Saludos, queridos lectores. Hoy reseñaremos dos tomos en una única entrada. No es que me haga vuelto un vago (bueno, un poquito si), sino... Love in Hell 2 y 3, de Reiji Suzumaru.

Saludos, queridos lectores. Hoy reseñaremos dos tomos en una única entrada. No es que me haga vuelto un vago (bueno, un poquito si), sino que Love in Hell es una serie de solamente tres tomos. Ya reseñamos el primero. Y los otros dos no son tan diferentes como para necesitar dos reseñas.

Fandogamia nos trae el número 2 y el número 3 de esta serie de Reiji Suzumaru. Con esto terminamos la serie, y quedamos a la espera de ver si la editorial se decide a traer la serie derivada titulada Love in Hell: Death Life.

Permitidme que empecemos por el dibujo. Siguiendo el tono cómico y de fanservice de la serie, tendremos chicas muy bien dibujadas y chicos que cumplen y justo. Sin embargo, no todo van a ser pechos al aire y situaciones picantonas. Tendremos también algunas escenas que podríamos llamar serias y maduras. Volveremos sobre esto más tarde. Pero ya os aviso de que hay algunas escenas en el tercer tomo que cambian totalmente el tono de la historia.

Tenemos personajes y escenas que tienden a la simplificación y ser monísimas, en plan kawai. Pero no nos olvidamos del sexo, el erotismo y la violencia casi sin sangre. Esto puede sonar muy raro, pero me encanta el gore sin gore de este hombre. Nos muestra escenas brutales y salvajes pero sin escandalizarnos. no es sencillo huir de la violencia brutal y de los litros de sangre (bueno, de tinta :-)) pero Reiji lo consigue.

No estamos ante una obre experimental, sino de narrativa sencilla y efectiva. Pero cumple con el propósito de hacernos reír. Por ejemplo, la típica escena en la que un matón chulea y amenaza a una diablesa tranquila, y los demás personajes se miran… y se echan a reir, sabiendo lo ultrapoderosa que es esa diablesa. Sencillo, visto mil veces, pero que funciona a la perfección.

hell

O esos planos que ocultan lo que pasa o puede pasar en partes íntimas de los personajes. Que esto es erotismo pero no porno. No os negaré que el dibujo tiene y contiene multitud de tópicos de este tipo de manga. Pero con este dibujo inocente y sencillo consigue mostrarnos de forma suave escenas y acciones que de otra manera convertirían esta obra en una para adultos.

Pasemos al guión. Al igual que en el primer tomo, la idea del autor es contarnos escenas de violencia y sexo implícito. Tetas y tortas, vamos :-). La mayoría de las tramas son sencillas y lineales.

Como diría uno de los Altos Editores de esta web, guiones tipo Manara, del estilo de una película porno sin muchas complicaciones :-).

Pero hay, sin embargo, un par de escenas que cambian totalmente el tono. Es todo mucho jajaja, jijiji, mira que burrada… y de pronto, una escena dura como un puñetazo en el estómago.

En el tomo 2 tenemos ya un aviso.Una escena que no carece de  ternura y misericordia. Durante unas páginas el tono cambia, pasando de ser una comedia infernal a un pequeño drama en el infierno. Con una solución agridulce que nos saca un poco de la historia y nos pone ante una de esas elecciones donde ninguna alternativa es buena del todo.

Pero es en el tomo 3 cuando una de las tramas secundarias que habíamos podido vislumbrar hasta ahora se nos muestra. Empieza con muchas risas y algo de gore descafeinado. Pero entonces nuestro apreciado Rintaro reconoce a alguien y tiene un flashback…

Y se nos muestra una escena descarnada, dura, brutal y desagradable de la infancia del protagonista. Y siendo dura, muy dura; nos lo parece más por estar en medio de un tebeo de risas y cachondeos.

Esta mezcla de géneros (cómico con adulto) es algo que le gusta mucho a los autores japoneses, pero que a mí me pone de los nervios.

Y tras este puñetazo de crudeza, volvemos al estilo del resto de la serie, dejándonos con una expresión de desconcierto.

Observaréis, sin embargo, que no os he explicado exactamente de que tratan esas escenas de las que hemos hablado. En esta web intentamos no destripar las historias.

hell

Pasemos a hablar de la edición, queridos lectores. Seguimos teniendo tomos de 17,6 por 11,2 centímetros. 162 páginas cada tomo. En Blanco y negro con sobrecubiertas a color.  Curiosamente, si las retiramos el segundo tomo trae un dibujo que ocupa la portada, el lomo y la contraportada. Pero el tercero trae una decoración con esa calaverita que sale en el título.

Tenemos algunas notas a pié de página que nos traducen los caracteres japoneses de los letreros cuando necesitamos conocerlos. Un  buen detalle del traductor (Luís Alís).

Seguimos teniendo los bocetos del autor en las páginas de separación de los diferentes capítulos.

Y os dejamos un enlace a las páginas de muestra que nos ofrece la editorial.

¿Por qué leer Love in Hell 2 y 3?

Una serie cómica con escenas picantes. Rápida de leer. Casi sin escenas violentas o desagradables.

¿Por qué no leer Love in Hell 2 y 3?

Es una serie de entretenimiento. Casi nunca se toma en serio a sí misma.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Precio: EUR 7,12
Love in Hell 3
Suzumaru Reiji
Precio: EUR 7,12
Compartir:
Lamastelle

Lamastelle

Aprendió a leer para viajar con el Capitán Trueno. Ha navegado por los mares del tebeo europeo, americano y japonés. Ha visitado la Luna y guiado un velero por los canales de Marte. Pilotó a Mazinguer Z. Defendió la Tierra de mil invasiones. Ha comandado naves entre mundos. Ahora, en su villa situada en una isla sin nombre, disfruta de su biblioteca y reseña para ELHDLT.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com