Si tuviera que resumir en una sola palabra las sensaciones que me ha transmitido la lectura de El cráneo sibilante, la elección más probable... JSA: Los archivos de la libertad – El cráneo sibilante

Si tuviera que resumir en una sola palabra las sensaciones que me ha transmitido la lectura de El cráneo sibilante, la elección más probable sería desconcierto. No es que sea una obra mala (que no lo es), pero con los anteriores Archivos de la libertad en mente, series con las que comparte cabecera, lo que me he encontrado no es lo que me esperaba, me he quedado… pues eso, desconcertado.

El cráneo sibilante 4

Los archivos libertad

Los archivos libertad (las entregas previas, vamos) son dos series limitadas publicadas dentro del sello Elseworlds de DC en los años 2000 y 2003. En ellas, los miembros de la JSA son presentados como agentes encubiertos del gobierno americano durante la Segunda Guerra Mundial. Aquí, las versiones alternativas de los héroes, perfectamente reconocibles, utilizan nombres en clave como El Murciélago (para Batman), El Reloj (para Hourman) o El Búho (para el Dr. Mid-Nite).

El cráneo sibilante

Se esperaba uno otra historia ambientada en los años 40 con esas versiones de los miembros de la Sociedad de la Justicia que ya conocemos… pero no. En cambio, lo que tenemos es otra historia protagonizada por William Massey, el Cráneo Sibilante, un héroe pulp con una máscara que le hace parecer un esqueleto con una chimenea en el cráneo, y su sidekick, Nigel Singleton, un tipo con las entendederas un tanto lentas con el alias de Nudillos. Singleton, no simpleton, que significa bobalicón. No creo que esta similitud fonética sea casual, por cierto.

¿Qué relación tenemos entonces con anteriores entregas de Los Archivos Libertad? La respuesta corta es ninguna. La larga es… no, ninguna más allá de que las tres obras comparten dibujante y de algún cameo puntual de personajes de las anteriores entregas, sustituyendo al Murciélago por el Gato, que podemos suponer que es la versión de este mundo de Wildcat.

Entonces, ¿qué es esto? ¿una ampliación del mundo visto en las anteriores? Si lo queremos ver así, sí que funciona de esa manera. Pero la realidad es un tanto más extraña. En 2010, Wildstorm anunció la edición de una serie propiedad de sus autores llamada The Further Adventures of the Whistling Skull. Esa obra no llegó a ver la luz, pero en 2012 DC anunció la edición de JSA Liberty Files: The Whistling Skull, obra que además de medio título también comparte autores con la finalmente nunca editada de Wildstorm. Así que, finalmente, El Cráneo Sibilante resulta ser la reconversión de una obra independiente a una historia alternativa del Universo DC.

Habiendo contextualizado entonces la obra que tenemos entre manos, podemos empezar entonces la lectura de la misma.

Lo primero que destaca de este tomo, y acaba resultando su punto fuerte, es el arte de Tony Harris. De hecho, Harris es el único nexo que se mantiene estable a lo largo de todas las entregas de Los Archivos Libertad. Aquí quizás está un poco más recargado de lo normal, haciendo uso en algunos momentos de decoración modernista rodeando las viñetas que recargan su aspecto visual llegando casi a resultar abigarrado.

El guion, en cambio, no está tan inspirado como la parte gráfica. Dejamos de lado la parte de espionaje de los otros Archivos y ponemos el foco en la investigación de sucesos paranormales en tiempos de la Segunda Guerra Mundial mezclado con nazis. Sí, así dicho podría recordar a la AIDP de Hellboy… pero tamizado con un flitro pulp. El mayor problema que tenemos en esta faceta es que el guionista, B. Clay Moore, el creador de Hawaiian Dick, no es un virtuoso del procesador y la historia no avanza todo lo fluida que debería. Y señalo como responsable de ello al guionista porque a Tony Harris le hemos visto en otras obras con otros escritores y sabemos que es capaz de plasmar una historia mejor contada.

¿Otros Mundos?

No, pero sí. La obra original no lleva el sello Otros Mundos, pero es una secuela (o algo) de The Liberty File y The Unholy Three, que son Elseworlds oficiales.

Entonces, ¿por qué El cráneo sibilante no lo es? Podemos suponer que porque la línea entró en un parón temporal en 2003, volviendo una última vez en 2010 con La última familia de Krypton, título con el que este sello desapareció definitivamente. Pero desde luego, El cráneo sibilante es la tercera entrega de una ambientación en un universo alternativo cuyas dos primeras partes llevaban el logo de Elseworlds en la portada. Así, con buen criterio, ECC lo ha incorporado en la edición española.

En resumen…

Si lo que buscas es una historia de superhéroes clásica, éste no es tu cómic. En cambio, si te gustan las ambientaciones inusuales, el pulp más bizarro y, sobre todo, eres un seguidor sin reparos de Tony Harris, puedes encontrar aquí una lectura disfrutable. De hecho, la ausencia del guionista de las dos partes anteriores da a entender que éste es un proyecto personal del dibujante. Y que se esté empezando a homenajear a Hellboy en obras como ésta nos hace ver que la obra de Mignola se está empezando a ver como el clásico del cómic moderno que por derecho propio merece ser.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Precio: EUR 14,20
Summary
Review Date
Reviewed Item
JSA: Los archivos de la libertad - El cráneo sibilante
Author Rating
31star1star1stargraygray
Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com