Desde el último tomo de esta línea Marvel Collection, las cosas han cambiado. Acabamos el tomo anterior justo antes de uno de esos megacrossovers... Marvel Collection: Investigaciones Factor-X 3. Los rápidos y los muertos

Desde el último tomo de esta línea Marvel Collection, las cosas han cambiado. Acabamos el tomo anterior justo antes de uno de esos megacrossovers que afectaron a todas las colecciones mutantes: Complejo de Mesías . El estatus del equipo ha cambiado y de qué manera: Rawne ha dejado el equipo, Layla se encuentra atrapada en el futuro y Rictor anuncia que deja el equipo. Las relaciones entre el resto de miembros tampoco atraviesa su mejor momento. Panini ha tomado la, en mi opinión, acertada decisión de evitar meter páginas sueltas o montajes innovadores y deja en manos de David Hernández la tarea de resumir en el prólogo los principales acontecimientos que afectan al grupo durante el evento. Es la manera más rápida y aséptica de ponernos al día con la nueva situación del grupo. Marvel Collection: Investigaciones Factor-X 3. Los rápidos y los muertos  contiene los siguientes doce números de la serie junto a un tie-in de Hulka y los dos one-shot dedicados a Mercurio y a Layla Miller.

El tomo tiene tres arcos argumentales muy bien delimitados, aparte de los one-shot. En el primero, el guionista se centra en analizar las secuelas que ha dejado lo acontecido en Complejo de Mesías , que ha supuesto una verdadera bomba dentro del equipo, con numerosas bajas. Encima, tendrán que hacer frente a la amenaza de los Purificadores, lo difícil que se ha vuelto el barrio mutante en los últimos tiempos, y por si fuera poco, el regreso de un viejo conocido bastante juguetón.


Sin duda, lo más interesante de este primer arco es el desarrollo de personajes que realiza David. Madrox intentará mantener unido el grupo, con resultados diversos, y la relación entre Syrin y Monet, con la situación tan especial que atraviesa la primera, va transformándose poco a poco. Aunque, sin duda, una de las personalidades que mejor desarrolla David en estos números y en los siguientes es la de Val Cooper, la agente de O.N.E. (Oficina Nacional de Emergencia) que va pasando de poli malo a poli regular que mantiene un constante tira y afloja con el grupo, llegando a algunos acuerdos sin que todos los miembros estén al corriente necesariamente… David va alternando muchas subtramas dentro de un arco argumental que ya se puede antojar un poco confuso para el que no estuviera al corriente de lo que ha sucedido antes, y lo hace de una manera que mantiene enganchado al lector.

Tras este primer arco tenemos los one-shot de Mercurio y Layla, que sirven para ponernos al día del nuevo estatus de ambos personajes y supone un interludio con el siguiente arco, en el que vamos a conocer a un mutante con la capacidad de adaptarse a cualquier entorno, Darwin, y que algunos solo conocerán por su adaptación en la película X-Men: Primera clase . Este arco se desarrolla entre las series de Factor-X  y la de Hulka , y supone un tie-in del evento Invasión Secreta . Supone la vuelta de uno de mis mutantes favoritos, Longshot, y la entrada en la serie del dibujante Larry Stroman, con un estilo muy particular que a mí me ha hecho un poco cuesta arriba la lectura por esos rostros tan abocetados en muchas viñetas, y ese trazo a lo Scott McDaniel, en el que parece estar dibujado a vuelapluma. McDaniel tampoco me ha apasionado nunca, aunque reconozco que narrativamente tiene muchos méritos, algo que con Stroman me cuesta un poco más ver, a pesar de tener algunas composiciones interesantes. Para más inri, la edición de Panini tiene una página faltante puesto que se ha colado una repetición de una página de más adelante en su lugar.

                                               La página faltante

El arco es bastante cortito y deja lugar al tercero, donde seguimos teniendo durante unos cuantos números a Stroman, para luego dar paso a Valentine de Landro o Nelson, con el que el dibujo gana bastante. En este tercer acto, seguiremos teniendo a Longshot y Darwin y el grupo se tiene que enfrentar al misterioso Proyecto Karma (el propio David ya mete el chascarrillo de que no tiene nada que ver con Perdidos , así que se os ha adelantado). Un arco en el que seguimos viendo cambios en Madrox, y que dan paso a un final de tomo impactante por muchas líneas, aunque el colofón final es de dejar con la boca abierta.

En definitiva, Marvel Collection: Investigaciones Factor-X 3. Los rápidos y los muertos  nos muestra una serie de superhéroes, con todos sus códigos y lo que cualquier lector puede esperar de ella, pero contiene una caracterización de personajes muy por encima de la media, con diálogos ácidos, química entre personajes y lo que más me impresiona es que lo consigue con un grupo en el que, salvo Fortachón (y podría ser discutible), son todos personajes cínicos, chulos y con un carácter bastante fuerte. Sigue siendo una serie fantástica que no envejece nada mal con el paso del tiempo, y mantiene el interés en todo momento.


Lo mejor: Los cliffhangers/WTF. Cómo sale del paso David entre tanto tie-in, manteniendo lo que quiere contar, a pesar de todo.

Lo peor: El dibujo de Stroman. El error de la edición con la página faltante/duplicada.

Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com