Jirobê y Tarôbe son dos hombres que tras toda una vida dedicada a un leal propósito se plantean el sentido de su vida. Desengañados... Llegó la primavera (4 de 6)

Jirobê y Tarôbe son dos hombres que tras toda una vida dedicada a un leal propósito se plantean el sentido de su vida. Desengañados por su destino, siguen su periplo por tierras japonesas, empleando sus conocimientos de shinobi y de dôshin para sobrevivir al hambre y continuar retando a Dios y a Buda en espera de que recaiga sobre ellos un castigo.

En el volumen anterior dejamos a nuestros protagonistas recorriendo los caminos en busca de pecados y maldades que cometer, para provocar la cólera de Dios y Buda, a fin de ser castigados por éstos. No obstante, sus intentos de atrocidades rara vez resultan en la maldad que pretenden, con lo que la mayoría de las veces les sale el tiro por la culata. Ésta no es, sin embargo, una serie humorística basada en malentendidos, sino que nuestros dos protagonistas son auténticos héroes trágicos, en un viaje en dirección al infierno, huyendo de una vida que ya apenas les depara nada bueno.

llegó la primavera 4

– El hecho de tener corazón hacen que seamos seres miserables.
– Por eso los humanos se refugian en el alcohol, se aferran a una mujer o se evaden jugando a las apuestas, porque así se olvidan de las frustraciones.
– Entonces, vivir consiste en huir.
– Nosotros también estamos huyendo echándoles las culpas a Dios y a Buda.
– ¿Podremos dejar de huir cuando vayamos al otro mundo?

En este número, Jirobê y Tarôbe se encuentran con unos agentes de la ley que transportan a unos peligrosos prisioneros; conocerán a una mendiga que les demostrará que no toda la gente en el mundo es mala y egoísta; construirán un baño termal junto al camino para robar a viajeros incautos; conocerán a unos ninjas de las montañas que quieren acabar con sus vidas; y, por último, se convierten en sacos de boxeo andantes a cambio de unas monedas. Estos personajes, sin nada que ganar ni que perder, sobreviven como sólo pueden hacerlos ellos dos: haciendo uso de su ingenio, habilidad y experiencia. El hecho de que recorran el camino del infierno no quiere decir que anden buscando la muerte, o que hayan de resignarse a morir sin pelear.

Kazuo Koike ha creado a dos personajes (que en realidad son el mismo, pero con dos actitudes y experiencias vitales diferentes) sumamente complejos. Hombres que han servido toda su vida a un bien mayor y, justo al llegar a la senectud, cuando pueden empezar a disfrutar de la vida, todo les es arrebatado. Culpan a Dios, a Buda, al destino, al karma, a cualquiera excepto a ellos mismos y sus actos o decisiones. Porque, si bien es cierto que los males que les han acontecido no son por completo culpa suya, la reacción es harto difícil de comprender para nuestros patrones de pensamiento occidentales. La respuesta «hago daño al mundo porque el mundo me ha hecho daño a mí» es más propia de una mente trastornada que de dos hombres inteligentes y experimentados. Y, sin embargo, aquí nos tienen, cada dos meses, enganchados a sus andanzas, para ver qué pecados se empeñan en cometer este mes.

llegó la primavera 4

Como único apunte negativo, este volumen se cierra con una historia inconclusa, en la que los dos ancianos han de resolver un misterioso asesinato en Kakegawa. Historia que se resuelve en el siguiente tomo, y que bien podría haberse incluido completa en este o en el siguiente volumen, y así no dejar un arco argumental a medias. Por lo demás, la edición de ECC es impecable, con una exquisita traducción y notas al pie que ayudan a comprender algunos aspectos y situaciones del Japón feudal. Llegó la primavera puede que no sea la mejor obra de Koike y Kojima, pero sin duda es un manga costumbrista impecable.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Summary
Review Date
Reviewed Item
Llegó la Primavera 4
Author Rating
41star1star1star1stargray
Compartir:
Jesús Tomás Dado

Jesús Tomás Dado

Lector de tebeos desde hace 40 años, antes de que se llamaran novelas gráficas. Totalmente enganchado a la lectura, el cine y y los dónuts de Lacasitos, pero vamos, que puedo dejarlo cuando quiera. Los dónuts no, lo otro.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com