Para la realización de esta reseña, hemos contado con una amiga de la web: Carmen, que lleva años practicando yoga y nos ha dado... El Libro de Yoga del Perrito Om

Para la realización de esta reseña, hemos contado con una amiga de la web: Carmen, que lleva años practicando yoga y nos ha dado una opinión algo más fundada del contenido de este libro. Os dejamos con sus palabras:

Hace tres años que comencé a practicar la disciplina del yoga y confieso que la primera vez que entonamos el “Om” en una clase quise salir corriendo porque pensaba que se habían vuelto locos. Hoy llega a mis manos para leer y reseñar El Libro de Yoga del Perrito Om y esbozo una sonrisa. Reconozco que soy Yogui-adicta.

El libro del yoga del perrito Om
Ira Trivedi, la autora del libro y responsable de la Namami Yoga Foundation dice aspirar a poner el yoga al alcance de todo el mundo. Cada sesión que sigues y cada camiseta que compras en su página web ayudan a una niña en India y le permiten practicar y enseñar el yoga, de ahí que haya decidido llevar a cabo la realización de esta obra.

El Libro de Yoga del Perrito Om es un libro que pretende dar a conocer e iniciar a los lectores en esta disciplina, donde la autora, explica las Asanas o posturas de yoga, Pranayamas o ejercicios de respiración propios de yoga y termina su libro didáctico con una de las partes más importantes del yoga… la meditación o toma de conciencia del momento presente.

Kanika Anand y Mansi Shah ilustran de una forma muy sencilla y divertida todos los movimientos controlados a través del perrito Om y sus amiguitos, de tal forma que planifica pequeñas sesiones de hasta 60 minutos con el fin de que el lector pueda coger la esterilla en su casa y ponerse a practicar. El dibujo es en blanco y negro, de una simpleza extraordinaria para ayudar al lector a reconocer el movimiento y poder imitarlo con facilidad sin dispersarse. Puede parecer a simple vista infantil o dirigido a niños, pero nada más lejos de la realidad. La autora pretende hacer llegar la disciplina a los adultos e incluso a padres para que se la puedan transmitir a sus hijos.

Como lectora, sólo puedo decir que lo he disfrutado, que tengo ganas de llegar a casa, agarrar mi esterilla y entonar el Om a la vez que estiro mi cuerpo como un chicle mientras se relaja a través del movimiento y la respiración. No sólo eso, el yoga tiene una infinidad de beneficios para nuestra salud como son:

• Fortalecer nuestros huesos gracias a las distintas posiciones y movimientos y conseguir más flexibilidad y movilidad articular.

• Conciliar mejor el sueño, llegando a dormir más profundamente cada noche.

• Agilizar nuestra mente y combatir el estrés, gracias al estado de relajación y tranquilidad que desarrollaremos.

• Proteger a nuestro corazón gracias a la reducción de la presión arterial y ralentización de la frecuencia cardíaca a través de la práctica de sus ejercicios.

• Cuidar nuestra silueta y mejorar la calidad de nuestras relaciones sexuales y experimentar una sensación de bienestar y placer, debido a la liberación de endorfinas.

• Mejorar nuestra capacidad pulmonar con los ejercicios de respiración profunda.

El yoga, como cualquier otra disciplina requiere de fuerza de voluntad y perseverancia. A mí personalmente es lo único que conozco que me ayuda a controlar el dolor diario, y si fuera médico lo recomendaría en mi consulta a todos mis pacientes con dolor crónico, estados de ansiedad o nerviosismo, o cualquier dolencia por muy leve que sea. Personas que nunca han practicado pueden pensar que su práctica es mayoritariamente femenina, nada más lejos de la realidad, en mi clase por ejemplo un 75% son hombres… En un mundo donde vivimos deprisa y con prisa, debería ser obligatorio dedicarnos 30 minutos al día para reorganizar nuestros pensamientos y estirar nuestro cuerpo para descargarlo de la rutina diaria.

Compartir:

Firma Invitada

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com