¡Qué bonito es pasear por un parque en otoño! Entre la cascada y el jardín de piedra podemos ver a unos ancianos sentados en...

¡Qué bonito es pasear por un parque en otoño! Entre la cascada y el jardín de piedra podemos ver a unos ancianos sentados en un banco; a unos jóvenes que pasean sin mirarse ( esos acaban de novios, fijo ); a una estudiante vestida de marinero pasear bajo los cerezos con mirada melancólica mientras su ¿mejor? amiga planea maldades a costa del encargado del hostal donde viven ( a ver quien pilla esta referencia); un reseñador borracho tirado sobre un tatami en el cesped, cerca del estanque de las carpas…

Saludos os sean dados, mis apreciados lectores. Empezamos el último mes de 2013 inaugurando el Primer Mes Temático de esta casa de Té que es la vuestra. Y le dedicamos este mes de 5 lunes a…. Rumiko Takahashi.

5 lunes. 5 reseñas. 5 obras comentadas.

Y NO vamos a reseñar Ranma :-).

Que NO. Que hay muchas otras cosas que presentaros antes que a esa colección de locos.

DSC_0049Hoy toca un recopilatorio de historias cortas titulado La tragedia de P.

Donde salen pingüinos. No cerdos, cisnes, gatas u osos panda. Un pingüino es mucho más elegante, ¿dónde va a parar?

La tragedia de P incluye seis historias cortas en 204 páginas ( edición española ). Son historias cortas y autoconclusivas, pensadas por sí mismas, sin ser la base de una serie más larga.

Los guiones son costumbristas, aunque no falten ciertos toques de humor ( siempre tierno y no muy gamberro ) o tristeza. Estamos lejos del tono de los vecinos desquiciados de Maison Ikkoku o de los ¿amigos? de Saotome. Creadas entre 1987 y 1993, estas historias son muho más personales y no tan dedicadas a un público de consumo rápido.

DSC_0051Como en todas las antologías, hay de todo. Sin destriparos las historias, mis preferidas son las del personaje a cuyo jefe su mujer le tira a la basura sus colecciones ( mala, malísima, malvada, malvadísima, arpía 🙂 ) y la de la nuera que ve un zashiki warashi cada vez que ve a su suegra.DSC_0050

El dibujo es el normal en esta autora. No hay experimentos con estilos diferentes. Mujeres delicadas, hombres serios, fondos de linea limpia y detallados, abuelitas caricaturizadas. Takashasi en estado puro.

Estas historias pueden ser encontradas en versión anime dentro del Teatro de Rumiko. Por supuesto, hay por ahí versiones subtituladas en castellano…

¿Por qué leer La Tragedia de P?

Te gusta la autora. Quieres leer sobre el Japón real ( al menos, el real en aquella época 🙂 ).

¿Por qué no leer La Tragedia de P?

No hay peleas absurdas ni humor gamberro. Prefieres las obras rápidas a las de lectura lenta y repetida.

Compartir:
Lamastelle

Lamastelle

Aprendió a leer para viajar con el Capitán Trueno. Ha navegado por los mares del tebeo europeo, americano y japonés. Ha visitado la Luna y guiado un velero por los canales de Marte. Pilotó a Mazinguer Z. Defendió la Tierra de mil invasiones. Ha comandado naves entre mundos. Ahora, en su villa situada en una isla sin nombre, disfruta de su biblioteca y reseña para ELHDLT.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com