La bendición y la maldición de Valiant es su regularidad. A diferencia de las dos grandes, prácticamente todas sus series dan un mínimo de... Ivar, Timewalker 3. Acabando con la historia

La bendición y la maldición de Valiant es su regularidad. A diferencia de las dos grandes, prácticamente todas sus series dan un mínimo de calidad más que aceptable. En el otro lado, Valiant tampoco tiene ningún hit a la altura de los de Marvel y DC. Sin embargo, y aunque no pueda ser llamado hit (al menos en lo que a popularidad se refiere), hay un autor que allí donde pisa nos deja tebeos divertidos, imaginativos, estructuralmente sólidos e inteligentemente confeccionados. Su nombre es Fred Van Lente y la última prueba de lo que digo es Ivar, Timewalker.

Ivar, Timewalker 3. Acabando con la historia

Más allá de etapas en Hulk o Hércules en Marvel tan destacables como injustamente olvidadas o series para otras independientes como Weird Detective, los últimos años de sus carrera se le ha podido ver en Valiant con series como Archer y Armstrong o Generation Zero. Van Lente fue el responsable de poner en marcha la encarnación actual de Archer y Armstrong en 2012 en la que es una de las mejores series que ha dado hoy por hoy la editorial. Dado que la nueva andadura de Rafer Roberts deja un tanto que desear, no puedo menos que recomendar Ivar, Timewalker como sucesora del espíritu de Archer y Armstrong.

En los anteriores tomos habíamos visto como Ivar, el mayor de los hermanos Anni-Padda, se aparecía a Neela, nuestra coprotagonista cuando ésta estaba a punto de inventar el viaje en el tiempo. A partir de ahí dará comienzo una loca persecución por los cuatro confines de la historia por parte de los prometeos, cuya líder trata de impedir por todos los medios la misión de Ivar. El tomo anterior parecía terminar con el colapso final del tiempo y el multiverso, pero no todo está dicho. Este tercer tomo de Ivar, Timewalker pone el final del anterior en pausa y será ahora Neela la que viaje en el tiempo a por un joven Ivar. Para ello viajará a la ciudad de Ur de milenios antes de Cristo para enseñarle todo lo que el caminante le enseñó a ella una vez y salvar el multiverso antes de que el vacío se apodere de todo. Por el camino, tendremos vikingos payasos, dinosaurios legionarios romanos y todo tipo de locuras temporales.

Ivar, Timewalker 3. Acabando con la historia

Para el que no conozca el trabajo de Fred Van Lente, podríamos simplificar diciendo que se le ven reminiscencias de un Peter David en buena forma: diálogos ingeniosos y divertidos, tramas que se cuecen a fuego lento, pequeños detalles preparados con mucha antelación que desembocan en giros, énfasis en los personajes… En el caso concreto de esta tercera y última entrega, Van Lente le da la vuelta completamente al planteamiento de la serie de Ivar, Timewalker y lo encaja con toda esa locura de los primeros números que ahora tienen un sentido más allá del divertido caos que se nos ofrecía.

La trama de viajes en el tiempo y el hecho de darle a Ivar una compañera, hizo que se vendiera esta serie como el Dr. Who de Valiant. No obstante, si bien también Van Lente es consciente de las similitudes y deja algún que otro guiño, también se distancia rápidamente con un sentido de la acción y una puesta en escena mucho más a lo bestia e integra el enfoque para enriquecer la saga de los hermanos Anni-Padda que ya comenzó a contar en Archer y Armstrong (si bien no es necesario leerla antes de esta serie).

Ivar, Timewalker 3. Acabando con la historia

Por otro lado, pese al cambio de dibujante (Clayton Henry en el primer tomo y Francis Portela en el segundo) el nivel gráfico permanece o mejora. Pere Pérez está ya lejos de aquellos comienzos un tanto dubitativos en Dynamite o DC. En Valiant ha eclosionado como autor (a la espera de que lleguen a España las espectaculares páginas que ha dibujado para Rogue & Gambit). Los años han pulido su estilo por lo general limpio y funcional y este Ivar, Timewalker nos demuestra que no le duelen prendas a la hora de lanzarse con propuestas narrativas arriesgadas, brindando algunas páginas realmente espectaculares.

Por un lado es una gozada que en sólo tres tomos cierren con elegancia una historia que por su propia concepción podrían haber estirado tanto como hubiesen querido. Sin embargo, el modo en que termina, nos dice que Van Lente aún no ha terminado con los hermanos Anni-Padda y que habrá que estar atentos a las próximas obras de estos dos autores en Valiant.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Precio: EUR 12,30
Summary
Review Date
Reviewed Item
Ivar, Timewalker 3. Acabando con la historia
Author Rating
41star1star1star1stargray
Compartir:

Alain Villacorta "Laintxo"

Fue picado por un cómic radiactivo y ahora ve el mundo a través de viñetas y tiene el sentido de la realidad proporcional de un tebeo. No os preocupéis, no es peligroso... creo...

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com