Decía George R. R Martin en Tormenta de espadas que cada vez que un Targaryen nace, los dioses lanzan la moneda al aire y... Legión de Superhéroes: Millenium

Decía George R. R Martin en Tormenta de espadas que cada vez que un Targaryen nace, los dioses lanzan la moneda al aire y el mundo aguanta la respiración para ver de qué lado caerá. Con Brian Michael Bendis pasa un poco lo mismo. Es un autor capaz de lo mejor y de lo peor. Es el responsable de Alias, una de las mejores series que ha dado el cómic americano en lo que llevamos de siglo, y del mejor Daredevil desde Frank Miller. Pero también es el responsable de números tremendamente plomizos en los Vengadores y en los X-Men. Cuando coges un tebeo de Bendis no sabes si vas a quedar fascinado o te va a dejar la sensación de haber sido estafado. Así era de esperar que hubiera recelos al ver su nombre en la portada de la nueva serie de la Legión de Superhéroes, un grupo que tiene a sus seguidores hambrientos de material desde la cancelación de su última serie hace siete años ya.

Legión de Superhéroes millenium 01

Y lo primero que hay que señalar es que los que vengan deseando reencontrarse con los héroes del Siglo XXX es que Millenium, la miniserie prólogo a la futura serie regular de los legionarios, no es una serie de la Legión, sino una contextualización -suponemos- de lo que tiene intención de hacer Bendis con el grupo. De hecho, los personajes en cuestión sólo aparecen una vez en todo el tomo, en una doble splash page hacia el final del mismo. Además, es una serie que no tiene un protagonista definido. Lo más parecido que tenemos es la presencia como hilo conductor de Rosa y Espina, la versión post-Renacimiento de Rose Forrest, un oscuro personaje que no llegó a la treintena de apariciones entre su debut en 1970, en el 105 la serie de Lois Lane, y 1982, en The Brave And The Bold nº189, tras el cual caería en el olvido. Un personaje que el propio Bendis rescató del limbo recientemente, en el número 1012 de Action Comics, publicado aquí en el número 91 del Superman de ECC.

¿Qué quiere decir eso de «hilo conductor»? Bendis aquí nos plantea que Rosa y Espina se ha convertido en un ser inmortal, o al menos, con una esperanza de vida tremendamente larga. Tan larga que junto a ella iremos recorriendo la línea temporal futura oficial (bueno, ya sabéis cómo es eso) del Universo DC, arrancando en un momento ambientado ochenta años en el futuro, pasando por las épocas de Batman Beyond, Kamandi, Tommy Tomorrow, un momento en un museo superheroico en que el lector veterano reconocerá a Michael Carter, el inevitable OMAC del Rey Kirby… hasta llegar al Siglo XXX y ver por primera vez desde Renacimiento a la Legión.

Legión de Superhéroes millenium 02

Millenium no tiene una trama definida y aún no sabemos qué tiene intención de hacer Bendis con lo que ha contado aquí. Puede que retome esos conceptos, o puede que simplemente nos haya presentado una colección de estampas temporales a lo Historia del Universo DC (del Futuro), con la única intención de señalar qué está en continuidad ahora mismo y qué no. Para un lector que lleve tiempo leyendo DC, la lectura es agradable (ayudado por ilustradores muy capaces como Dustin Nguyen, Andrea Sorrentino o Jim Cheung y algún creador de pin ups estáticos como Jim Lee) y conseguirá sacarle más de una sonrisa. Pero si algún lector se acerca a la Legión por primera vez en esta serie y ha seguido al guionista desde su larga etapa en Marvel, este tomo puede llegar a resultarle un tanto desconcertante. A fin de cuentas, es una sucesión de escenas inconexas que no tienen más en común que el paso del tiempo.

La sensación final que ha dejado es positiva. No es el Bendis que nos maravilló con Alias, pero tampoco es el autor en piloto automático de sus últimos tiempos en la competencia. Aquí se le nota un cierto mimo haciendo este trabajo. Tanto es así que nos ha dejado con ganas de leer lo que tenga que contar de la Legión en la serie regular que ha empezado en el tomo 1. Y ahora sí: ¡Larga vida a la Legión!

Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com