Saludos, queridos lectores. Estoy en algún lugar del océano, a bordo de un velero. Creo que ésto es el Pacífico. Ya sabéis que, después... Jack London, de Koza.

Saludos, queridos lectores. Estoy en algún lugar del océano, a bordo de un velero. Creo que ésto es el Pacífico. Ya sabéis que, después de todo, los mares no tienen fronteras. Ah, Jack London os envía saludos.

Jack London. Llegar a buen puerto o naufragar en el intento es uno de esos tebeos que los terminas y te preguntas:¿Qué he leído?

Estamos ante una obra que narra el viaje de London a través del Pacífico. Pero ese viaje no deja de ser una excusa. En este libro, lo importante no el el final, lo importante es el viaje.

Maximilien Le Roy (Koza) nos ofrece un guion a medio camino entre lo costumbrista y lo onírico. Donde lo que importa es el día a día. No hay ninguna meta ni vamos a ninguna parte. Lo importante es que el viento siga impulsando nuestras velas y el navío avance.

(Y tener agua y lima, claro. Que la sed y el escorbuto son malos :-).)

Como en cualquier viaje real,pasaremos mucho tiempo viajando, sin hacer realmente nada interesante. Tendremos lluvia, pesca, paradas en diferentes escalas, viajes a lugares interesantes, paseos por calles normales…

Y el autor aprovecha cada escena para mostrarnos esa vida normal, tan opuesta a las obras que conocemos del autor. O que creemos conocer.

La forma más común de conocer la obra de London es haber visto o leído alguna adaptación de Colmillo Blanco. Pero eso es solamente la punta del iceberg. Y como su obra, la vida de London estabba llena de matices y sombras.

Parte de ello lo veremos aquí. Un London humano, no un héroe. Un aventurero, pero uno falible y que se gana cada éxito.

Pero tendremos escenas que evocan a sus obras. Relatos imaginados o quizás recuerdos de una vida vivida.

E ideas soñadas o imaginadas. Viñetas que quizás sean metáforas para el lector o lo que el protagonista piensa. Esas ideas sin sentidoque vemos en nuestros sueños. Tengamos los ojos cerrados o abiertos.

Koza es también el autor de los dibujos. Unos dibujos que a veces nos parecen abocetados y otras veces nos hacen pensar directamente en Gauguin. Un dibujo que retrata la realidad cotidiana y a la vez sugiere sueños de la mente, recuerdos vistos por el ojo de la memoria.

Detalles cotidianos y sencillos como uos pájaros en el agua y una hoja volando mientras leemos una conversación. Dibujos de la lluvia cayendo en el mar en medio de una tormenta. Un pez nadando y un pájaro volando nos hacen ver la naturaleza que rodea a los hombres de esta historia.

Como en un jardín zen, pasamos del detalle más nimio a ver el mundo en su esplendor.

He hablado antes de que el dibujo me hace pensar en Gauguin. El color refuerza esa impresión. Aplicado por Maya Mihindou se compone de colores cálidos pero apagados. No tenemos un color que defina, sino que a veces incluso oculta y oscurece la escena.

Y aún así, se consiguen páginas tan hermosas como ésta del barco visto desde abajo.

Un punto de vista extraño, de esos cuyo sentido no entendemos y nos deja pensando. Pero a nivel visual es simplemente precioso. Y que transmite la sensación del buceador que sube a la superficie. Sea en una playa atlántica o en medio del Pacífico.

La traducción del francés ha sido realizada por Gustavo Pérez y Abilio Estévez.

¿Por qué leer Jack London. Llegar a buen puerto o naufragar en el intento?

Los preciosos paisajes que vemos mientras navegamos. Si te gusta el dibujo impresionista, te dejará con la boca abierta.

¿Por qué no leer Jack London. Llegar a buen puerto o naufragar en el intento?

Lees Jack London y buscas aventuras con perros y trineos en plena Fiebre del Oro. Realmente no pasa nada. Es una historia tranquila para hablar del ser humano y mostrarnos la belleza del mar.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Summary
Review Date
Reviewed Item
Jack London. Llegar a buen puerto o naufragar en el intento
Author Rating
31star1star1stargraygray
Compartir:
Lamastelle

Lamastelle

Aprendió a leer para viajar con el Capitán Trueno. Ha navegado por los mares del tebeo europeo, americano y japonés. Ha visitado la Luna y guiado un velero por los canales de Marte. Pilotó a Mazinguer Z. Defendió la Tierra de mil invasiones. Ha comandado naves entre mundos. Ahora, en su villa situada en una isla sin nombre, disfruta de su biblioteca y reseña para ELHDLT.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com