En 2019 se cumplen diez años del galardón del Premio Nacional de Cómic para Las serpientes ciegas de Felipe Herández Cava y Bartolomé Seguí.... Las serpientes ciegas de Felipe Hernández Cava y Bartolomé Seguí

En 2019 se cumplen diez años del galardón del Premio Nacional de Cómic para Las serpientes ciegas de Felipe Herández Cava y Bartolomé Seguí. Este momento ha sido considerado por Norma como oportuno para reeditar una obra que llevaba un tiempo descatalogada y además con una flamante portada nueva para la ocasión. Esperemos que todo el mundo que se la perdió subsane ahora este error y pueda disfrutar de ella, aunque tampoco estaría mal que aprendiésemos a valorar un poco lo que tenemos en casa porque Las serpientes ciegas, antes de publicarse en España, vio la luz en Francia de la mano de Dargaud.

Apasionante, oscura, dramática o reflexiva. Estos son algunos de los calificativos que se me ocurren para definir a una obra que me ha atrapado de principio a fin. Hernández Cava nos cuenta una historia en clave de novela negra y thriller donde sus protagonistas tienen el gris como su color definitorio. El autor va construyendo un puzle y nos va regalando las piezas según le viene en gana. Juega al despiste y consigue engañarnos con su definición de los protagonistas, hace que pensemos si hay algo más de lo que cuenta y finalmente nos deja con el culo torcido con algunos giros argumentales dignos de la novela de género de Jim Thompson o Philip Kerr.

Portada original de la primera edición

Las serpientes ciegas es la historia de una promesa rota, de un pacto sin cumplir y de una deuda dolorosa que no deja seguir con su vida a un hombre. Todo arranca cuando un misterioso tipo vestido con un traje rojo se presenta en la Nueva York de 1939 buscando a un tal Ben Koch. Mientras tanto, Ben Koch también está buscando saldar cuentas con una persona de su pasado.

Ben Koch es el motor de la obra, un personaje fascinante al que vemos evolucionar a todos los niveles: desde sus primeros compases con el movimiento “rojo” en Nueva York, un movimiento ya perseguido por el FBI, hasta su viaje a España para luchar en la Guerra Civil en el frente de Barcelona. Felipe Herández Cava va alternando ambas localizaciones  y también salta entre presente y pasado para contarnos su cruel historia.  Otro personaje capital para la obra es Curtis Rusciano, el más complejo, y uno de los personajes de ficción que más he despreciado en muchos años. Un revolucionario que lejos de luchar por un bien común, tiene mucho que ocultar.

Con un ritmo apabullante (pasan muchísimas cosas en tan solo 56 páginas de historia) y con mucho suspense nos encontramos varios géneros. Tenemos por un lado la mencionada novela negra que corresponde a los pasajes ambientados en Nueva York y que nos permiten ver lo mejor y peor del ser humano. Y por otro, tenemos el frente ambientado en la Guerra Civil española. Hernández Cava refleja con gran habilidad el idealismo de un grupo de marxistas que luchan con ímpetu por su causa, y con la misma habilidad refleja los horrores de la guerra que partió en dos un país.

Las serpientes ciegas es una obra que rápidamente destaca por la enorme labor de documentación que hay tanto en guion como en dibujo. Y es que el dibujante, Bartolomé Seguí, realiza un trabajo que es para quitarse el sombrero. Abandonando su habitual blanco y negro, en esta obra usa una paleta de color muy oportuna que dota al acabado final de una gran expresividad. Utiliza además un gran número de viñetas por página para poder contar todo lo que el guion requiere.

La edición de Norma se completa con un imprescindible artículo de Pepo Pérez que relata algunos detalles de la gestación de la obra y contiene mucha información sobre los autores.

Corred a por este cómic antes de que se agote y tengan que pasar otros diez años.

Compartir:

Txema Sáez

Fanático sin solución del cómic de superhéroes, del manga, del cine de terror, la literatura fantástica, los videojuegos y más heavy que una lluvia de mercurio al rojo vivo. Como los mejores turrones, he vuelto a casa por Navidad (aunque trece años he tardado).

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com