Bueno, pues como aquí me dejan hablar de lo que sea  😉 , hoy toca reseña de la última peli que he visto en...
¿Yippe Ki-Yay?

¿Yippe Ki-Yay?

Bueno, pues como aquí me dejan hablar de lo que sea  😉 , hoy toca reseña de la última peli que he visto en el cine.
Para empezar, quede claro que soy un fanático absoluto del personaje de John McClane y sus películas. Tan fanático que a veces asusto a mis amigos (¡Hoooolaaaa!), e incluso me gusta mucho la cuarta parte (de un modo parodia/homenaje a las tres anteriores).
Pero esta película… Ni el más fanático del mundo podría encontrar muchas cosas para defenderla.
Decepción y desilusión amarga es lo que sentí cuando salí del cine de verla. Y digo amarga porque hubo algunos detalles que me gustaron, creo que hubiera salido más a gusto si no me hubiera gustado nada y punto.

Puede que ponga algún SPOILER, pero tranquilos que avisaré. De todas maneras, ya veréis que tampoco os desvelaré mucho.

Quinta película de la saga, esta dirigida por John Moore (Una pista: Es el que perpetró la «película» de Max Payne)
Empezaré hablando un poco del casting:

Bruce Willis como John McClane

Bruce Willis como John McClane

¿Qué decir sobre Bruce Willis como John McClane que no se haya dicho ya? Hace lo que hace porque «no hay nadie más para hacerlo». Nació para este papel y no os creáis que en esta película lo hace mal. El problema es otro…

Jail Courtney como "Jack" McClane

Jail Courtney como «Jack» McClane

Y aquí tenemos gran parte del problema. Sacado de la serie Spartacus, este actor me ha recordado muchísimo a San Worthington en Avatar. La cara de palo de estos actores sólo es comparable a la de Keanu Reeves en muchas películas.

Es penoso cómo le quitan protagonismo al bueno de John para dárselo a este chaval sin personalidad ni trazas de tenerla. Muchos dicen que es para dar la «alternativa» a otro actor, pero Bruce Willis ya ha confirmado que hará una sexta película por lo menos.

Por cierto, hay muchos que dicen: «¿De dónde ha salido este hijo? ¿No tenía una hija?»
Me limito a enseñarles estas imágenes:

Familia McClane

No sé vosotros, pero yo cuento dos hijos.

Sebastian Kock como Komarov.

Sebastian Kock como Komarov.

Eterno secundario actuando como típico vejete desvalido que quiere redimirse. No es nada creíble, y hay un giro en su personaje que te explica por qué no lo es. Pero eso lo hace incluso menos creíble aún.

Yuliya Snigir como Irina.

Yuliya Snigir como Irina.

Ni idea de qué ha hecho antes esta chica. Su papel es lo que se ve en la foto y nada más; es mala, es sexy, punto.
Y ni siquiera eso, no esperéis ver la famosa escena del tráiler, porque está cortada.

Radivoje Bukvic como Alik.

Radivoje Bukvic como Alik.

Facepalm!

Facepalm!

¿En serio? ¿A estas alturas meten un ruso malote con arma grande y cabreado con todos los americanos? ¿Se puede ser más tópico?
¡Incluso lo ponen a bailar!
Sólo les faltó que nombrara el gran ballet ruso y la antigua U.R.S.S. para completar el cuadro.
Hasta me costó encontrar una imagen decente del actor en la película.

Sobre la trama (y aquí vendrá algún SPOILER del inicio de la película):
Absurda a más no poder. Una historia que cuando comprendes lo que has visto y lo asimilas, te das cuenta de que es un total sinsentido.
Luego buscas al guionista, te das cuenta de que es Skip Woods (el mismo guionista de X-Men Orígenes: Lobezno) y todo cobra sentido.
Voy a intentar resumir ese cúmulo de despropósitos centrándome en el inicio de la película:

Empieza la película con una trama de unos rusos que ni te va, ni te viene. Tú intentas prestar atención, pero no sabes por qué te tienen que importar. Tú has ido a ver a John McClane. Cuando por fin aparece (y tarda, os lo aseguro) te cuentan que va a viajar a Rusia para ver a su hijo, que tiene un problema con la ley.
Llega John McClane a Rusia, estropea sin saberlo una operación de la C.I.A. y de su hijo, que no era más que un agente infiltrado.

A ver, vayamos por partes:
1) ¿Cómo es posible que John «Jack» McClane pase de delincuente juvenil a agente de la C.I.A. sin ningún paso intermedio? ¿No se alistó en algún momento? ¿Ni su madre ni su hermana sabían nada?
2) ¿De verdad la C.I.A. hace misiones en países extranjeros para «rescatar» presos políticos sin un plan de respaldo?
3) ¿El plan de la C.I.A. consistía en esperar a que los malos volasen todo por los aires, a ver si con suerte su agente y el objetivo quedaban vivos?

Luego viene una persecución que por lo menos empieza bien, con buenos chistes de John McClane y tal, pero llega un momento que te aburres, que pierdes el hilo, ya no sabes quién persigue a quién y sólo quieres que termine.

Pues ya os digo que así es toda la película.
Empieza una escena de acción con algo gracioso que hace reír de verdad, y luego se alaaaaarga hasta que dices basta. Una insultante falta de ritmo sumado a un guion sin pies ni cabeza con casi tantos agujeros como tuvo la de Lobezno.

Resumiendo, lo mejor de la película para mí:
John McClane dando caña a su edad.
Las coñas del bueno de John.
Los guiños a las otras películas de la saga.
No sé si era un guiño al título en países hispanos, pero esta película sí que tiene montones y montones de cristal.

Lo peor de la película para mí:
Trama absurda sin sentido.
Falta de ritmo total entre las escenas de acción y en ellas mismas.
La falta de protagonismo de John, que parece un secundario en su propia película.
La cara de ladrillo impasible de Jail Courtney.
Actores que pasaban por allí sin dedicarles ningún esfuerzo a sus personajes, que son unos villanos totalmente tópicos y manidos.

En definitiva, una vergüenza para la saga. Puede ser que, como yo, disfrutéis de las pocas escenas y coñas que tiene John McClane; pero para eso, aconsejo mejor buscar cortes en Youtube.
Y para ver la película, esperad a alquilarla o a que la echen por la tele, incluso.

Que no se me olvide comentar una última cosa:
Después del estreno de la película, alguien se debió dar cuenta de que la habían cagado, y publicaron este anuncio que voy a enlazar.
Hasta ellos se debieron notar el poco protagonismo que tiene John en la película y METEN VARIAS ESCENAS DE LA CUARTA.
En serio: ¿Pensaron que nadie iba a darse cuenta?

Youtube:
John McClane, un ejemplo a seguir.

Y como dicen en los cómics: Continuará…

Enlace a la página Facebook de la tienda, donde pongo novedades y noticias relacionadas:
https://www.facebook.com/Kikomic

Compartir:

Kiko McClane

Después de muchos años coleccionando comics, la radioactividad junta de todas esas portadas satinadas (y las de los 90 con brillitos y hologramas). Han mutado a un humilde fan en un autónomo superpoderoso con una tienda de comics: Kikomic. Con ella pretende salvar a la humanidad y promocionar los comics como la forma de cultura que son. (Y también ganar dinero, también hay que decirlo)

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com