Ay, no hay sacrificio que un padre no haga por un hijo, que decía Don Diego Tenorio….digoooo, que un reseñador no haga por sus...

Ay, no hay sacrificio que un padre no haga por un hijo, que decía Don Diego Tenorio….digoooo, que un reseñador no haga por sus lectores. Tras dos intentos fallidos, por vosotros me he leido enterito Kenshin.

Kenshin es una obra de Nobuhiro Watsuki basada en la era Meiji, cuando Japón se subió a la Revolución Industrial y se abrió de nuevo al mundo.

El problema con esta obra es que los españoles no sabemos casi nada de esa época. Esto se nota cuando no se queda claro qué personaje es el bueno, cual el malo y a mí qué me importa si se matan o no.

DSC_0045Se trata de una obra que, en mi opinión, ganaría lectores si hubiera un pequeño prólogo explicatorio sobre la época y lo que significó para la sociedad japonesa.

Kenshin necesita unos tres tomos para arrancar, para saber lo que estas leyendo y si te interesa seguir haciéndolo. Al principio no tienes claro cual es su estilo, o por donde va a transcurrir la historia.

Es una historia larga ( 28 tomos en esta edición ) , que transcurre ( y a veces se arrastra ) a través de tres grandes ( y a veces demasiado largos ) arcos argumentales. Quizás el mejor sea el segundo, pues en el primero el autor todavía está buscando su estilo y el último es repetitivo, poco creíble y demasiado largo.

¿Y al final de qué va esto? Pues se trata de una historia “más o menos” realista, sin demasiadas licencias a la fantasía. He dicho sin demasiadas, pero a la mitad de los enemigos no te los crees ni harto de sake caducado.

El guión salta entre peleas, vida cotidiana ( quizás lo mejorcito de la historia ) y problemas morales o políticos. Pero a veces simplemente no te importa quien vive o quien muere. No te identificas con los personajes, posiblemente por lo dicho más arriba, que no sabemos quienes son ni que quieren ( ni que pasará con los actos que han realizado en el pasado que es el presente de la historia ).DSC_0044

A lo largo de los capítulos Kenshin va reuniendo un grupo de amigos que funcionan tanto como secundarios como protagonistas de sus propias historias paralelas. Esto ayuda a que no abandones la lectura a la mitad por pura repetición de luchas y combates.

También van apareciendo sus enemigos, pero no suelen durar mucho, ya os lo imagináis.

El dibujo tiene dos estilos. El narrativo es tranquilo, de trazo limpio ( aunque lo de que sea una obra en blanco y negro y todo el rato veas en blanco el pelo de alguien a quien no dejan de llamar pelirrojo te parece algo raro 🙂 ). Y luego están las peleas, más confusas y de trazo más “sucio”…

Un dibujo algo mas explicativo de la famosa “espada de filo invertido” hubiera sido todo un detallazo, por cierto :-).

El propio autor reconoce en los comentarios que visualmente está muy inspirado por los tebeos de superheroes. Y no miente. La primera vez que ves a uno de los personajes lo saludas: Hombre, Gambito, ¿tú por aquí?

Los comentarios…En algunos de los tomos son lo más interesante, un soplo de aire fresco entre peleas eternizadas en el tiempo… ( jo, qué zen…).

DSC_0046Y quería comentaros algo sobre los finales de Kenshin. Eh, un minuto, Lamastelle-san ¿los finales?

Pues si. La historia tiene un final para su historia principal. Es un final raro. Esto no es un spoiler, pero al parecer el autor escogió uno… Que no le gustó nada a los lectores que, semanalmente, seguían la obra en revista, por lo que lo cambió y modificó sobre la marcha ( una de las ventajas de la interacción con tu público, y antes de internet 😉 ).

Luego están los finales de las historias de los secundarios. Evidentemente, son más cortos. Pero aún así alguno tiene mucha miga.

Y ahora, aprovechando los quine años de la serie, la reinician como una nueva-pero-es-la-misma-historia-auinque-sea-diferente-y-…

Mamá, qué miedito me dan los remakes.

¿Por qué leer Kenshin?

Te gusta la historia japonesa. Te gustan las peleas no realistas. Te gustan las historias laaaaargas.

¿Por qué no leer Kenshin?

No te interesa la historia ajena. Quieres obras cortas y sin complicaciones. No te va la mezcla de géneros y estilos.

DSC_0042Hay una nueva edición de EDT que no he leído. Pero tras hojearla por las tiendas me ha parecido que su papel es bastante menos duradero que el de la edición de tomo de bolsillo comentada. Solamente os digo que ha sobrevivido a vivir en una biblioteca pública infantil…

Compartir:
Lamastelle

Lamastelle

Aprendió a leer para viajar con el Capitán Trueno. Ha navegado por los mares del tebeo europeo, americano y japonés. Ha visitado la Luna y guiado un velero por los canales de Marte. Pilotó a Mazinguer Z. Defendió la Tierra de mil invasiones. Ha comandado naves entre mundos. Ahora, en su villa situada en una isla sin nombre, disfruta de su biblioteca y reseña para ELHDLT.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com