segunda serie protagonizada por el Ángel Caído (tercera, si... Lucifer: Sangre en las calles

Nos despedimos de Lucifer con Sangre en las calles, tercer y último tomo de esta segunda serie protagonizada por el Ángel Caído (tercera, si contamos la serie limitada dentro de la cabecera genérica The Sandman Prensents)

lucifer 17

Sangre en las calles

El tomo que cierra la serie arranca con el último número en el que Holly Black da el relevo a su sucesor, y resulta ser un cómico especial de Navidad. Un especial de Navidad protagonizado por el ángel caído es un tebeo con suficiente ironía en él como para leerlo con una sonrisa aunque diste mucho de ser el mejor tebeo que haya protagonizado el personaje. En este número se toma un respiro Lee Garbett, el dibujante habitual, siendo sustituido por Marco Rudy y Ben Templesmith.

El resto del tomo lo ocupa la historia Sangre en las calles, primera y única escrita por el nuevo guionista, Richard Kadrey. El primer aporte del chico nuevo es una nueva incorporación al elenco de personajes. Arabelle Crane es una versión femenina de John Constantine a la que cogemos cariño rápidamente (aunque su inspiración en nuestro bastardo preferido sea bastante obvia) y que servirá como referencia humana, como el punto a través del cual el lector se introduce en la historia.

En esta historia, Lucifer hace lo que se espera de la versión del personaje que está en el imaginario colectivo: conspirar contra Dios. En este tomo tenemos una gran partida de ajedrez, en la que hay varios tableros, alianzas, contraalianzas, traiciones y planes ocultos. Estamos hablando de una serie protagonizada por el gran engañador, no podría ser de otra forma. Hay conspiraciones en el Cielo, organizada por Lucifer contra la Presencia, ayudado por Mazikeen y Gabriel. En la Tierra, contra el dominio de Lucifer, en el Ex Lux, a las manos de Malphas. Y en el Infierno, contra el trono de Mazikeen, organizado por Takehiko.

El desarrollo de todas las tramas es muy pausado. Entiendo que habrá lectores a los que les llegue a resultar demasiado lento, pero es el ritmo apropiado para el tipo de historia que se cuenta en esta serie. A nadie se le pasa por la cabeza la idea de un remake de El Padrino con el tono de Fast & Furious, ¿verdad?

Los autores

El guión de todos los números de este tomo salvo el primero, con el que se despide Holly Black, es del también novelista Richard Kadrey, cuya única obra publicada en castellano es la novela cyberpunk Metrófago, de 1988, publicada en España por Ediciones Júcar en 1992. Su saga de novelas más conocida es Sandman Slim. En el ámbito del cómic sólo tiene una obra anterior a Lucifer, publicada en el año 2000 también en Vertigo, la serie limitada de cuatro números Accelerate, dibujada por los hermanos Pander. Se ha hecho cargo de la serie The Hellblazer desde el número 16, sustituyendo a Tim Seeley, que hizo un arco de tres números entre Simon Oliver, el autor que inauguró la serie en Renacimiento, y Kadrey.

Al dibujo mantenemos a Lee Garbett, salvo en el primer número mencionado.

En resumen…

¿Hemos vivido una secuela a la altura de  la etapa de Mike Carey? No, por supuesto que no. Pero es que estamos hablando de una de las grandes obras de la historia de Vertigo. ¿Está The Dreaming a la altura de Sandman? ¿Está Minutemen a la altura de Watchmen? Por muy buenas que puedan ser estas secuelas, estamos hablando de continuaciones de obras legendarias de la historia del cómic, y a Lucifer le ha ocurrido lo mismo. Aún así, aún no teniendo los pies suficientemente grandes para los zapatos tan grandes que tenía que llenar, hemos vivido un revival de la serie muy digno, aprovechando el tirón de la serie televisiva de la Fox pero sin caer en convertir el cómic en un procedimental ligerito como temíamos muchos.

La principal pega que se le puede poner a este tomo es que, aunque haya sido una serie cancelada con una cierta antelación, suficiente para que el guionista pudiera intentar cerrar las tramas antes del final, se notaba que estaba planeada a más largo plazo y el cierre queda un tanto precipitado, dando la sensación de que el autor tenía ideas a desarrollar durante una temporada más larga que el medio año del que finalmente ha dispuesto. Pero la labor que Kadrey ha desarrollado aquí ha sido suficientemente interesante como para que le hayan confiado una etapa en Hellblazer, en la que esperamos que pueda desarrollar sus ideas sin injerencias editoriales.

Y la despedida del personaje, por cierto, es momentánea. Para después de verano está anunciada la línea The Sandman Universe, coordinada por el mismísimo Neil Gaiman y que arrancará con cuatro series mensuales, una de las cuales sera un tercer (o cuarto, vamos) volumen de Lucifer, escrito por Dan Watters, conocido por Limbo, editada por Image y dibujada por Caspar Wijngaard, o cómics de licencias de videojuegos de la editorial Titan Comics como Wolfenstein, Assassin’s Creed: Uprising o Dark Souls: Tales of Ember. A la espera quedamos.

lucifer retiro

Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com