Saludos, apreciados lectores. Tenemos hoy un cómic ambientado en la Galicia del siglo XV. Visitaremos hoy La aldea maldita, primer tomo de La espada... La espada de San Eufrasio 1: La aldea maldita.

Saludos, apreciados lectores. Tenemos hoy un cómic ambientado en la Galicia del siglo XV. Visitaremos hoy La aldea maldita, primer tomo de La espada de San Eufrasio.

Posiblemente estemos más acostumbrados a ver la Edad Media europea a través de los ojos y los pinceles de autores de la escuela francobelga. Por supuesto que no nos olvidamos de Palacios y su Cid, ni del Guerrero del Antifaz de Manuel Gago. Y había también un Capitán con nombre como de Trueno, que tenía unos amigos y un globo con los que recorría el mundo… :-). Pero parece que este género y esta época histórica han perdido popularidad.

Una pena. Por suerte los amantes del cómic histórico tenemos obras como estas Navas de Tolosa o La espada de San Eufrasio, de Diábolo Ediciones, que demuestran que los autores y editores (y esperemos que muchos lectores) siguen interesados en la Edad Media.

Estamos en 1464 y la vida no es fácil para los campesinos. Atrapados entre la Iglesia y la Nobleza, sufren los abusos de ambos estamentos sin que la lejana Corona intervenga.

La historia nos habla de una familia que sobrevive o malvive como puede. Entre los rigores típicos de la agricultura, los caprichos del clima, los diezmos eclesiásticos, las saqueos de las tropas de los señores y la guerra más o menos abierta entre ellos, van viviendo día a día.

espadaY tenemos aquí el primero de los nueve capítulos en los que Pepe Rey, Manolo López Poy y Miguel Fernández han decidido contarnos la vida de esta familia, desde 1464 hasta el inicio de las Revoltas Irmandiñas, cuando el pueblo llano se levantará contra los señores que solamente los ven para explotarlos.

El guión nos cuenta una historia realista y dura, sin concesiones. Homo homini lupus, que decían Plauto y Hobbes. Como en tantas historias tendremos a una familia empujada contra un muro, hasta que ya nos les queda más sitio adonde ir. Y será cuestión de tiempo que todo estalle en violencia.

No hay héroes, solamente villanos (y no me refiero a los habitantes de las villas) y supervivientes. Tenemos una historia de presentación de personajes, que nos ofrece un capítulo completo. Pero nos da pocas pistas sobre lo que les depara el destino a Rosendo y a su familia.

Pero la historia  nos presenta también los conflictos entre los señores feudales. Que van bajando hasta las bandas de «soldados» que llegan al punto de saquear y destruir campos del enemigo. Sin preocuparse por los que viven en ellos o de ellos, por supuesto.

Y aunque en este primer tomo no lleva el peso de la trama, sospecho que el Camino de Santiago aumentará su importancia en los siguientes tomos.

El dibujo es oscuro. A juego con la historia que nos cuenta, tiene una paleta de colores corta y oscura. No tendremos aquí un dibujo realista y lleno de detalles. A diferencia de las obras más europeas, los castillos son moles en el horizonte, los campos son manchas de color, las ropas de los campesinos son simple telas. No se ahonda en el detalle ni tenemos esos suntuosos decorados a los que podemos estar acostumbrados.

espada

El autor viene del dibujo en blanco y negro, donde las texturas y las sombras dan volumen y forma. Ha decidido usar un dibujo donde el color «ensucia» los detalles del dibujo, haciéndonos pensar más en los polvorientos campos de la Meseta que en los verdosos bosques del Norte.

Pero que eso no os engañe. Hay algunas viñetas llenas de efectos visuales preciosos. Mis preferidas son aquellas en la que aparece la niebla. hijo de Galicia (es lucense) el autor conoce esa niebla que dibuja. Esa niebla en la que te pierdes y que desdibujas lo que toca. Con una paleta limitada, sin fuertes contrastes de color, logra meterte en esa niebla, esa néboa galega. Una preciosidad.

Tampoco debemos olvidar los interiores de las casas. Casas de campesinos por la noche, cuya única luz es el fuego donde se prepara la cena. Ambientes cargados, oscuros, con sombras que bailan y ocultan el rostro que tienes al lado.

Las caras de los personajes están llenas de expresiones y expresividad. Esa muchacha asustada, ese monje…

Si hablamos de la edición, tenemos un mapa de aspecto medieval en las guardas del libro. La tipografía es legible, aunque un mayor interlineado se agradecería. en algunas ocasiones una tilde se pega demasiado a la linea superior del bocadillo. La letra es correcta, sin intentar dar un ambiente más «de época» usando una tipografía medieval o de aspecto medieval.

espada

Los personajes hablan en castellano. no se da en este tomo el juego de personajes hablando en diferentes idiomas, como gallego, latín (religiosos) o castellano. Tampoco se ha caído en el uso de arcaísmos o frases de estilo medieval. Hay alguna expresión que puede chirriar un poco, pero nada que impida la comprensión del texto.

¿Por qué leer La espada de San Eufrasio 1?

Buscas obras históricas ambientadas en España y de autores españoles. Inicio de una serie sobre una época y lugar poco conocidos.

¿Por qué no leer La espada de San Eufrasio 1?

Estás acostumbrado a un dibujo más detallado y de estilo más realista. Prefieres esperar a que la serie esté publicada en su totalidad.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Precio: EUR 15,15

Compartir:
Lamastelle

Lamastelle

Aprendió a leer para viajar con el Capitán Trueno. Ha navegado por los mares del tebeo europeo, americano y japonés. Ha visitado la Luna y guiado un velero por los canales de Marte. Pilotó a Mazinguer Z. Defendió la Tierra de mil invasiones. Ha comandado naves entre mundos. Ahora, en su villa situada en una isla sin nombre, disfruta de su biblioteca y reseña para ELHDLT.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com