Saludos, queridos lectores. Tenemos hoy la reseña de una obra con muy buena pinta. Tomad asiento en el jardín y comed tarta de naranja... La pequeña forastera: Siúil, a Rún 1.

Saludos, queridos lectores. Tenemos hoy la reseña de una obra con muy buena pinta. Tomad asiento en el jardín y comed tarta de naranja mientras hablamos del tomo 1 de La pequeña forastera: Siúil, a Rún 1.

ECC nos trae una obra llena de lírica, melancolía y tristeza. Y secretos.

Me atrajo desde un principio la portada de este tomo. Un dibujo donde una pequeña niña contrasta con una criatura de rasgos parecidos a la idea cristiana del Demonio. Así que le di una oportunidad en cuanto tuve un poquito de tiempo para leer.

Y me encontré con el principio de un cuento, de una fábula. Pero no uno de esos cuentos que le contamos a los niños para ayudadlos a dormirse, sino una de esos cuentos que las madres usaban para asustar y advertir.

Tenemos a una niña inocente y pura, viviendo con alguien. Un monstruo, un maldito, uno de los seres de las dos partes en las que se separa este mundo. Aparecemos en una casa en medio de un paraje abandonado, en un mundo que parece dividido entre los humanos y los seres que los maldicen, maldición que te convierte en un monstruo si uno de ellos te toca.

Poco más sabemos.

Y vemos entonces a una niña que espera que su tía venga a buscarla, cuidada por este ser del que nada sabemos excepto que cuide de la pequeña sin tocarla. Un Doctor que por momentos recuerda a aquellos doctores que luchaban contra las plagas históricas y otras nos recuerda a la Bestia que vivía con Bella.

pequeña

Y sospechamos que hay secretos que el Doctor oculta para no lastimar a la niña. Y no vemos maldad en sus actos, quizás solamente la ignorancia de no saber como ayudar. ella es su princesa y él su caballero.

Y los caballeros defienden a las princesas de los monstruos.

Y nos encontramos viendo escenas donde no pasa nada, pero nos importa el destino de esa niña inocente, ajena al peligro y al mal que la acechan.

Y nos pasamos un dedo por el ojo mientras murmuramos eso tan manido de que se nos ha metido algo en el ojo y por eso quiere escaparse una lágrima.

En este primer tomo tenemos una presentación de los personajes y de su entorno. Parece que los cuatro tomos formarán una única historia, o esa sensación he tenido.

El dibujo se ve influenciado por el estilo de las ilustraciones estáticas más que por el cómic o el manga más de acción. No hay mucho dinamismo, aunque aparece. Es todo lento y calmado como los días de nuestros protagonistas.

Paisajes como abocetados, sin definir, rodean al Doctor y a la niña. Ella pequeña y blanca; él grande y negro. Está claro el juego de contrastes que el autor ha escogido para la obra.

El uso de la oscuridad y las pequeñas lineas, junto con la falta de definición recuerda a autores como Gorey. Quizás se deba también a ese aire de fábula oscura que desprende la historia.

pequeña

Y me ha parecido sobresaliente él haber «visto» expresiones en esa cara inexpresiva del Doctor. La historia nos cuenta por el contexto que está pensando o sintiendo. Y nosotros como lectores ponemos la mirada de tristeza o pequeña sonrisa de dolor que imaginamos en ese rostro.

Una historia que habrá que seguir, a ver como continúa y termina.

¿Por qué leer La pequeña forastera?

Te gustan los cuentos clásicos, las fábulas antiguas. Muestra melancolía y ternura. El  dibujo te sumerge en un ambiente especial.

¿Por qué no leer La pequeña forastera?

No hay acción, magia ni aventuras. Eres más de dibujo de lineas claras e historias felices.

 

Por cierto, el subtítulo de Siuíl a Rún hace referencia a esta canción. ¿Una pista que entenderemos al final de la historia?

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Precio: Producto no disponible
Compartir:
Lamastelle

Lamastelle

Aprendió a leer para viajar con el Capitán Trueno. Ha navegado por los mares del tebeo europeo, americano y japonés. Ha visitado la Luna y guiado un velero por los canales de Marte. Pilotó a Mazinguer Z. Defendió la Tierra de mil invasiones. Ha comandado naves entre mundos. Ahora, en su villa situada en una isla sin nombre, disfruta de su biblioteca y reseña para ELHDLT.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com