Hokusai es probablemente el artista más popular de la historia de Japón, todo un emblema de la cultura del país del sol naciente. Salvando... Hokusai, de Shōtarō Ishinomori

Hokusai es probablemente el artista más popular de la historia de Japón, todo un emblema de la cultura del país del sol naciente. Salvando las abismales diferencias cronológicas, estilísticas y discursivas, Hokusai podría significar para los japoneses lo que un Picasso para los españoles. Es cierto que la muerte de uno aventaja 30 años al nacimiento del otro con lo que sus carreras tienen un siglo de distancia, que el periodo Edo japonés poco o nada tiene que ver con la Europa de las vanguardias y menos aún la escuela ukiyo-e con el movimiento cubista, pero creedme que el símil no está puesto al azar.

Hokusai, de Shōtarō Ishinomori

Para ubicarlo, permitidme antes unas notas de presentación del autor de este manga sobre la vida de Hokusai: Shōtarō Ishinomori. No deja de ser curioso que en España sea poca y de publicación tardía la obra de un autor como Ishinomori, considerado “El Rey del Manga”. Apenas hay editado un puñado de obras de entre las 128.000 páginas que produjo este alumno aventajado de Osamu Tezuka y creador de Kamen Rider, uno de los buques insignia del género Super Sentai. Quede clara entonces que su escasa presencia en España no es indicativa de la importancia de este autor.

Por eso, si estamos ante el Rey del manga y uno de los máximos exponentes del Super Sentai, esa especie de superhéroes japoneses donde la ya tradicional intensidad del manga llega a su culmen, es previsible pensar que la vida de Hokusai no se nos va a contar de manera neutra y moderada.

Hokusai, de Shōtarō Ishinomori

Y es aquí cuando vuelvo al símil del principio. El Hokusai que aquí se nos muestra es impulsivo, terco, egoísta con ese genio incontrolable y muchas veces incomprensible, curiosamente cercano a la idea de artista que en occidente nos vendió el Romanticismo y del que es profundamente deudora la figura del artista de las vanguardias. Es muy probable que este concepto no fuera entendido así en el Japón de nuestro siglo XIX, pero es el vehículo perfecto para lo que Ishinomori quiere contarnos.

No es que la historia no esté bien documentada (todo lo contrario), sino que Hokusai quiere dejarnos un mensaje concreto y todo gira en torno a ello con todas las licencias necesarias para darnos al artista detrás del ímpetu de La gran ola de Kanagawa. Lo primero que llama la atención es la estructura del relato, con saltos en el tiempo atrás y adelante con cada capítulo. No importa tanto la correcta consecución de los hechos como la correcta construcción del personaje. Se nos presenta un Hokusai profundamente inquieto, que cambia de nombre, estilo y vida cada poco tiempo, como si una sola vida no pudiera contener todo su genio. Es mostrado como un ser de naturaleza desmesuradamente pasional, en ocasiones casi como un superhéroe capaz de prodigiosas proezas, pero también sujeto a los deseos más bajamente materiales.

Hokusai, de Shōtarō Ishinomori

Con todo esto, ya podríamos acudir al último pilar de cómo está construida esta obra llamada Hokusai y es que casi cada momento de la vida del artista gira en torno a una de sus obras y es ilustrado por ella. Para Ishinomori es tanto o más importante hablarnos del legado de Hokusai por encima incluso de su fulgurante figura. Y es que es importante tener en cuenta que Hokusai es una obra de 1986, es decir, en el último tercio de la carrera de Ishinomori. Aunque volvería más tarde a su tradicional género aventurero, Hokusai parece de algún modo ponerse en la línea de esa última etapa de la obra de su maestro Tezuka, de corte más maduro. En concreto, Hokusai es el homenaje que Ishinomori le dedica al manga.

Shōtarō Ishinomori nos sitúa a Hokusai como el gran inspirador del manga. No es solo que acuñara el término con la publicación de Hokusai Manga, su cuaderno de bocetos, es que se nos descubre como pionero en la integración de texto e imagen, como promotor de las historias largas ilustradas, precursor de la gestualidad del manga e incluso referente cosas tan insospechadas como el género ero-guro o el tentacle-rape

Hokusai, de Shōtarō Ishinomori

Hokusai es el canto de amor de Ishinomori al manga y al artista más grande de Japón, que Panini trae de vuelta, tras la edición de EDT de 2012. Una obra que empieza con el maestro Hokusai muriendo, solo para terminar diciéndonos que es y será siempre inmortal.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Hokusai
Shotaro Ishinomori
Precio: EUR 20,90
Summary
Review Date
Reviewed Item
Hokusai
Author Rating
41star1star1star1stargray
Compartir:

Alain Villacorta "Laintxo"

Fue picado por un cómic radiactivo y ahora ve el mundo a través de viñetas y tiene el sentido de la realidad proporcional de un tebeo. No os preocupéis, no es peligroso... creo...

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com