Cuatro historias autoconclusivas alrededor del mundo de James Bond, realizadas por algunos de sus mejores autores. Con el propio Agente 007, Moneypenny o M... James Bond: Case Files

Cuatro historias autoconclusivas alrededor del mundo de James Bond, realizadas por algunos de sus mejores autores. Con el propio Agente 007, Moneypenny o M como protagonistas. De Londres a Estados Unidos, de París a Rusia, acompaña al agente secreto más popular de la historia.

Como bien dice Cels Piñol en el prólogo de este volumen, y citando a Ortega y GassetJames Bond es él y sus circunstancias. Bond, ese «dinosaurio de la Guerra Fría», como le espetó la maravillosa M encarnada por Dame Judi Dench, es fruto de una época, la del telón de acero, del KGB y de la ciencia ficción más loca, reflejada en los gadgets inventados por Q. Bond es también coches caros, mujeres hermosas y viajes a lugares exóticos. Y algo de espionaje y de asesinato licenciado por la Corona Británica, entre martini y martini. Pero James Bond también es quien es gracias al reflejo de los que le rodean, y en este volumen cobran gran importancia dos de sus colegas más cercanos: el director del MI-6, M, y su secretaria Moneypenny, aparentemente la única mujer capaz de resistirse a los encantos del incorregible James. Aquí, y adaptando en parte el viraje étnico de las películas, ambos personajes son afrobritánicos, y yo no puedo esperar a ver a Idris Elba haciendo de Bond. ¡Demonios, hasta pagaría por verlo!

case files

La editorial norteamericana Dynamite Entertainment está exprimiendo a tope la franquicia Bond, y prueba de ello es que, además de la serie regular, está sacando números únicos como el ya reseñado Casino Royale y los especiales recogidos en este recopilatorio titulado por Panini en España Case Files. Aquí tenemos dos historias protagonizadas por James Bond y otras dos protagonizadas por Moneypenny y M, respectivamente. No en vano la portada la ocupa la propia Moneypenny, y no James Bond, como muestra de la importancia que dicho personaje cobrará en este volumen. La primera historia de este tomo se llama Servicio, y es obra del guionista británico Kieron Gillen (Cinema Purgatorio, The Wicked & The Divine) y el dibujante italiano Antonio Fuso (Karnak). En ella, Bond acompaña a su colega de la CIA Felix Leiter (que sigue siendo de raza blanca en los cómics, pese a haber sido recientemente interpretado por un actor afroamericano en el cine) a una visita al Museo de la Guerra británico, escoltando al nuevo Secretario de Estado norteamericano. Una célula nacionalista británica responderá de manera especialmente violenta a las duras palabras del Secretario Británico sobre la relación entre EEUU y el RU, y será cosa de Bond proteger al bocachancla yanqui. Tenemos aquí al mejor Bond: encantador con las damas, sarcástico con los hombres y eficiente en el trabajo, amén de portar un par de sus clásicos gadgets molones. El dibujo de Fuso, cuya obra no ha visto mucha luz en nuestro país, es conciso y eficaz, sin abundar en detalles innecesarios y superponiendo la claridad narrativa a todo lo demás. Una elección de dibujante que ha sido todo un éxito, y que encaja perfectamente con el estilo narrativo de Gillen.

A continuación tenemos la historia titulada Moneypenny, pergeñada por Jody Houser (Faith, Madre Pánico) y Jacob Edgar, en la que asistimos a una nueva misión de campo de la agente poco después de ser ascendida a secretaria personal de M. Monypenny ha de acompañar a su jefe a Boston para impartir una conferencia sobre geopolítica y seguridad internacional en la universidad, una misión rutinaria si no fuera porque para los agentes del MI-6 no existen las misiones rutinarias. Houser alterna imágenes del pasado de Moneypenny con las escenas de la misión, unos flashbacks que no aportan nada a la historia, y que uno espera que tengan alguna conexión con lo que nos está contando, pero no. El dibujo de Jacob Edgar es correcto sin más, primerizo (no he encontrado más obras suyas en internet) pero que apunta buenas maneras. Con tiempo puede acabar siendo un buen fichaje para alguna de las majors.

case files

Tenemos a continuación una nueva misión en el más puro estilo Bond: La Guerra Fría vuelve a hacer acto de presencia durante unas navidades en París. El agente 007 será enviado extraoficialmente a acabar con un ex-agente del KGB que está intentando hacer méritos para que le vuelva a aceptar en el Kremlin. Aquí es el norteamericano Ibrahim Moustafa (Pájaro Burlón) quien escribe y dibuja la historia que mejor ejemplifica qué es James Bond en este volumen: glamour, espionaje y gadgets, la combinación perfecta. Su estilo único, aunque en ocasiones deudor de Neal Adams, nos muestra a un Bond encantador pero a la vez duro y eficiente. Sin lugar a dudas, Solsticio es el mejor relato del tomo.

Por último, el guionista y dibujante irlandés Declan Shalvey (El retorno de Lobezno, Masacre vs El Viejo Logan) y el dibujante norirlandés PJ Holden (World of Tanks) son los encargados de poner el broche final a este tomo, con una historia titulada M, y protagonizada por el jefe de Bond, y ambientada precisamente en el Belfast que ha sobrevivido (y aparentemente superado) los disturbios callejeros fruto del enfrentamiento entre católicos y protestantes (o nacionalistas irlandeses y unionistas). Dichos disturbios se dieron por finalizados con el Acuerdo de Viernes Santo, que concedía la amnistía a los presos de los grupos paramilitares, algo que algunos unionistas nostálgicos no han perdonado. Y como M le debe un favor a uno de esos líderes unionistas, tendrá que hacer un viaje a la capital del conflicto para pagar su deuda. Shalvey y Holden, por afinidad cultural y geográfica, conocen bien el trasfondo político de esta historia, y los sacrificios que se tuvieron que hacer para lograr la paz en la región. Aún hoy hay en la zona heridas por cicatrizar, pero la ciudad ha cambiado mucho en estos 20 años, algo que Holden, afincado ahí, se ha preocupado mucho por reflejar. De hecho, las páginas están repletas de referencias geográficas a lugares reales de la ciudad. M no es una historia de James Bond, no porque el personaje no asome la nariz en ningún momento, sino porque no tiene ni el estilo ni los clichés que rodean el universo 007. Se trata de una historia que podría haberse contado con cualquier alto funcionario de la Inteligencia Británica, pero por circunstancias (imagino) de marketing, se ha englobado en esta colección.

case files

Los fans de 007 no pueden dejar pasar la oportunidad de hacerse con este Case Files, publicado en España por Panini Comics, que amplía así su catálogo de cómics ambientados en el universo del agente secreto más famoso, paradójicamente, de todos los tiempos. Ideal para leer en una tarde lluviosa de otoño acompañado de un martini seco, agitado, no mezclado.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
James Bond: Case Files
Gillen and Panini Comics
Precio: EUR 19,00
Summary
Review Date
Reviewed Item
James Bond: Case Files
Author Rating
31star1star1stargraygray
Compartir:

Antonio Hidalgo

Anteriormente conocido como El Tete, abandonó los sellos y las RCLTG para encargarse de esta web. Y no volvió a mirar atrás. Bueno, algún vistacillo ocasional sí que ha echado.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com