Tras cinco años de cómics basados en el juego Injustice: God amongst us se anunció su secuela, Injustice 2. Para conectar ambos juegos y... Injustice: Zona cero Integral

Tras cinco años de cómics basados en el juego Injustice: God amongst us se anunció su secuela, Injustice 2. Para conectar ambos juegos y encajar las piezas con todo lo contado en ese período de tiempo, DC preparó una serie limitada que recibió el nombre de Injustice: Zona cero. ECC publica ahora el tomo integral con los doce números que contuvo la serie antes de que Tom Taylor volviera a la serie que lo encumbró como guionista.

La salida de Taylor en el tercer año de la primera serie ya hizo que la serie se resintiera. Aunque me seguía pareciendo una buena serie, con planteamientos interesantes para cada temporada, creo que Brian Buccellato estuvo un escalón por debajo del trabajo del australiano. Para esta serie entre los dos juegos, DC contó con un argumento de Buccellato, pero el guión corrió a cargo de Christopher Sebela, un guionista que había estado trabajando para sellos independientes y que en DC apenas había participado en algún número suelto de Harley Quinn o Escuadrón Suicida Los más buscados.


Lo más identificativo de este Injustice: Zona cero es que la gran parte de la trama está contada por Harley Quinn, que tiene que ver cómo comienzan a aparecer versiones de superhéroes de otra dimensión, con reencuentros agradables como el de Green Arrow, y otros más conflictivos como… el Joker. Pero, ojo, porque esa apertura a una nueva dimensión pone a disposición de la resistencia… a un Superman sin corromper.

Entiendo que Harley Quinn es un personaje con una popularidad creciente. Entiendo que es un personaje que permite un enfoque más humorístico. También entiendo que es de esos personajes que venden cómics solo porque aparezcan en la portada. Pero sinceramente, no veo que soporte el peso de una trama dentro del Universo Injustice, y menos aún si es a manos de un guionista inexperto. Injustice Zona cero falla estrepitosamente en el tono utilizado. Su lectura llega a hacerse tediosa y algunas tramas están tremendamente alargadas. La historia está planteada de manera que sigamos viendo la eterna disputa entre el bando de Batman y el de Superman, con esas nuevas incorporaciones, mientras que paralelamente vamos viendo cómo Harley Quinn monta su propia banda para apoyar a la resistencia. Y son dos historias con ritmos bien diferentes.


La trama del enfrentamiento entre los dos bandos, con la aparición de esas versiones de otro mundo de los héroes se mantiene con cierto interés, por los elementos propios de la historia que permiten introducir algunos cliffhangers y premisas emocionantes. Pero cuando esa historia que va a cien por hora, se ve lastrada por las peleas de Harley con sus esbirros o la enésima vuelta al lado de su pastelito, la lectura se resiente. Además, Sebela abusa de los cuadros de pensamiento, con unas reflexiones de Harley excesivas e innecesarias y, lo peor, sobreexplicativas. No es el único fallo del guionista: Como suele ser costumbre en la serie, se van alternando varias tramas simultáneas dentro de un mismo número. Con Sebela, se producen saltos demasiado bruscos y creo que combina bastante mal las numerosas líneas argumentales.

El dibujo, como viene siendo costumbre, está plagado de nombres, aunque se ve apoyado fundamentalmente en el trabajo de Pop Mahn, Tom Derenick y Daniel Sampere, por lo que el estilo es relativamente uniforme. Me gusta especialmente el trabajo del español, probablemente el más completo de todos, aunque Derenick tampoco se queda corto.


En definitiva, si eres fan acérrimo de Harley Quinn o completista del Universo Injustice, probablemente quedes satisfecho con este Injustice Zona cero. Yo me consuelo con la vuelta de Tom Taylor para Injustice 2 donde no me cabe duda que la serie va a remontar. Una serie pensada para el lucimiento/aprovechamiento de la popularidad de la payasa de DC, aunque lastre un poco el transcurso de la historia que llevamos leyendo ya bastantes años. Una edición fabulosa por parte de ECC, continuista con la de los tomos integrales que ha ido sacando de los cinco años de la primera serie.

Lo mejor: La apertura de ese mundo paralelo plantea enfrentamientos interesantes y tramas muy atractivas.

Lo peor: Que todo tenga que ir a rebufo de Harley Quinn, que lastra el ritmo vertiginoso de la otra trama.

Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com