BLEACH   Bueno, aquí estamos de nuevo. Revisemos los borradores para ver que serie elijo para esta reseña. Hmmm, series de institutos, de historias...

BLEACH

 

Bueno, aquí estamos de nuevo. Revisemos los borradores para ver que serie elijo para esta reseña.

Hmmm, series de institutos, de historias de interés humano, de guerra…Lo que sea antes que escribir sobre el pesado de Ichigo y su espadit…

Ejem, ejem, ejem…

m1

 

Hombre, Ichigo. Justamente estaba yo pensando en escribir algo sobre tí. Anda, envaina esa cosa, que te puedes cortar y nos ponemos a ello.

Manga

En esta reseña introducimos una novedad, pedida por algunos lectores. En vez de juntar todas las imagenes, aparecerán a lo largo del texto. Esperamos que así sea más fluido y facil de leer.

Bleach es una serie de Tite Kubo. Originalmente un manga, su tremendo éxito ha hecho que la historia tenga su serie de animación, sus juegos de ordenador ( y consola, ya nos entendemos 🙂 ), juegos de cartas ( bastante malo, la verdad. Con deciros que lo regalé…) y un enorme catálogo de merchandising.

La historia empieza con un adolescente capaz de ver fantasmas que, por cosas del c****n de Destino, se convierte en un shinigami. O sea, en el encargado de enviar a los espiritus al Otro Mundo.

Ah,si. Y de eliminar a los monstruos.

m8

 

Bleach tiene un prometedor inicio como serie de suspense y terror. Algunas de las primeras historias no solamente hacen que sientas angustia por los personajes, sino que consiguen arrancarte una lágrima.

Luego, a la altura del tomo 9 ( de la edición española ) sucumbe al conocido Sindrome Songoku.

¿Mandelocualo?

Ya sabeis. Viene un enemigo, le parto la cara; viene otro más fuerte, se la parto igual; el tercero es aún más bestia, termina con la cara a cachos como los otros…

¿Lo vais pillando?

m4

Ojo, esto no quiere decir que el guión se vuelva lineal. Hay giros, secretos y sorpresas que hacen que quieras leer un poco más y saber lo que pasa. De todas maneras, a veces tanto combate se hace lento y aburrido.

m6

 

Bleach es una serie laaarga. Y cara, os aviso. En español ( y en catalán, que también se publica en ese idioma, aunque con algo de retraso, creo que solamente van por el tomo 40. ) van 51 tomos. Si os enganchais ahora, al precio de 7,5 euros por tomo ( de 200 páginas ) os sale la bromita por 382,5 euros.

Hasta ahora fué publicado por Glenát (la actual EDT). Pero desde ahora es cosa de Panini. En un detalle de buena voluntad hacia los que nos dejamos el sueldo en tebeos, van a continuar la colección con el mismo formato de tomo. Algo que la estética de vuestra colección agradecerá.

Entonces, ¿vale la pena leerlo?

Si.

 

m2

Aunque ya os digo que hay partes de la historia que se hacen aburridas ( y a veces parece que todo es una competición para ver quien la tiene más larga…la espada, cerdos, no me seáis malpensados. Perdón por el soez chiste :-). ) es un guión más trabajado de lo que parece a segunda vista. De esos que agradecen una segunda lectura toda seguida y con calma para ver como las cosas que en la primera lectura no tenían sentido ahora encajan.

 

m7

 

¿Y el dibujo?

En este caso, hay tres niveles de dibujo. Tenemos el dibujo normal de las viñetas. Típico y muy manga :-). Luego tenemos los combates. Se ven rápidos y animados. No es que sean estudios detallados de anatomia humana (o shinigami) pero no defraudan.

Y luego está el dibujo “de relleno”. Kubo dibuja cosas que en principio solamente estan ahi como parte del decorado, pero que de pronto se vuelven importantes en la historia. Hay una escena en la que dos personajes hablan. De uno de ellos (una chica, no diremos quién) solamente vemos sus pies descalzos. Y de pronto nos damos cuenta de que vemos como cambia su estado de ánimo según mueve los dedos o los pies. En otro ejemplo, un personaje lleva unos adornos en el pelo. Ya sabes, lo típico que no te fijas, sólo es atrezzo… Hasta que varios capítulos más tarde se muestran como un elemento imprescindible de la acción.

m6

Las expresiones de los personajes son otro de los puntos fuertes del dibujante ( o del dibujante y su equipo, ya sabeis como son estas cosas en Japón :-)).

Y tenemos a Rukia, el primer personaje creado por el autor y la persona que lo empieza todo en la historia. Me encanta Rukia. Pero confieso que puede ser debido a mi debilidad hacia las morenitas violentas :-). Dentro del elenco de personajes que llena este manga, Rukia e Ichigo compiten de igual a igual por nuestra atencion. Esto es algo sutil y muy bien logrado. Ichigo es el centro de la acción, pero actúa como actúa por lo que sucede con Rukia.

¿Por qué leer Bleach?

Te gustan la acción, las espadas enormes y las historias interesantes. Disfrutaste como un enano con la época de Superguerreros de Dragon Ball.

m3

¿Por qué no leer Bleach?

Puede hacerse repetitivo y muy largo. Buscas historias más realistas o cómicas. No te gustan la violencia ni las series de luchas.

Anime

La serie de animación de Blech no es precisamente corta. Anda por los 300 capítulos. Pero curiosamente no se hace pesada de ver.

a3

A esto ayuda el hecho de que gran parte del tiempo vemos animadas peleas (aunque son increibles las parrafadas que algunos personajes sueltan en medio de una lucha a muerte. Pero esto pasa tambien en el manga, así que se lo perdonaremos :-)).

Los capítulos hacen un uso casi abusivo del cliffhanger.Ya sabeis, lo de dejar una escena o lucha a la mitad para que nos reconcoma por dentro el gusanillo de la curiosidad y sigamos con el siguiente capítulo.

La serie da más cancha ( y tiempo de aparición a los personajes ) a las historias secundarias cómicas que en el manga ocupan solamente las portadillas interiores entre diferentes capítulos.

Los OVAS son más intimistas, centrados en el aspecto más oscuro y filosófico de la historia, desarrollando historias nuevas. Visualmente e sel mismo tipo de animación, pero su público puede ser algo más adulto y maduro.

a2

¿Por qué ver Bleach?

Te gustan las peleas con espadas espirituales de gran tamaño. Te ha gustado el manga.

¿Por qué no ver Bleach?

No tienes tiempo para meterte en series larguíiiiiiiisimas.

Reflexiones

Los japoneses son algo, hmmm, etnocéntricos. Debe de ser por estar metidos en sus islas, que acabas pensando que no hay nada fuera. Por eso se da un fenómeno muy curioso.

Mientras que Bleach ha sido un éxito fuera y dentro de Japón, con montones de webs más o menos grandes dedicadas a esta historia; las webs oficiales SOLAMENTE están en japonés.

Tampoco digo que haya que crear ( y mantener actualizada ) una web por cada idioma en el que se publique. Pero al menos una versión en inglés, que mejor o peor todos sabemos como usar un traductor online para apañarnos. Pues no, sólo en japonés.

a1

Esto pasa con muchísimas series, no es algo exclusivo de Bleach. En los tiempos de internet, no creo que sea lógico por parte de las editoriales japonesas seguir con esta política que les lleva a perder muchos clientes potenciales.

Lo sé, lo sé. Me direis que es mucho gasto hacer diferentes versiones. Pero ese es el mismo argumento que se le podría hacer a traducir series a muchos idiomas. Y todos sabemos que hay gente que traduce subtítulos de forma gratuita, lo que aumenta la difusión de tu obra,¿no?

Quizás este tipo de políticas sólo sirvan para que la posible comunidad de seguidores se disperse. Miradlo asi, si puedo comprar merchandising oficial de la página oficial japonesa desde España o Venezuela, no se lo compraré a otras tiendas físicas u online. Si no puedo, soy un cliente que has perdido.

¿Es eso lo qué quiere una editorial?

Compartir:
Lamastelle

Lamastelle

Aprendió a leer para viajar con el Capitán Trueno. Ha navegado por los mares del tebeo europeo, americano y japonés. Ha visitado la Luna y guiado un velero por los canales de Marte. Pilotó a Mazinguer Z. Defendió la Tierra de mil invasiones. Ha comandado naves entre mundos. Ahora, en su villa situada en una isla sin nombre, disfruta de su biblioteca y reseña para ELHDLT.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com