La guionista de El diablo viste de Prada y Crazy Ex-Girlfriend y el aclamado ilustrador Ramón K. Pérez (Cuento de Arena) traen al presente... Jane, de Aline McKenna y Ramón Pérez

La guionista de El diablo viste de Prada y Crazy Ex-Girlfriend y el aclamado ilustrador Ramón K. Pérez (Cuento de Arena) traen al presente Jane Eyre, el clásico escrito por Charlotte Brontë. La única manera de escapar de un destino cruel está en Nueva York, pero Jane tampoco encontrará allí lo que espera.

La gran asignatura pendiente de la mayoría de lectores de novela (entre los que me incluyen) es la literatura clásica. Hay tanto y tan bueno por leer que lo vamos dejando, enredados en novedades y cosas más atractivas a la vista, hasta que llega un punto en que nos paramos y decimos «¿por qué no he leído esto todavía?» Y es que muchas veces es más cómodo y fácil ver una adaptación para cine o televisión, todo resumido y mascadito, que calzarse un tocho de hace siglo y medio. Somos así, qué se le va a hacer. En esto que, a mi pesar, Jane Eyre era una de mis obras pendientes. Oh, ya había leído obras parecidas, como Madame Bovary o El amante de Lady Chatterley, pero esta gran novela romántica, pionera además de la literatura feminista, aún me aguardaba. Por eso acogí con gran ilusión esta adaptación al cómic, obra de la guionista y productora de cine y TV Aline Brosh McKenna (El diablo viste de Prada, Crazy Ex-Girlfriend) y el aclamado dibujante e ilustrador Ramón K. Pérez (Ojo de Halcón, Cuento de Arena). Que ha resultado ser una agradable lectura… hasta que te sientas a reflexionar sobre lo que has leído.

jane

Jane cuenta la historia de una joven huérfana, dotada para el dibujo, que marcha de Massachusetts a Nueva York en busca de su destino. Allí empezará a trabajar como niñera para la hija de un viudo multimillonario, maduro aunque todavía atractivo (como mandan los cánones), que esconde un oscuro y trágico pasado. Mientras la relación entre ambos se va afianzando, el pasado de él sale a la luz para perseguirle. Jane se verá envuelta en una oscura red de mentiras e intrigas familiares mientras trata de discernir qué siente en realidad por el hombre para el que trabaja. Os suena, ¿verdad? Os acabo de hacer un resumen de varias docenas de telefilmes de sobremesa, todos cortados según el mismo patrón. Pues eso es lo que ha hecho Aline McKenna con Jane Eyre: convertir una de las grandes obras de la literatura romántica inglesa en el guion de una película de domingo de Antena 3. Y sin despeinarse.

Parece que, envalentonada por el (moderado) éxito que ha tenido su carrera catódica, McKenna se ha atrevido con la modernización de un texto clásico que fue rompedor y transgresor en su época (mediados del siglo XIX) y que ahora no destaca entre la maraña de publicaciones que atestan las estanterías. Porque Jane Eyre, la de Brontë, era una mujer adelantada a su tiempo: una chica de clase humilde y poco agraciada, que se negó a ser la mujer de nadie, que quiso vivir independientemente, lo cual era algo impensable en la Inglaterra de 1847. Esta actitud ante la rígida sociedad de castas y sexos, que muchos identifican como pionera del feminismo, granjeó a la autora no pocas críticas, pero también le ganó muchos y fervientes defensores. En su traslación al siglo XXI, esta actitud tan «revolucionaria» nos resulta de lo más normal, con lo que toda la fuerza y transgresión del relato original quedan diluidos en una sosa historia de amor y celos.

jane

Por suerte, del destrozo que ha hecho McKenna con el texto uno no se da cuenta hasta que acaba de leer el volumen, de lo absorto que estaba en los maravillosos dibujos de Ramón Pérez. Pérez es un artista sobradamente competente capaz de meterte por los ojos cualquier historia con sus dibujos tremendamente expresivos y su narrativa fluida. Con un trazo que en ocasiones recuerda al del fallecido Darwyn Cooke, Pérez nos hace olvidar que estamos leyendo una mala adaptación de la inmortal obra de Charlotte Brontë, convertida aquí en un vulgar drama de baratillo, un (como acertadamente he leído por ahí) «fanfic protagonizado por Bruce Wayne y Taylor Swift«. Los lápices de Pérez van acompañados por el coloreado de la ilustradora canadiense Irma Kniivila, con una gama de acuarelas y aguadas que complementan a la perfección el delicado trazo del dibujante.

Panini publica en España, dentro de su línea Evolution, esta fallida adaptación del inmortal clásico romántico, en un tomo de tapa dura y papel de grueso gramaje. Incluye un prólogo de una tal Silvia Broome, sobre quien he tenido que investigar para averiguar que gestiona una librería. Una carta de presentación un tanto ambigua. Estaría bien que la editorial facilitara también dicha información en sus publicaciones.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Jane
Brosh Aline and Panini España
Precio: EUR 20,90
Summary
Review Date
Reviewed Item
Jane
Author Rating
31star1star1stargraygray
Compartir:
Jesús Tomás Dado

Jesús Tomás Dado

Lector de tebeos desde hace 40 años, antes de que se llamaran novelas gráficas. Totalmente enganchado a la lectura, el cine y y los dónuts de Lacasitos, pero vamos, que puedo dejarlo cuando quiera. Los dónuts no, lo otro.

  • Tarta Sacher

    22 enero 2019 #1 Author

    Me impresiona que juzgues tan sumariamente una adaptación como tal y al mismo tiempo digas que no conoces el texto original. Una situación algo ambigua.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com