Pasado el primer año de colección, cabría esperar que la típica fatiga editorial requiriese que una colección como esta necesitase algún cameo de un... Marvel Collection: Investigaciones Factor-X 2. Problemas múltiples

Pasado el primer año de colección, cabría esperar que la típica fatiga editorial requiriese que una colección como esta necesitase algún cameo de un peso pesado, introducir algún arco argumental basado en la acción en lugar de centrarlo todo en la química entre los personajes, o incluso plantearse meter algo de variedad en los personajes y usar alguno que no sea un cínico y tenga una personalidad más diferenciada del resto. Pero no. Peter David sigue apostando por unos personajes muy bien diferenciados pero que comparten un carácter intratable y muy difícil. Panini continúa con Marvel Collection: Investigaciones Factor-X 2. Problemas múltiples la edición de la serie en tomos por año, conteniendo este los números 13 a 24 de la serie.

Comienza el segundo año de serie con un par de fill-ins y un arco argumental de dos números, para luego apostar por arcos bien desarrollados de cuatro números. Así, abrimos con un número marca de la casa del guionista, Re-E-X-amen. Este número es un homenaje al número 87 del volumen 1 de la serie (1993), escrito en su día por el propio David y dibujado por Joe Quesada. En este caso no dibuja el por entonces jefe, aunque sí participa en una portada del cómic. En ese primer E-X-amen (o X-ámenes, como lo tradujo Forum en su día), Doc Samson ejercía de psicoanalista de todo el equipo y los estudiaba por medio de una conversación dirigida. De aquel grupo, repiten en esta encarnación de Factor-X Madrox, Fortachón, Loba Venenosa y Mercurio (aunque aquí no sea parte del grupo, participa). En esta ocasión se añaden Syrin, Monet Sr. Croix, Rictor y Layla Miller, y el número es un homenaje a aquel otro, actualizando conceptos y poniendo sobre la mesa dinámicas de grupo en ese momento concreto. Una genialidad del guionista.


Igualmente potente es el otro número independiente, el 16, Sin dominio, en el que Madrox irá en busca de una de sus copias que ha decidido seguir su vocación religiosa y es pastor en un pueblo perdido. Intenta hacer el mínimo ruido y vivir su vida sin ser encontrado. Un número muy interesante porque no es más que una reflexión moral sobre la identidad y sobre la independencia de los actos , a la par que profundiza en esa idiosincrasia del personaje de Madrox que David explota en esta colección como en muy pocas ocasiones habremos podido ver.

En cuanto a los arcos tenemos uno sencillo de dos números en el que pasan muchas cosas y el grupo comienza a actuar en varios subgrupos, pero que básicamente gira todo en torno al hecho de que Madrox ha estado manteniendo relaciones con Syrin y M al mismo tiempo. Presenta a un nuevo personaje, la niña Nicole que parece va a unirse al grupo, poniendo un contrapunto al personaje de Layla. Aquí también vuelve otro de los personajes clásicos de la colección, Val Cooper, que Raimondi dibuja basándose en la actriz Gwyneth Paltrow. Resulta divertido ver esto hoy que tenemos tan asociada a la actriz al personaje de Pepper Pots.

En los otros dos arcos argumentales vamos a ver al grupo enfrentarse a un grupo mutante llamado Célula-X, con personajes muy conocidos para los seguidores de las franquicias mutantes clásicas; y conocer a un misterioso mutante llamado el Aislacionista, que propone una manifestación masiva para defender los derechos de los mutantes y luchar por su imagen.


Pero la colección, a pesar de los años que han pasado, sigue destacando por una serie de características que la hacen muy diferente a cualquier otra: En primer lugar un sentido del humor ácido, afilado, con mucho sarcasmo y dinámicas de personajes que, quince años después, se siguen disfrutando por su frescura y chispa. David tira mucho de referencias populares (Batman, la serie Héroes, la película Mi súper Ex-Novia, Bob Esponja…), y cimenta la serie sobre unos diálogos mordaces, rápidos y que exigen estar pendiente de todos los sarcasmos y los dobles sentidos. Un esfuerzo tremendo del traductor Santiago García que se refleja en una traducción irreprochable. Si me permitís la maldad, es como ver uno de esos números de Bendis de gente hablando… pero bien hecho. Uno detrás de otro.

Resulta muy llamativo ver cómo la serie se apoya tan poco en la acción y tengamos números enteros (no pocos) en los que no hay una sola lucha o persecución y se mantenga tan ágil su lectura. Y eso que sigue haciendo a todos los personajes con personalidades muy parecidas: todos son chulos, cínicos y socarrones. Pero a pesar de todo cada uno tiene su rasgo diferencial que lo hace reconocible con una sola línea de diálogo. Mención aparte para el excelente trabajo que realiza el guionista en torno a la figura de Mercurio, aprovechando muy bien su estatus tras lo acontecido en Casa de M y Diezmados; y Layla Miller, que aunque ya vamos averiguando cosas sobre ella, sigue siendo una incógnita fascinante e hipnótica.

En cuanto al dibujo, se asienta Pablo Raimondi, quien a pesar de no ser un dibujante brillante con un estilo espectacular, se le ve cada vez más cómodo y hace un dibujo bastante sólido, con un uso de las luces francamente interesante. Destaca, sobre todo, en comparación con Khoi Pham, al que en sus números se ve especialmente pobre, sobre todo con ese entintado de Sandu Florea, que lo ensucia aún más. Valentine De Landro tiene una participación anecdótica, ayudando a terminar el último número del tomo a Raimondi.


En definitiva, Marvel Collection: Investigaciones Factor-X 2. Problemas múltiples.

Si te gustan las series que exploran las relaciones entre personajes con personalidades fuertes, con diálogos brillantes y no te importa sacrificar los combates espectaculares entre tipos con superpoderes, sin duda esta es tu serie. David se encuentra muy cómodo en esta serie, y se recrea en unos diálogos explosivos y muy muy inteligentes. Explota muy bien al personaje de Jamie Madrox y aprovecha los secundarios para destacar algunos aspectos de esta nueva faceta del héroe múltiple. Serie intemporal, que se puede disfrutar sin necesidad de haber leído más nada, a pesar de la ingente cantidad de referencias y tramas que vienen de otra serie/crossover, porque aporta la información justa y necesaria que necesitas para poder disfrutarla. Una edición muy atractiva y que, a pesar de la subida de precios de Panini, sigue manteniendo una relación de precio por número de páginas más que aceptable (eso sí, no tanto como el anterior volumen).

Lo mejor: Los diálogos de David. Que a pesar de tener personajes que parecen que hablan igual, están tan bien diferenciados.

Lo peor: Fortachón queda demasiado en segundo plano en estos números.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Investigaciones Factor-X 2. Problemas múltiples
David Peter and Panini Comics
Precio: EUR 28,50
Summary
Review Date
Reviewed Item
Marvel Collection: Investigaciones Factor-X 2. Problemas múltiples
Author Rating
41star1star1star1stargray
Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com