El Hominis Noctura en latín, Vrolok en eslovaco, Strigoï en rumano o Nosferatu en griego. Son muchos de los términos o designaciones que ha... La chica del cementerio: Ville Lumière

El Hominis Noctura en latín, Vrolok en eslovaco, Strigoï en rumano o Nosferatu en griego. Son muchos de los términos o designaciones que ha tenido el mito del Vampiro a lo largo de los siglos. Convertido en icono de la literatura universal por Bram Stocker, la relación de la raza de los chupasangres con el mundo del cómic viene de lejos.

En las últimas décadas hemos podido ver la versión más clásica de Vlad Tepes en diversos cómics, desde La tumba de Drácula de Marv Wolfman y Gene Colan (donde debutó Blade, por ejemplo) a concepciones más modernas como 30 días de oscuridad de Steve Niles y Ben Templesmith, pasando por el más urbano La sonrisa del vampiro de Sergio Bleda o el glamour de Rápaces de Marini. Todo ello sin olvidar por supuesto la sensualidad de Vampirella o los clásicos enfrentamientos de Batman y el mencionado Drácula.

vsnazis

Seguramente os preguntaréis… ¿Es necesario otro cómic de vampiros? Pues os seré sincero: Yo pensaba que no, pero claro, no había leído La chica del cementerio, cuyo primer volumen acaba de poner a la venta Ediciones Dimensionales. Os voy a pedir un favor antes de que le echéis el guante a este tomo (porque tenéis que echárselo si o si): Olvidad todo lo que hemos visto sobre los vampiros en los últimos años, olvidad el ambiente gótico del Drácula de Coppola, el moñisimo de Entrevista con el vampiro y por supuesto ese vomitivo en celuloide y papel que es la saga Crepúsculo de Stephanie Meyer, que bien podría firmar como Corín Tellado a la hora de vendernos este culebrón con colmillos… aunque bueno, esta comparación puede resultar ofensiva para la señora Tellado, que al menos ella sabía escribir y no trataba por idiotas a sus lectores.

cementeriopitt

En este comienzo de La chica del cementerio conoceremos a Odette, una vampiresa de 300 años de edad que hace propio el concepto de su raza de ser de la noche, de bestia despiadada… y así es como la muestran sus autores : Una criatura sin escrúpulos, que busca y se recrea en la depravación, que goza de su inmortalidad y que quiere llevarla un paso más adelante, ansía poder, ansía conocimiento y a la que nada puede detener, pues conoce muy bien tanto su capacidad como sus habilidades.

“La sangre no es suficiente, ni siquiera es la razón”

Odette es fascinante. El guionista Antonio Sachs (autor de la apetecible novela Drácula año cero), crea un universo lleno de matices y en apenas cien páginas ya se aprecia un plan mucho mayor y a largo plazo. También nos presenta a otros personajes como Zabala, la maestra de la noche, y nos habla de dos demonios, Eddiz y Mexarr, y su eterna y antigua lucha por el poder. Sachs usa bastante el recurso de la narración en tercera persona para ir presentando a estos personajes y les da voz y frases lapidarias a cada uno de ellos.

“Sobrevivir, implica vivir, a cada instante”

Como he dicho, este primer volumen se devora con una rapidez inusitada, te deja con ganas de más y todo es gracias a lo bien representado que esta este nuevo concepto de vampiro, ambientado en el mundo moderno y más concretamente en la noche de París (un lugar y una atmosfera totalmente adecuada para estas criaturas gracias a la abundancia de cementerios, catacumbas, templos y mitos y leyendas que asolan a la capital francesa). Para colmo, termina con un cliffhanger de infarto, por lo que espero que no se demore mucho la secuela.

cementeriogates

En la parte artística nos encontramos con Ertito Montana, dibujante que ganó el I Premio “Futuro talento del cómic español” en la edición 2018 de Heroes Con Valencia. Su dibujo, con esas influencias nada disimuladas de Mike Mignola, está todavía por pulir y resulta experimental en muchos momentos, pero su portentosa narrativa y planificación de página hacen que los pros sean muchos más que los contras. Además, este tipo de historia parece que le viene como anillo al dedo… Y es que Montana nos tiene acostumbrados a cosas muy locas, como su recomendable Abraxas, escrito por Javier Marquina.

La edición de E. Dimensionales es, como viene siendo habitual en ellos, impecable e incluye una preciosa ilustración de Abel García en la contraportada y una selección de bocetos y páginas preliminares del propio Montana.

Compartir:

Txema Sáez

Fanático sin solución del cómic de superhéroes, del manga, del cine de terror, la literatura fantástica, los videojuegos y más heavy que una lluvia de mercurio al rojo vivo. Como los mejores turrones, he vuelto a casa por Navidad (aunque trece años he tardado).

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com