El cómic como instrumento de denuncia o de condena a los horrores de la guerra lo hemos visto muchas veces. Solo hay que revisar... Khalat, de Giulia Pex

El cómic como instrumento de denuncia o de condena a los horrores de la guerra lo hemos visto muchas veces. Solo hay que revisar Maus o la obra de Joe Sacco para encontrar grandes ejemplos. Sin embargo, pocas veces nos encontraremos con una obra como Khalat, una estremecedora novela gráfica que nos llega ahora de la mano de Liana. Editorial que sigue dándonos alegrías con cómics realizados por autoras italianas como ya hizo hace unos meses con Lluvia de primavera.

khalat

Khalat es la ópera prima de  Giulia Pex (Milán, 1992) que al poco de comenzar sus estudios sobre fotografía, comenzó a experimentar con las mismas, mezclandolas con sus dibujos hasta que al final el noveno arte ha terminado por cuajar en ella, creando una amalgama visual en cada una de sus páginas. Así, esta novela gráfica acaba siendo un bello ejercicio de lirismo gráfico que ya mismo empezamos a desgranar.

Khalat está basada en un relato escrito por Davide Coltri, cooperante italiano con la causa de Siria y narra las peripecias de la protagonista homónima desde que estalló el conflicto en 2011 hasta que llegan a Alemania en 2015. Giulia se las ingenia para que apenas en un par de páginas ya estemos totalmente enganchados a la obra. Narrada completamente en primera persona, Khalat es un tebeo que nos mostrará todo el infierno de una familia en su exilio. Una aventura involuntaria donde la esperanza y los sueños para toda una vida quedan atrás de la misma forma que los bienes materiales o el propio hogar.

Con un tono trágico y predominantemente melancólico, la obra, lejos de tratar de contarnos la inmensidad del conflicto se centra en quienes más pierden siempre en una guerra civil: los civiles, y más concretamente en Khalat y su familia. Cada página de esta obra está plagada de sentimientos con los que podemos empatizar pese a que, afortunadamente, la inmensa mayoría de nosotros no hemos sufrido una guerra. Desde la confusión y la perplejidad inicial, pasando por la resignación o la auto forzada racionalización de hechos injustos que escapan completamente de nuestra comprensión. Un descenso a los infiernos a través de ocho países que relatan desde el paso por ciudades arrasadas por el conflicto hasta el hacinamiento y condiciones de los campos de refugiados.

khalat

Esta narrativa subjetiva nos ayuda a conocer a Khalat, que pese a la adversidad se niega a dejarse morir en vida. Con un carácter fuerte y decidido determina que las circunstancias de su vida puede que hagan mella en su carácter, pero no será lo que la definan. Por lo tanto estamos ante toda una luchadora que peleará por fuera para sobrevivir junto a su familia y por dentro para seguir siendo fiel a sí misma, para que sus sueños previos al conflicto entren cada vez más en la categoría de factibles, abandonando así la casilla de imposibles.

La forma en que Pex cuenta la historia es ciertamente cautivadora, pues consigue pasajes de gran belleza en un escenario tan desolador como es un conflicto bélico. Todo ello sin olvidarnos en ningún momento de que Khalat pretende mostrarnos cómo es la realidad de una mujer joven en Siria, cómo es su falta de opciones, cómo el devenir de los acontecimientos marca la trayectoria a seguir y especialmente cómo afrontar la carencia de cosas que damos por sentadas… En esto la obra consigue golpearnos de lleno en nuestros conformistas y siempre llenos estómagos.

khalat

Giulia Pex consigue esto en parte gracias al sensacional acabado gráfico de la obra: una mezcla de realidad y fantasía. Hay viñetas con y sin texto, páginas donde no hay palabra alguna, dibujos que están llenos de simbolismo. Una narrativa plagada de recursos artísticos francamente envidiables. Todo un experimento que muchas veces se aleja del arte secuencial del cómic para acercarse de manera nada disimulada al de un documental audiovisual.

Sin duda, Khalat es uno de los mejores tebeos que se han editado en España en el año de la pandemia. Un tebeo fascinante y escalofriante a partes iguales que debería ser de obligada lectura para todo lector que se precie, ya sea de cómic o no.

PD: Os recomiendo encarecidamente que le echéis un ojo a la página web de la autora para que podáis ver más ejemplos de su arte.

Compartir:

Txema Sáez

Fanático sin solución del cómic de superhéroes, del manga, del cine de terror, la literatura fantástica, los videojuegos y más heavy que una lluvia de mercurio al rojo vivo. Como los mejores turrones, he vuelto a casa por Navidad (aunque trece años he tardado).

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com